ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Incubación artificial

05 agosto 2010

Introducción a los tiempos y condiciones óptimas de la incubación en una serie de especies aviares, por Joe G. Berry, Especialista en Extensión Avícola de la Universidad del Estado de Oklahoma en una ficha publicada en mayo de 2007.


La incubación artificial de los huevos avícolas es una práctica muy antigua. Aristóteles escribía en el año 400 A.C. que los egipcios incubaban huevos espontáneamente en pilas de estiércol. Los chinos desarrollaron la incubación artificial por lo menos hacia el año 246 A.C. A menudo, estos primeros métodos de incubación se practicaban a gran escala, donde un solo lugar quizás tenía la capacidad de 36,000 huevos.

La aplicación de los principios de incubación era un secreto celosamente guardado, que pasaba de una generación a otra. La temperatura adecuada se juzgaba al colocar un huevo incubado en la órbita del ojo de una persona para hacer una determinación precisa. Los cambios de temperatura se efectuaban en la incubadora al mover los huevos, al añadir más de éstos para usar el calor del desarrollo embrionario de los huevos más viejos y mediante la regulación del flujo de aire fresco a través del área de nacimientos.

Evidentemente, la humedad no representaba un problema ya que las incubadoras primitivas se ubicaban en zonas muy húmedas y la fuente de calor, que a veces era material encendido, proporcionaba agua alrededor de los huevos. El volteo de los huevos se hacía a veces hasta cinco veces en un periodo de 24 horas, después del cuarto día de incubación.

La construcción, uso y patente de las incubadoras artificiales en Estados Unidos datan de alrededor de 1844. La incubadora Smith, prácticamente un cuarto grande con ventiladores para forzar el aire caliente en todas las partes de la cámara de incubación, se patentó en 1918. Fue el precursor de las incubadoras de hoy en día eficientes y a gran escala, que se usan para incubar huevos de pollos, pavos, patos y otros.

Periodos de incubación

Los periodos de incubación varían con respecto a las diferentes especies de aves. En general, mientras más grande sea el huevo, mayor será el periodo de incubación. Sin embargo, hay diferencias individuales. El periodo de incubación puede también variar con la temperatura y la humedad dentro de la incubadora. Los periodos de incubación promedio de algunas especies son:

Los periodos de incubación promedio de algunas especies

Condiciones de incubación

Temperatura

La temperatura es sumamente importante durante la incubación. Las variaciones de más de un grado del óptimo pueden afectar desfavorablemente el número de huevos que van a eclosionar con éxito.

En incubadoras por secciones o de tipo casero, la temperatura va a variar considerablemente entre la parte superior e inferior del huevo.

Con estos tipos de incubadoras una temperatura en la parte superior de los huevos de 38.3°C (101°F) durante la primera semana, 38.8°C (102°F) para la segunda semana y 39.4°C (103°F) hasta que eclosionan ha dado los mejores resultados con los huevos de la mayoría de las especies.

En las incubadoras modernas comerciales de aire forzado, se mantiene una temperatura de 37.2-37.8°C (99-100°F) durante todo el periodo de incubación. La mayor parte de los operadores encuentran que en las máquinas muy grandes deben hacerse previsiones para el enfriamiento para mantener esta temperatura constante. El desarrollo embrionario produce considerable calor. Si no se disipa este calor, pueden lesionarse los embriones.

Humedad

Los huevos pierden humedad durante el periodo de incubación, cuya tasa de pérdida va a depender de la humedad relativa que se mantenga dentro de la cámara de nacimientos. Debe mantenerse un equilibrio metabólico a lo largo de todo el periodo de incubación. De esta forma, la humedad fuera de una gama relativamente estrecha va a afectar el número de huevos que eclosionan con éxito.

El crecimiento óptimo para la mayoría de las especies requiere de una humedad relativa de 60 por ciento hasta que los huevos se empiezan a picar, después de que se haya aumentado a 70% la humedad relativa.

Los mejores resultados suceden con los pavos cuando esa humedad se sube de 2 a 3 por ciento.

En los climas desérticos o muy secos, se tiene que añadir humedad para lograr los niveles de humedad relativa deseados. En incubadoras de tipo casero esto se puede hacer por medio de colocar una bandeja de agua cerca de los huevos.

La humedad relativa se puede medir envolviendo una tela de algodón alrededor del bulbo de un termómetro y suspendiéndolo en el compartimiento de nacimientos. Debido a la evaporación, el termómetro de bulbo "húmedo" va a tener una temperatura por debajo de la temperatura de bulbo seco en el mismo compartimiento. El cuadro 1 muestra la humedad relativa de lecturas de temperaturas seleccionadas.

Cuadro 1. Humedad relativa de lecturas seleccionadas de temperatura

Humedad relativa de lecturas seleccionadas de temperatura

Posición y volteo de los huevos

Los huevos se deben de colocar con la parte grande (punta roma) hacia arriba para obtener mejores resultados. Sin embargo, se puede obtener una eclosión muy buena si los huevos se colocan de lado. Una muy mala eclosión va a ocurrir si los huevos se colocan en la incubadora con la parte puntiaguda hacia arriba.

Los huevos se pueden voltear varias veces al día para obtener una mejor incubabilidad. Esto va a garantizar que no se pegue el embrión al cascarón. El volteo se debe repetir a lo largo del día de 24 horas. No obstante, el volteo en la noche se puede eliminar, siempre y cuando se haga uno al final de la tarde y otro temprano en la mañana.

Los huevos se deben de voltear al menos cuatro veces durante un período de 24 horas. En las máquinas comerciales grandes, el volteo se hace mecánicamente controlado con un cronómetro.

Los huevos se deben de voltear en un plano de 90 grados lo más suavemente posible. El volteo se debe continuar hasta uno a tres días antes del nacimiento o hasta que los huevos “piquen”; después de esto, la posición y el volteo no van a tener efecto sobre los nacimientos.

Ventilación

Ya que el embrión en desarrollo recibe oxígeno de la atmósfera y libera dióxido de carbono, debe incorporarse a la incubadora la capacidad de ventilación. Mientras más huevos haya en el compartimiento de la incubadora y más viejo sea el embrión, más oxígeno se va a requerir.

Desarrollo embrionario

El desarrollo embrionario de una única célula fertilizada hacia el animal autosuficiente en un tiempo relativamente corto, es un proceso complejo y muy interesante. Debido a los diferentes periodos de incubación de las diferentes especies aviares, puede haber elementos característicos en el desarrollo del embrión a tiempos ligeramente diferentes. Para el pollo, en el cuadro 2 se indica los cambios significativos en el día en que es evidente cada cambio.

Mortalidad del embrión

Los huevos pueden no eclosionar por muchas razones. Entre éstas se encuentran una dieta inadecuada de la gallina, un ambiente incorrecto dentro de la incubadora y una posición errónea del embrión dentro del huevo.

Cuadro 2. Tiempos de desarrollo embrionario del pollo

Tiempos de desarrollo embrionario del pollo


Agosto 2010

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books