ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

¿El manejo deficiente del bebedero le cuesta dinero? Parte 2

01 abril 2013

Dennis Brothers, Jess Campbell, Jim Donald y Gene Simpson, del Centro Tecnológico Avícola Nacional en la Universidad de Auburn explican cómo un buen manejo de las boquillas ayuda a reducir el goteo y la pérdidad de agua. (Segunda parte de una serie de tres artículos).

 ¿El manejo deficiente del bebedero le cuesta dinero?

¿Qué aspectos del manejo del bebedero necesitan cuidar los avicultores y gerentes con objeto de evitar el desperdicio de agua? Los tres problemas más comunes son:

  1. goteo de la boquilla del bebedero
  2. ajuste inapropiado de la altura de la línea del bebedero, y
  3. ajuste inapropiado de la presión de la línea del bebedero

Esta segunda parte de la serie trata solamente el primero de estos tres problemas.

Manejo de la boquilla del bebedero

Éste es probablemente el problema más común que vemos en el campo. Los sistemas de bebedero más modernos tienen una boquilla aceptable que, cuando es nueva o se limpia y se mantiene apropiadamente, minimiza el goteo. Sin embargo, en poco tiempo los rigores de una caseta avícola moderna pueden impactar el sistema del bebedero. Las biopelículas y contaminantes que se acumulan en las líneas del bebedero, y a la larga también en las boquillas, disminuye gradualmente su capacidad de proporcionar la cantidad de agua adecuada y detener el flujo totalmente cuando no son activados por un ave.

La mejor forma de combatir este problema es enjuagar y limpiar consistentemente el sistema de bebedero. Los sistemas de bebederos se deben enjuagar y limpiar con un limpiador aceptado entre cada parvada. Consulte la literatura específica de su sistema de bebedero o comuníquese con el representante de la compañía para ver los limpiadores aceptados para su sistema específico.

Hay unos cuantos limpiadores que aceptan casi todos los sistemas. Uno de los limpiadores/desinfectantes más comunes que demostró ser efectivo es el peróxido de hidrógeno al 35%, que se puede encontrar en la mayoría de los lugares de suministro avícola en garrafones de un galón. Un avicultor puede usar un sistema de medicación y bombear el peróxido al 35% a través del sistema de medicación en una proporción de una onza por galón de agua dentro del sistema del bebedero (28 gramos por 3.78 litros).

Se debe enjuagar con esta mezcla hasta que al agua jabonosa salga por el extremo de las líneas del bebedero, después dejarla reposar durante al menos dos horas. Es una buena idea activar manualmente cada boquilla en la línea mientras el agente limpiador está en el sistema. Esto ayudará también a mantener las boquillas limpias.

Si se permite que pase demasiado tiempo, las boquillas que gotean pueden causar un problema de cama húmeda importante en una caseta avícola.Estas boquillas llevan demasiado tiempo sin la atención apropiada y se deberían limpiar, reconstruir o reemplazar. Una vez que el goteo alcanza esta extensión, la ventilación ya no es efectiva.
Si se permite que pase demasiado tiempo, las boquillas que gotean pueden causar un problema de cama húmeda importante en una caseta avícola.Estas boquillas llevan demasiado tiempo sin la atención apropiada y se deberían limpiar, reconstruir o reemplazar. Una vez que el goteo alcanza esta extensión, la ventilación ya no es efectiva.

Después, enjuague las líneas con agua limpia hasta que sólo salga agua limpia por el extremo del puerto de enjuague de la línea del bebedero.

También es una buena idea enjuagar las líneas del bebedero con agua limpia al menos dos veces en el periodo de crecimiento durante al menos 20 minutos por línea. Esto ayudará a mantener las biopelículas y contaminantes en un mínimo y ayuda a lograr que la limpieza 'entre parvadas’ sea más efectiva.

Se debe observar que si un sistema de bebedero ya está demasiado contaminado con biopelícula y las boquillas escurren mucho, este sencillo enjuague con peróxido de hidrógeno probablemente no será suficiente para regresar al sistema a una condición de trabajo óptima. Si éste es el caso, se sugiere que el avicultor se comunique con un representante de su sistema de bebedero específico para obtener indicaciones acerca de cómo limpiar un sistema extremadamente sucio.

Se debe tener cuidado cuando se circulen otros aditivos a través del sistema del bebedero, tales como vitaminas o yodo. Algunos de estos aditivos pueden causar acumulación en las líneas del bebedero y contribuir a los problemas de goteo. Algunos pueden aumentar la formación de biopelículas en la línea del bebedero, especialmente las sustancias azucaradas. Estas biopelículas causan problemas de presión y boquillas que gotean y pueden plantear problemas de salud para las aves. Enjuagar las líneas del bebedero con agua limpia después de que circule cualquier aditivo en el sistema ayudará a evitar estos problemas.

Desgaste de las boquillas

Las boquillas del sistema del bebedero también pueden escurrir por motivos de desgaste después de una vida extendida en la caseta. La mayoría de las boquillas del sistema del bebedero deben durar de 5 a 10 años antes de que se deban reemplazar o reajustar. Muchos sistemas modernos ahora tienen boquillas desmontables que se pueden reemplazar individualmente sin necesidad de reemplazar la línea o sistema enteros. Algunos sistemas de bebedero tienen boquillas reconstruibles. De cualquier forma, si su sistema está dentro del rango de edad de 5 a 10 años, o lo excede, y sus boquillas tienden a gotear, es momento de considerar su reemplazo con boquillas nuevas o reconstruidas. La limpieza no resolverá un problema de edad y desgaste.

No necesariamente dentro de la categoría del manejo de boquillas, pero sí definitivamente con un potencial para impactar el rendimiento de las boquillas, se encuentra el manejo apropiado del filtro del sistema del bebedero. Los filtros se deben cambiar de manera regular, de preferencia después de cada parvada. Puede ser necesario cambiar un filtro durante una parvada si el suministro de agua de un criador tiende a ensuciarse con contaminantes.

Si se descuidan los filtros y se llenan de contaminantes, no sólo pueden obstaculizar el flujo de agua, además pueden permitir que algunos contaminantes empiecen a pasar a través de ellos, lo cual atascará los reguladores del bebedero y causará que las boquillas queden abiertas y dejen escurrir agua sobre la cama.

Lea más

Lea la primera parte de esta serie al hacer, clic aquí.

Lea la tercera parte de esta serie al hacer, clic aquí.


Abril 2013

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books