ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Tendencias Avícolas Mundiales 2011: Se consume más huevo en Asia

04 abril 2012

El consumo de huevo en Asia está aumentando ligeramente más rápido que el promedio mundial, y se pronostica que este año se acercará a los 10 kg por persona, según Terry Evans, en la última parte de su estudio sobre la industria del huevo en Asia.

Tendencias Avícolas Mundiales 2011

El consumo de huevo en Asia, de acuerdo la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) subió de 8 kg por persona al año en el año 2000, a unos 8.8 kg en el 2007 (Cuadro 1).

Sin embargo debido a modificaciones de datos de producción de huevo y de población desde 2007, hemos calculado otras cifras de consumo que se muestran en la Gráfica 1. Estos cálculos "interpretados" indican que el consumo anual promedio en la región ha aumentado de alrededor de 7.8 kg por persona en 2000 a 8.6 kg en 2007.

Desde entonces, parece como si el consumo ha seguido su tendencia al alza y bien podría promediar alrededor de 9.6 kg por persona en 2012, que si es correcto, sería solo ligeramente por encima de nuestro promedio global estimado para ese año.

Ningún país registra el número de huevos consumidos directamente, los datos publicados se derivan de una serie de cálculos, todos los cuales incurren en márgenes de error. Por lo tanto, cualquier cifra de consumo es a lo más solo una guía del número o peso de los huevos consumidos, aunque más importante aún, puede indicar la tendencia.



Click to view larger image



El conteo del número de ponedoras en un país puede ser impreciso, así como lo es cualquier cálculo de cuántos huevos se producen por ave en 52 semanas. Los huevos fértiles se incluyen por lo general en las cifras de producción de huevo de la FAO, y éstos a nivel mundial representan hasta el cinco por ciento del total.

Aunque las proporciones varían entre los países, en algunos casos un volumen relativamente grande de producción proviene de parvadas no comerciales o de traspatio, que no se supervisa con exactitud. Como resultado, los datos precisos sobre la producción de huevo pueden variar del cinco al 20 por ciento de la cifra real.

Debido a la frágil naturaleza del huevo, se producirán pérdidas durante el transporte desde la salida de la granja hasta los hogares de los consumidores o lugares de servicio de alimentos.

Aún otro problema para evaluar el consumo son las asignaciones que se deben hacer en cuanto a exportaciones e importaciones, antes de completar el total del inventario disponible para consumo.

Otra dificultad es que el consumo generalmente se expresa como el peso de los huevos consumidos por persona. Esto implica dos cálculos adicionales: en primer lugar el peso promedio del huevo y en segundo lugar el tamaño de la población humana en el año determinado. Esto último también es pertinente cuando el consumo se expresa como un número, en lugar de hacerlo en base al peso de los huevos consumidos.

Aunque no es una cifra muy alta, surge una complicación adicional al evaluar el volumen o el número de huevos consumidos a través de los productos de pastelería, especialmente donde solo se ha importado yema o albúmina.

Por todas estas razones, cualquier serie de cifras acerca del consumo de huevo debe tomarse principalmente como guía de la tendencia de consumo. Esto destaca también el hecho que las comparaciones de los niveles de consumo entre países deben tratarse con cautela.

Pocos países son los que mantienen cuantiosos inventarios de huevo de un año a otro; por lo tanto, a grandes rasgos podemos decir que lo que se produce será consumido, (luego de considerar los cambios debidos al comercio). De manera que cuando la producción es rentable o se prevén utilidades a futuro, los productores tienden a incrementar la producción.

En consecuencia en un año en que esto suceda, el consumo total de huevo y también el consumo por persona subirán, (siempre y cuando el incremento de la producción haya superado el aumento poblacional), aunque el incremento en el consumo puede que no sea tan alto como el aumento en la producción, si hay la posibilidad de exportar algunas de las existencias adicionales.

Es un error asumir que porque esto ha ocurrido, haya también aumentado la demanda de huevo. Esto solo se puede comprobar después de tomar en cuenta los cambios en los precios pagados a lo largo del tiempo.

Gráfica 1. Consumo estimado de huevo en Asia (kg/persona/año)
Gráfica 1. Consumo estimado de huevo en Asia (kg/persona/año)

El consumo promedio varía mucho entre los países de esta región, desde poco más de 1 kg por persona por año a alrededor de 20 kg. Sin embargo, se debe apreciar que en aquellos países con gran población humana, aún los cambios relativamente pequeños en el consumo pueden representar una gran cantidad de huevo.

Por ejemplo, el consumo en India en 1999/2000 fue de solo 30 huevos por persona cuando la producción era menor de dos millones de toneladas al año. Para 2009/10, el consumo subió a 51 huevos a lo que la producción se elevó a 3.3 millones de toneladas, mientras que la última cifra de 2010-2011 de 3.7 millones de toneladas equivale al consumo de 57 huevos por persona.

Aunque solo una pequeña cantidad – menos del tres por ciento – de los huevos se ingieren como ovoproductos en Asia, este sector del mercado está creciendo.

El mayor consumidor de huevos en forma de productos en la región es Japón, donde se estima que unos 161 huevos, o casi el 50 por ciento del total de 324 huevos se consumen en productos alimenticios.

En Irán se consumen unos 12 huevos por persona en esta forma, mientras que en Turquía, la cifra es solo tres.

Lea Más

Lea el segundo artículo es esta serie: "Asia es un gran importador y exportador de huevo", al hacer clic aquí.

Lea la serie de artículos sobre producción, comercio y consumo de pollo en África y Oceanía al hacer clic aquí.

Abril 2012

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books