ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Suelo y drenaje de la planta de incubación

26 octubre 2012

La calidad y construcción del suelo de la planta de incubación puede contribuir significativamente a la productividad operativa y a la rentabilidad, afirma Férenc Elshof de Pas Reform.

La capacidad para soportar carga se establece mediante una capa de concreto en la base, reforzada con acero o concreto, dependiendo de la resistencia y estabilidad del sustrato natural. La construcción continua hacia arriba, iniciando con una sub-base de material granular compacto o concreto de mezcla delgada, seguido con una capa con protección contra la humedad, aislamiento, concreto reforzado y un acabado superior con protección contra la humedad.

Una vez terminado, el suelo debe ser plano y nivelado, altamente resistente a la presión de lavado y los productos químicos, y suficientemente fuerte para soportar cargas tanto concentradas como móviles (con ruedas). Una máquina incubadora cargada con capacidad para 115,000 huevos pesa aproximadamente 450 kg por metro cuadrado, mientras que los carritos llenos con huevos fértiles que recorren repetidamente el mismo camino sobre ruedas de goma, usualmente de poliamida o hule vulcanizado, generan presiones de muy alto contacto de ±5-15N por milímetro cuadrado.

Se puede lograr una superficie higiénica, fácil de limpiar y antiderrapante con una construcción monolítica (colada como una losa única), pulida mecánicamente y después enyesada en la superficie, que finalmente se cubra con un aditivo resistente al desgaste durante el secado.

De manera alterna y más común en las plantas de incubación modernos, una base unida con cemento y capas de acabo sintético proporciona mejor rendimiento y durabilidad. Combinada con Microban, la superficie de resina sintética también proporciona protección antimicrobiana continua.

Sin uniones, la instalación mecánica crea un acabado higiénico y extremadamente resistente, además el proceso de capas de resina aporta una resistencia química y térmica mejorada, durabilidad y facilidad de mantenimiento con el tiempo. Los niveles de resina también crean un buen sello con las paredes y se pueden instalar con zoclos para mejorar la limpieza. Este tipo de suelo está totalmente unido químicamente al sustrato de concreto, lo cual evita la acumulación de suciedad o contaminación bacteriana en las uniones o huecos debajo del suelo terminado.

La instalación de alta velocidad produce mayor eficiencia en el programa de construcción y a la larga reduce los tiempos del proyecto total.

El drenaje está incluido en la construcción del suelo, con una inclinación para retirar el agua residual y promover un buen drenaje.

Las tuberías de desagüe y los sumideros están situados en las áreas de procesamiento y los pasillos, donde el fácil acceso para la limpieza regular reduce el nivel y el consiguiente riesgo de contaminación. Con una superficie suave y durable, las tuberías de acero inoxidable (AISI 304) se limpian fácilmente y son bastante fuertes para soportar el peso de las cargas móviles.

Se recomiendan tubos de drenaje amplios y con rejillas para áreas tales como la sala de nacimiento, las áreas de lavado y manejo de los pollitos, donde el espacio más grande es más eficiente para retirar los cascarones de huevos y otros desechos durante las lavadas. Los tubos de drenaje estrechos son adecuados para los corredores y áreas menos contaminadas.

Consejos

Pisos:

  • Consulte a un especialista en concreto para especificar el suelo adecuado para el propósito, la carga y una larga vida.
  • Evite las fisuras reforzando el concreto con acero.
  • Nivele los pisos debajo de las incubadoras y las nacedoras a una pendiente de 1%, o dentro de 2 mm por 1000 mm, y planos a un nivel de 3 mm por 1000 mm (Clase 2 conforme a NEN-2747).
  • Coloque las uniones de los pisos en el centro de los muros, no debajo del equipo de incubación, siempre que sea posible.
  • Evite el uso de mosaicos de piso vidriados, pues crean un riesgo de resbalar cuando están húmedos y son propensos a fisuras y roturas, lo cual crea trampas de suciedad.
  • Seleccione un proveedor de instalación que cumpla con una garantía en sus suelos.
  • Considere utilizar Microban en la capa de acabado, para obtener una protección antimicrobiana continua.

Tubería de drenaje:

  • Localice la tubería de drenaje cerca de las incubadoras y nacedoras para retirar el agua residual después de lavar entre los ciclos y ayudar a secar estas áreas de manera más rápida y completa.
  • Instale las tuberías de drenaje en el suelo con la inclinación o gradiente recomendada de 1%.
  • Seleccione la clasificación de rejilla o malla para las rejillas de los tubos de drenaje y las cubiertas de los sumideros de tal forma que el agua residual y las pequeñas partículas de cascarones de huevo se puedan lavar con eficacia, sin impedir o interrumpir el trayecto de los carritos que trasladan los huevos.
  • Integre los drenajes en el suelo a una profundidad de unos 160 mm, con una tubería adecuada de 110/125 mm.
  • Instale una trampa de desechos al final de cada tubo de drenaje para evitar que la pelusa y los desechos sólidos ingresen al sistema de la tubería del drenaje.
Octubre 2012

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books