ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Con un tratamiento de aire caliente, las bacterias abandonan las jaulas de transporte

05 marzo 2013

USDA ARS
USDA

Los procesadores avícolas podrían usar un tratamiento de aire caliente artificial para secar las jaulas (también conocidas como cajones) entre las parvadas que se transporten.


Así, se reduciría el número de Campylobacter en el piso de las jaulas y, de este modo, disminuiría la posible contaminación cruzada durante el transporte de animales vivos, según declaró Rosalie Marion Bliss en la revista del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) del USDA, Agricultural Research.

Al transportar a las aves en jaulas móviles en camiones, las aves que han sido colonizadas por bacterias como la Campylobacter pueden contaminar, a través del desprendimiento de heces, aves que no estén infestadas por ningún patógeno. Estos patógenos pueden también pasar al siguiente grupo de aves que viaje en el camión, y al siguiente, a menos que se rompa el ciclo.

Aquí es dónde los microbiólogos, Mark Berrang y Richard Meinersmann y su colega, Charles Hofacre, de la Universidad de Georgia (Athens) entran en escena. El equipo ha informado de un tratamiento que reduce la contaminación cruzada en aves por el suelo de las jaulas de transporte.

Campylobacter es un patógeno que se transmite a través de los alimentos y que puede encontrarse en carne de ave cruda o sin cocinar adecuadamente. Dado que las bacterias se encuentran normalmente en el aparato digestivo de las aves, se depositan fácilmente, a través de las heces, en las jaulas y los camiones cuando se transportan animales contaminados a las plantas de procesamiento.

Berrang y Meinersmann trabajan en el departamento de investigación de resistencia antimicrobiana y de epidemiología bacteriana del ARS en Athens.

Secar las heces

En trabajos anteriores se ha demostrado que secar las heces o limpiar las jaulas durante un período de entre 24 y 48 horas podía disminuir o eliminar el Campylobacter detectable en el suelo de las jaulas. Pero la ampliación de los tiempos de secado no es práctica, por lo que los científicos probaron el uso de corrientes de aire caliente para acelerar el proceso.

Para determinar si el efecto se debió solo al calor o solo a la corriente de aire, se comparó la corriente de aire caliente con una corriente de aire sin calentar y con aire caliente estático así como con un caso de control. El número de Campylobacter, Escheria coli y coliformes se midió en pequeños cuadrados del suelo de las jaulas de transporte, limpios o sin limpiar, que se habían secado con heces después de aplicar tratamientos de secado.

Cuando se aplicó el tratamiento de limpieza a través de un rocío de agua, la aplicación de una corriente de aire caliente durante 15 minutos disminuyó el número de Campylobacter a un nivel que no se podía detectar. Los autores informaron de que el tratamiento podía aportar ahorros importantes en el tiempo de secado si se usaba en la industria, lo que sugiere que tiene una posible aplicación comercial.

El calor estático en temperaturas similares apenas fue igual de eficaz y la corriente de aire sin calentar fue moderadamente eficaz pero menos que la de aire caliente.

Los autores llegaron a la conclusión de que los procesadores pueden utilizar un tratamiento de aire caliente artificial para secar las jaulas entre el transporte de diferentes parvadas, disminuyendo el número de Campylobacter que se encuentra en el suelo de las jaulas, y por lo tanto, disminuyendo la posible contaminación cruzada durante el transporte de aves vivas.

Marzo 2013

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books