ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Problemas de producción de huevo de los pavos reproductores

16 julio 2012

Existen retos comunes e importantes que se encuentran dentro de la industria de pavos reproductores. Identificar y resolver estos problemas se refiere a determinar cuáles son los factores subyacentes que causan o contribuyen al problema, corregirlos si es posible o minimizar el daño causado y después establecer un plan para evitar en lo posible que ocurra en la siguiente parvada.

Problemas de producción de huevo de los pavos reproductores

Esta conferencia fue presentada por Gary Hall y Dennis Bauman, Hybrid Turkeys, Canadá, durante la Convención Avícola del Medio Oeste en Estados Unidos, en marzo de 2012.

Cuando una parvada de pavos reproductores no llega a sus objetivos de producción de huevo, esto se debe usualmente a que no llegaron al pico bien o no lograron sostener el pico. Éste es un periodo crítico para obtener huevos de buena calidad de la pava reproductora.

El administrador de la granja de reproductoras puede hacer su mejor esfuerzo para proporcionar el mejor ambiente y gestión para alentar a la pava para que ponga en los nidos, pero el éxito o fracaso de una pava en este punto, mayoritariamente, ya fue predeterminado por la forma en que se le alimentó y se le acondicionó en las 30 primeras semanas de vida.

Existen varios factores que se deben considerar cuando las parvadas no alcanzan su objetivo.

Desviaciones significativas de peso corporal

Cualquiera que sea la raza o línea genética del pavo que utilice, es importante asegurar que los objetivos de peso se alcancen cada semana. Esto requiere pesar semanalmente una muestra representativa de hembras para garantizar los pesos precisos y después alimentarlas de acuerdo con el peso y no con la edad.

Si la parvada está demasiado pesada, cambie a la siguiente ración de proteína más baja. Si la parvada está demasiado ligera, retrase el cambio y manténgase en la ración de proteína más alta un poco más de tiempo.

Por ejemplo: sabemos que sobrealimentar con lisina en las primeras raciones contribuye a lograr pesos corporales altos más temprano y condicionará a la hembra para que tenga mayor apetito, después haciéndola más difícil de manejar.

Sin embargo, es fundamental que se pese a un número suficiente de hembras, pues de otra forma el peso promedio no reflejará el de la parvada completa y las acciones que se establezcan realmente podrían aumentar la falta de uniformidad dentro de la parvada. Las decisiones de calidad se basan en datos de calidad.

Las parvadas que sobrepasan su objetivo de peso corporal durante varias semanas y después se les "regresa" drásticamente hacia la curva, no llegan bien al pico. La falta de atención a los pesos corporales semanales y la omisión en tomar las acciones correctivas necesarias durante el acondicionamiento, causa un daño irreparable y costos para la granja de postura en la producción de huevo.

¿Nueva curva de sobrepeso?

Permitir que las parvadas que sobrepasaron su objetivo de peso corporal permanezcan en una nueva curva de peso corporal más alta, y sean más pesadas hasta el momento de poner, puede salvar algunos huevos, pero causa otros problemas debido a la excesiva grasa abdominal y a la falta de acondicionamiento de la hembra.

Entre estos problemas se incluyen:

  • El prolapso del oviducto que resulta en mortalidad o eliminación en un momento en que el costo capitalizado de la hembra es alto.
  • Excesivos huevos de doble yema debido a múltiples óvulos del mismo tamaño dentro de la jerarquía folicular que se liberan al mismo tiempo. Inicialmente, no es infrecuente ver yemas dobles alrededor de 1.5% que alcanzan su incidencia máxima alrededor del periodo de la producción pico de huevo y después se reducen hacia 0.5% al terminar el primer ciclo de producción de huevo.
  • Peritonitis del huevo cuando se liberan múltiples óvulos y no son captados por el oviducto, sino que caen en el abdomen. Si estos óvulos se rompen, proporcionan el medio perfecto para que crezcan bacterias tales como E. coli. Esta E. coli podría ser resultado de la inadecuada desinfección del agua o excesivas condiciones de polvo. Esto podría resultar ya sea en mortalidad y/o costos aumentados por medicamentos y a la larga en picos deficientes y en una parvada que no alcanza sus objetivos de desempeño.

