ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

La genética y la densidad afectan el desarrollo de la pierna del pollo

12 noviembre 2012

Dos artículos científicos publicados recientemente investigaron los factores que afectan el desarrollo de la pierna de los pollos de engorde y su resistencia. Investigadores en Estados Unidos descubrieron que pollos de crecimiento rápido tuvieron huesos más grandes y más fuertes que los pollos de crecimiento lento de la misma edad. En Bélgica los científicos observaron que aumentar la densidad de los animales tuvo efectos adversos en algunos aspectos de la calidad ósea.

Efectos de la tasa de crecimiento en la morfología de la pierna Los pollos de rápido crecimiento son especialmente susceptibles a anomalías óseas, lo cual causa grandes problemas a los productores de pollos de engorde, informa M.Y. Shim (1) de la Universidad de Georgia en los EUA y coautores de USDA-ARS en Beltsville y de la Universidad de Arkansas, en el estudio publicado en un número reciente de Poultry Science.

Los huesos corticales de los pollos de rápido crecimiento son altamente porosos, lo cual puede conducir a deformidades de la pierna, explican.

Se investigaron los problemas de pierna en pollos de seis semanas de edad, de Arkansas, de razas al azar. Se les pesó al eclosionar y a las seis semanas. Hubo ocho grupos diferentes de aproximadamente 450 huevos cada uno.

Se crearon dos subpoblaciones, una de crecimiento lento (SG; cuarto inferior, n=511) y otra de crecimiento rápido (FG, cuarto superior, n=545), a partir de razas al azar y en base a su tasa de crecimiento desde la eclosión hasta las seis semanas de edad.

 el desarrollo de la pierna del pollo

A las seis semanas de edad se procesaron y refrigeraron los pollos a 4°C durante la noche antes de deshuesarlos.

Los pesos de la pata (78.27±8.06g), pierna (190.92±16.91g) y muslo (233.88±22.66g) de pollos FG fueron superiores a los de los pollos SG (54.39±6.86g, 135.39±15.45g y 168.50±21.13g, respectivamente; P<0.001).

Los pesos de la tibia (15.36±2.28g) de los pollos FG también fueron mayores que los de los pollos SG (11.23±1.81g; P<0.001).

La longitud de la pata (81.5±4.71mm) y la longitud de la tibia (104.34±4.45mm) de los pollos FG fueron mayores que las de los pollos SG (71.88±4.66mm y 95.98±4.85mm, respectivamente; P<0.001).

El diámetro de la pata (11.59±1.60mm) y de la tibia (8.20±0.62mm) de los pollos FG fueron mayores que los de los pollos SG (9.45±1.74mm, 6.82±0.58mm, respectivamente; P<0.001).

La resistencia a romperse de la tibia (28.42±6.37kg) de los pollos FG fue superior a la de los pollos SG (21.81±5.89kg; P<0.001).

La densidad y el contenido mineral del hueso de la tibia (0.13±0.01g por centímetro cuadrado y 1.29±0.23g, respectivamente) de los pollos FG fueron superiores a los de los pollos SG (0.11±0.01g por centímetro cuadrado y 0.79±0.1g; P<0.001).

El porcentaje de contenido de cenizas en la tibia (39.76±2.81) de los pollos FG fue menor que el de pollos SG (39.99±2.67; P 0.173).

Shim y coautores concluyeron que los huesos de los pollos de crecimiento rápido fueron más largos, más anchos, más pesados, más fuertes, más densos y con mayor contenido de ceniza que los pollos SG. Sin embargo, después de calcularse todos los parámetros por unidad de peso corporal final a las seis semanas de edad, la densidad de la tibia y el porcentaje de ceniza en los huesos de pollos FG fueron inferiores que los de pollos SG.

La densidad influye en la calidad del hueso del pollo

La densidad influye en la calidad del hueso del pollo

Debido a que los pollos son animales jóvenes en proceso de desarrollo físico, la densidad de la población durante la crianza puede influir en este desarrollo.

Algunos de estos cambios físicos pueden causar problemas de bienestar, como por ejemplo una menor calidad de hueso, que puede conducir a fracturas durante la captura y el transporte, según Stephanie Buijs (2) del Instituto de Investigación para la Agricultura y Pesca (ILVO) en Melle, Bélgica y coautores de allí, y de las Universidades de Amberes y Gent.

En su reciente estudio en Poultry Science explican que existen otros cambios que no influyen directamente en el bienestar animal, pero que se pueden utilizar como indicadores de la capacidad de los animales para hacer frente a su entorno, como lo es la asimetría fluctuante.

El estudio pretende evaluar los efectos de la densidad animal en la calidad del hueso y en la asimetría fluctuante. Las aves se mantuvieron en densidades de 2.4, 5.8, 8.8, 12.1, 13.6, 15.5, 18.5 y 21.8 aves por metro cuadrado desde el primer día hasta los 39 días de edad.

Descubrieron que la mayor densidad de animales tuvo efecto negativo sobre algunos aspectos de la calidad ósea (curvatura de la tibia y fuerza de corte). En alta densidad la tibia fue más corta, posiblemente debido a una mayor curvatura. Varios otros aspectos de la calidad de los huesos (peso de la tibia, torsión, y discondroplasia y curvatura del fémur, así como la forma de la epífisis) no se vieron afectados.

La longitud del dedo medio de la pata fue lo único que mostró un incremento significativo con el aumento de la densidad, cuando se analizó cada parte por separado. Sin embargo, un índice compuesto de la asimetría fluctuante, que combina datos de todas las 11 partes que se midieron, tendió a aumentar con la densidad de población.

Tal aumento de asimetría fluctuante puede indicar un menor bienestar animal, según Buijs y coautores. Sin embargo, uno de los supuestos de la asimetría fluctuante es que el animal es sometido a las mismas influencias ambientales en ambos lados. Esta suposición puede no cumplirse cuando se producen deformaciones de la pierna, ya que éstas pueden conducir a cambios asimétricos en el crecimiento óseo porque se altera la división de la fuerza sobre las dos piernas.

Además, las deformaciones de la pierna disminuyen la precisión de las mediciones de longitud del hueso en línea recta, agregan los investigadores. Esto plantea algunas inquietudes sobre la aplicación de las medidas de asimetría fluctuante en piernas de pollos de engorde, sobre todo porque la densidad de la población no afectó la asimetría de la cabeza.

Referencias

1. Shim M.Y., A.B. Karnuah, A.D. Mitchell, N.B. Anthony, G.M. Pesti y S.E. Aggrey. 2012. The effects of growth rate on leg morphology and tibia breaking strength, mineral density, mineral content, and bone ash in broilers. Poult. Sci., 91(8):1790-1795. doi: 10.3382/ps.2011-01968.

2. Buijs S., E. Van Poucke, S. Van Dongen, L. Lens, J. Baert y F.A.M. Tuyttens. 2012. The influence of stocking density on broiler chicken bone quality and fluctuating asymmetry. Poult. Sci., 91(8):1759-1767. doi: 10.3382/ps.2011-01859.

Noviembre 2012

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books