ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

El peso exacto de las reproductoras es vital para monitorear el avance de la parvada

04 abril 2013

El adecuado muestreo y el peso exacto de las pollonas y reproductoras pesadas durante su vida es tanto importante como necesario, conforme a Pete Sbanotto, Gerente de Producto para Cobb-Vantress.

Pete Sbanotto
Pete Sbanotto

Conocer el estado de la parvada sobre su peso y composición corporal proporciona al productor y al personal de servicio técnico la información necesaria para tomar las mejores decisiones para el rendimiento a largo plazo.

Esta información es vital en cualquier etapa durante la crianza y la producción, debido a que las decisiones sobre el manejo del alimento basadas en pesos incompletos o inexactos podrían causar fácilmente que la parvada tenga bajo peso o sobrepeso. Los pesos arriba o abajo de los estándares recomendados, podrían comprometer la composición corporal ideal y en cualquiera de los casos podría resultar en un descenso de 10 a 15 huevos por gallina en la producción de huevo de crianza en la vida de la parvada.

Periodo de crianza

Existen técnicas para la correcta crianza de las pollas que se deben observar en todo momento. Aunque algunos lugares utilizan las básculas electrónicas de plataforma para recabar múltiples pesos durante el curso de cada día, hay algunos problemas con este método.

Primero, si las pollitas y los gallitos se crían juntos, configurar los límites de peso en la báscula para excluir el peso de los machos del peso de las hembras, se convierte, en el mejor de los casos, en un arte de calcular el punto de quiebre. Las básculas de plataforma proporcionarán un resultado más exacto si se utilizan en granjas donde los sexos se crían por separado.

Además, el número total de registros de peso en un día no refleja necesariamente muchos pollos distintos, pues algunas aves se pararán sobre la báscula varias veces durante el día. Se debe mover el lugar de la báscula dentro de la caseta varias veces durante la vida de la parvada para lograr un mejor muestreo de los pesos.

Aunque el peso corporal real de la pollona es una medición fácilmente documentada del avance de la parvada, las principales compañías genéticas se concentran en obtener la composición del cuerpo apropiada durante el periodo anterior a la estimulación con luz de la parvada. Para conocer la composición corporal de las aves en la parvada, es necesario que el técnico maneje las aves a menudo.

Las aves se deben pesar cada semana desde los siete días de edad hasta la producción pico y estos pesos se deben registrar, además siempre se deben pesar individualmente en un día sin alimento, o antes de que reciban el alimento si se alimenta diariamente a la parvada. Registrar los pesos individuales permite calcular la uniformidad de la parvada. El manejo de las aves durante el proceso de pesado brinda al técnico la oportunidad de realizar cualquier ajuste necesario de manera oportuna.

El número de aves que se debe pesar varía. Básicamente, lo mejor es pesar las pollas en dos o tres lugares en cada caseta. Es importante que después de que se encierre a las aves en un corral para pesarlas, se pese a cada ave dentro de la caseta. No se debe rechazar ningún peso. Se puede obtener un muestreo más exacto si se abre el corral y se hacen movimientos para permitir que las aves entren al corral sin empujarlas.

Si los pesos de la parvada no siguen el lineamiento recomendado, se debe realizar una investigación para determinar rápidamente la causa. Las posibilidades incluyen problemas de enfermedad, temperatura o deficiencia en la calidad del aire, espacio inadecuado del alimento para que todas las aves coman, tiempos lentos de entrega del alimento, problemas con la fórmula o la calidad del alimento, o incluso inexactitud de las básculas de peso del alimento.

Las aves se deben pesar cada semana desde los siete días de edad hasta la producción pico y se deben registrar los pesos, además, siempre se deben pesar individualmente
Las aves se deben pesar cada semana desde los siete días de edad hasta la producción pico y se deben registrar los pesos, además, siempre se deben pesar individualmente

Existen ciertos periodos durante la crianza en que los pesos son fundamentales. El primero sería a los siete días de edad, cuando el técnico puede decidir si la parvada comenzó adecuadamente y puede hacer cualquier ajuste para mejorar la uniformidad al comenzar el proceso de clasificación.

El siguiente peso importante es alrededor de las cuatro semanas de edad. Se debe calcular el peso apropiado y el consumo de proteínas (gramos de proteína cruda consumida por cada ave) en este momento y comparar con las recomendaciones de la empresa de genética primaria.

El siguiente punto crítico es a las 15 a 16 semanas. Desde este momento hasta la estimulación con luz, es importante lograr ganancias de peso consistentes y apropiadas. Es necesaria una ganancia de peso de 33% a 35% en el periodo de las 16 a las 20 semanas para encarnar a las pollonas de manera adecuada y añadir algunas reservas de grasa con objeto de preparar a las aves apropiadamente para el aumento en la duración del día.

Si los pesos están por arriba del estándar a las 16 semanas, es difícil alcanzar la deposición de grasa apropiada sin que la parvada llegue a un nivel de sobrepeso.

La tendencia es tratar de revertir el sobrepeso de la parvada y regresar al estándar recomendado, además de hacer lo mismo con el desarrollo de la composición corporal. Una hembra sometida a estimulación con luz antes de que su composición corporal le indique que está preparada para la reproducción no responderá al aumento en la longitud del día madurando su tracto reproductivo y desarrollando folículos de huevo.