Recuerde: el que una parvada esté en su peso "objetivo" cuando ingresa a la granja de postura no garantiza el éxito. Es más importante cómo llega la parvada a ese peso, lo cual se refleja en la composición corporal y el nivel de acondicionamiento.

Pesos y consumo de alimento durante la postura

La mayoría de las compañías no monitorean los pesos corporales o el consumo de alimento una vez que las aves llegan a la granja de postura. Aunque se ha realizado muy poca investigación publicada en esta área, los datos provenientes de las compañías que sí monitorean esto, demuestra que el peso corporal es fundamental desde la llegada a la granja hasta finalizar la postura para asegurar no solo un buen pico, sino también una buena producción sostenida.

Parece existir una correlación entre las parvadas que pierden la menor cantidad de peso después de la postura de producción con picos más largos y producción de huevo más alta en general. Se necesita realizar más investigación para mejorar el consumo de alimento y la ingesta nutritiva especialmente durante las primeras 6 semanas de la producción de huevo.

Huevos de pavo: el objetivo es producir huevos fértiles de la mejor calidad, a la misma vez que se mantienen los altos niveles de producción
Huevos de pavo: el objetivo es producir huevos fértiles de la mejor calidad, a la misma vez que se mantienen los altos niveles de producción

Espectro de luz durante el acondicionamiento

Para una óptima reproducción, se recomiendan luces fluorescentes en el rango de 630 nm durante el acondicionamiento. Las luces incandescentes producen un espectro rojo continuo (570 a 700 nm). El uso de luces frías fluorescentes compactas (540 nm / espectro verde) y baja intensidad (4 luces por pie cuadrado) ha demostrado resultar en picos deficientes.

Esto es algo que a menudo se descuida porque no podemos percibir la diferencia, pero las pavas reproductoras sí pueden. En estos casos, las hembras pueden estar en el objetivo para el peso corporal y las condiciones ambientales dentro de la granja pueden ser excelentes. También puede haber diferencias históricas inexplicables en la producción de huevo entre galpones de la misma granja debido a la sustitución del tipo de luz en los corrales individuales debido a la edad o a iniciativas de ahorro de luz.

La investigación bajo condiciones de campo, en donde las hembras fueron acondicionadas usando el espectro de luz erróneo en comparación con las hembras acondicionadas con el espectro de luz correcto, demostró lo siguiente:

Signos presentes en las hembras durante el acondicionamiento:

  • Pelecha inadecuada/no uniforme. Ocurre la muda de plumas, incluso antes de que se acorten los días.
  • Hay muy pocas plumas en el suelo cuando se acorta la longitud de los días.
  • Plumas ásperas y rotas.
Signos presentes en las hembras durante la postura:
  • Madurez sexual demorada. Pocas hembras se echan después de la transferencia.
  • La inseminación artificial se tuvo que demorar 3 días.
  • El inicio de la producción de huevo se demoró 5 días.
  • El pico de la postura fue 10% menor al estándar.
  • La producción total de huevo fue de 13 huevos menos a las 24 semanas de producción.

Una vez que se inicia la producción de huevo, también es importante recordar que todas las reproductoras no responden con la misma urgencia o la misma intensidad.

Nuestra capacidad de mantener la uniformidad dentro de una parvada en cuanto a estos criterios (edad, peso y sensibilidad a la luz) establece en gran medida nuestro éxito para alcanzar una producción de huevo satisfactoria para toda la parvada de hembras.

Conclusiones

Identificar y resolver un problema en una granja reproductora es más eficiente cuando existen programas de monitoreo bien documentados que se auditan regularmente. Si vale la pena recopilar la información, vale la pena también analizarla y reaccionar en consecuencia.

Con la economía que existe dentro de la industria hoy en día, no podemos permitirnos ser complacientes y esperar a ver si un problema se resuelve solo.

Adicionalmente, no deben ocurrir los mismos errores en parvadas posteriores.

Lea más

Vea el artículo relacionado, “Los problemas de fertilidad en pavos reproductores", al hacer clic aquí.

Julio 2012

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books