ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Micotoxinas: cuando la prevención vale la pena

13 julio 2012

La presencia de micotoxinas es universal, razón por la cual representan un problema en todo el mundo para la industria animal. Incluso con el uso de técnicas de prevención en el campo o durante el almacenamiento, es realmente imposible evitar completamente las micotoxinas en las materias primas agrícolas, escribe el equipo técnico de Biomin.

Gracias a los modernos métodos analíticos y al creciente interés en este campo de investigación, actualmente se han identificado más de 400 micotoxinas diferentes.

La toxicidad de las distintas micotoxinas trae serios riesgos para humanos y animales. Las micotoxicosis son enfermedades animales o humanas, causadas por la ingesta, inhalación o contacto de la piel con las micotoxinas.

En los animales, estas tienen desde efectos de inmunosupresión y efectos de rendimiento hasta efectos hepatotóxicos, nefrotóxicos, neurotóxicos, dérmicos, carcinogénicos, reproductivos, teratogénicos y gastrointestinales, dependiendo en animales de los factores ambientales y factores relacionados con las toxinas.


Las micotoxinas y el menor rendimiento

Las aves son especies animales de granja sensibles a las micotoxinas ya que sufren varios efectos tóxicos. Los pollos de engorde son más resistentes a las aflatoxinas que otras aves tales como patos, gansos o pavos.

Predominantemente, las aflatoxinas son las más inmunosupresoras. Los tricotecenos de tipo A (toxina T-2, toxina HT-2, Diacetoxyscirpenol) son de gran preocupación para la industria avícola ya que causan pérdidas económicas en la productividad.

Son altamente tóxicos para las aves, especialmente para los pollos, por los valores de DL50 (2 mg por kg de diacetoxyscirpenol y 4 mg por kg de toxina T-2.

Particularmente, la toxina T-2 reduce la ingesta de alimento, el peso corporal, la producción de huevos y causa lesiones orales.

Los pollitos jóvenes y las pavitas son muy sensibles a la ocratoxina. Estas nefrotoxinas pueden suprimir el consumo de alimento, el crecimiento y la producción de huevos. Además, son causantes de la mala calidad de la cáscara del huevo.

Las fumonisinas se asocian con el alza de mortalidad en avicultura. Las señales de fumonisina son la pérdida de peso corporal y el menor promedio de ganancia de peso diario, así como un mayor peso de la molleja. En comparación con otras especies como cerdos, la zearalenone afecta menos la avicultura y también parece ser menos sensible a los tricotecenos tipo B, tal como el deoxynivalenol.

Las micotoxinas incrementan los costos de producción avícola

Las modernas operaciones de pollos de engorde se hallan bajo enorme presión para producir carne de pollo al menor costo posible. La conversión alimenticia, la tasa de crecimiento, la mortalidad y la incubación son todas monitoreadas cuidadosamente, y constantemente se revisan las estrategias para maximizar la eficiencia de cada una.

Como se optimiza la producción, se pone mayor atención en el efecto de las micotoxinas sobre el ave. El consumo de incluso bajos niveles de micotoxinas puede conducir a la disminución de consumo de alimento, a una tasa de crecimiento pobre y a mayor aumento en la susceptibilidad a los retos de las enfermedades.

Los niveles superiores conducen a signos clínicos tales como lesiones en el pico y en el intestino, al hígado graso, a trastornos renales y mortalidad.

Sin embargo, los efectos de las micotoxinas en la avicultura dependen de la edad, y del estado fisiológico y nutricional de las aves al momento de exposición.

Lamentablemente, las micotoxinas suelen ocurrir en bajas concentraciones donde son difíciles de detectar, las interacciones entre las micotoxinas individuales no están bien caracterizadas, y las micotoxinas no identificadas pueden estar causando un rendimiento inferior al óptimo.

El dilema para los productores de pollos de engorde es contrarrestar los riesgos asociados con las micotoxinas, contra el costo de garantizar que no se afecte negativamente el rendimiento del ave.

La prevención es más que un tratamiento

A pesar de grandes esfuerzos y acciones preventivas que se toman durante los periodos de crecimiento, recolección y almacenamiento, la probabilidad de contaminación con micotoxinas es real. Por lo tanto, los procedimientos de desintoxicación exitosos después de la recolección son importantes.

Los procedimientos de desintoxicación se dividen en tres categorías: métodos físicos, químicos y biológicos (adsorción y biodegradación).


*
"La probabilidad de contaminación con micotoxinas es real"


Desactivación de micotoxinas

La adición de material adsorbente a los alimentos de los animales es un método muy común para prevenir la micotoxicosis, especialmente la aflatoxicosis. Estos compuestos unen la toxina durante el proceso digestivo en el tracto gastrointestinal, dando como resultado una menor disponibilidad de toxinas absorbidas por el torrente sanguíneo.

La adsorción eficaz de micotoxinas requiere que los grupos polares del adsorbente y las micotoxinas estén en posiciones adecuadas para unirse. Como resultado, solo unas pocas micotoxinas pueden ser adsorbidas eficientemente, por ejemplo, las aflatoxinas.

Hasta ahora, ningún adsorbente probado ha sido eficaz contra la mayoría de los tipos de micotoxinas. El uso de aglutinadores por ejemplo, resultó en una protección casi total contra la aflatoxicosis pero tuvo limitada eficacia contra la zearalenona y la ocratoxina y prácticamente no brindaron protección contra los tricotecenos.

Durante más de 30 años se ha estudiado la desintoxicación biológica de las micotoxinas con microorganismos y/o enzimas. Este método se basa en la desactivación de las micotoxinas directamente en el tracto gastrointestinal y ofrece una manera de desintoxicación muy específica, irreversible y eficiente.

En consecuencia, las micotoxinas no adsorbibles o menos adsorbibles deben tratarse por desactivación enzimática y sólo una combinación de diferentes estrategias conducirá al éxito.

Gestión exitosa de los riesgos de las micotoxinas

Mediante la adsorción se puede lograr la eliminación de micotoxinas adsorbibles como las aflatoxinas y los alcaloides del ergot, mientras que extractos seleccionados de plantas y algas que contrarrestan los efectos de las micotoxinas no degradables, completan el cuadro para el control exitoso de micotoxinas.

Julio 2012

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books