Por el contrario, aumentará de peso y acumulará grasa hasta que esté lista para la reproducción, pero la estimulación del primer aumento y más largo en la longitud del día ya se perdió.




*
"Las gallinas se pueden pesar en cualquier momento después de la limpieza dos horas después de haber comido, sin cambios en la exactitud de sus pesos"


.

Periodo de producción

Una investigación en la Universidad de Georgia en Estados Unidos demostró que cuando las pollas se trasladan a la caseta de producción, se les debe alimentar diariamente debido a que las pollas que están madurando necesitan ingestas de nutrientes consistentes para madurar apropiadamente. De nuevo, la parvada se deben pesar al menos una vez a la semana desde la entrada a la caseta hasta la producción pico.

El peso de las gallinas a veces se ve afectado si la gallina tiene cierta cantidad de alimento en su sistema después de consumir su ración diaria. Los pesos exactos generalmente se consideran como pesos 'vacíos' con objeto de obtener el peso verdadero de la gallina sin la complicación añadida de adivinar cuánto se debe ajustar el peso debido al alimento en su sistema.

Contrario a esta creencia, la investigación de la Universidad de Arkansas demuestra que los pesos de las gallinas tienden a permanecer constantes a lo largo de todo el día en cualquier momento, comenzando dos horas después de la limpieza del alimento. Esto podría indicar que la recabación técnica de los datos de la parvada no necesita realmente esperar hasta después del medio día para realizar el peso y los resultados podrían ser igual de exactos.

Figura 1. Pesos de las gallinas: Resultados de los pesos tomados a las 40 semanas y cuatro días de edad

 Pesos de las gallinas: Resultados de los pesos tomados a las 40 semanas y cuatro días de edad

Los pesos en la Figura 1 se tomaron incluyendo a todas las aves del mismo corral durante cada peso de forma que no se pudiera generar ningún error de muestreo en los datos. Estas gallinas se alimentaron con 139 gramos por ave (30.55 libras/100) de manera diaria. Los patrones de peso son comunes para las diferentes edades para las gallinas en producción y son consistentes y repetibles en un rango amplio de edades y pesos de gallinas, incluso si se incluye el inicio de la postura.

Esta investigación concluye que las gallinas se pueden pesar en cualquier momento después de que hayan pasado dos horas de la limpieza sin que haya cambios en la exactitud de los pesos de las gallinas. Esto podría ayudar a que el técnico haga un uso más productivo del día de trabajo completo si hay varias parvadas que se deben pesar en un periodo del día.

Los pesos de las gallinas se deben monitorear a lo largo de la vida de la parvada para saber si están progresando adecuadamente. En el periodo desde el inicio de la postura (normalmente definido como la semana de la producción del 3%) hasta el pico, la parvada debe aumentar su peso entre 18% y 20%.

Menos de 18% indica que la gallina quizá no está recibiendo suficientes nutrientes para la producción y la ganancia de peso, lo cual podría afectar la persistencia de la postura. Por el contrario, demasiado aumento, más del 20%, indica que la gallina recibe más nutrientes de los que necesita y podría fácilmente tener sobrepeso, lo cual también afecta la persistencia.

El peso de las gallinas es una buena herramienta para monitorear el estado de la parvada, pero otros factores también son importantes para determinar el protocolo de alimentación. Por ejemplo, si la parvada aumenta de peso apropiadamente, pero el tiempo de consumo de alimento es excesivamente corto o largo, esto indica la dirección que el peso de la parvada podría tomar durante el siguiente par de semanas.

Los tiempos de consumo de alimento mayores a tres y media a cuatro horas podrían indicar que la parvada está recibiendo demasiado alimento y se podría esperar que los pesos aumenten. Por el contrario, si el alimento se vacía en menos de una a una y media horas, podríamos esperar que los aumentos de peso en la siguiente semana sean menores a lo esperado.

Las gallinas se deben pesar al menos cada dos semanas después del pico para asegurar que la asignación de alimento se reduzca adecuadamente. Quizás se necesite pesarlas con más frecuencia en los casos en que los aumentos de peso no cumplen los estándares esperados.

Aunque cada parvada es un poco distinta, un objetivo común es reducir la cantidad del alimento pico en 12% a 14% durante un periodo de varias semanas. Este porcentaje se debe modificar de acuerdo con el peso de la parvada a medida que crece. Las gallinas necesitan subir de peso lentamente después del pico para tener mejor persistencia. El monitoreo constante del peso permitirá realizar un retiro exacto del alimento.

Resumen

El peso de las aves individuales es importante para monitorear el avance de la parvada. El aumento de peso y la uniformidad de la parvada se pueden monitorear y el rendimiento de huevos se puede comparar con el historial de peso real para ajustar un programa para la parvada.

Pero esto se debe aumentar con el manejo regular de la parvada, incluyendo el registro de la composición corporal y las reservas de grasa antes de la estimulación ligera. La atención a estos detalles a menudo resulta en una producción más consistente, picos más altos y mejor persistencia.

Abril 2013

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books