ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Ventilación natural en las casetas avícolas orgánicas en clima frío

20 mayo 2013

La ventilación invernal y el manejo adecuado de la temperatura ambiente más fría para controlar el tamaño de los huevos en gallinas ponedoras marrones fue el tema de la presentación del Dr. Morgan Hayes en la Convención de la Federación Avícola del Medio Oeste en St. Paul, Minnesota, EUA, informa Carla Wright, editora de ElSitioAvícola.

sistema de piso para ponedoras y ventilacion

La mayor producción de huevo orgánico en los Estados Unidos es de aves marrones y estas aves ponedoras tienen la capacidad de poner huevos muy grandes más allá de lo que la industria puede utilizar.

"He visto pesos de cajas de hasta 56 libras (25.40 kg) y la industria batalla una vez que el peso de las cajas supera las 51 libras (23.13 kg). En casetas con temperaturas más frías, las aves marrones comen más alimento y esto conduce a que el tamaño de los huevos sea mayor. Una vez que el ave alcanza un peso mayor, es casi imposible bajarlo incluso más tarde en el verano. La ventilación es uno de los principales métodos para controlar la temperatura, pero existen otras opciones", comenta el Dr. Hayes, ingeniero de investigación del USDA ARS, Centro de Investigación de la Carne Animal de los EUA en Clay Center, Nebraska.

Cómo funciona la ventilación natural en las casetas avícolas

La ventilación natural funciona con base en la premisa de que el aire fresco se suministra a través de las fuerzas naturales.

Hay dos tipos de ventilación natural: la flotabilidad térmica y la impulsada por el viento.

La ventilación basada en la flotabilidad es el principal método en los meses de invierno porque da lugar a una menor cantidad de intercambio de aire, mientras que el viento proporciona ventilación en el verano debido a un mayor intercambio de aire.

Sin embargo, la ventilación natural es difícil de manejar en condiciones interiores constantes debido a su dependencia de las condiciones meteorológicas. A continuación se muestran los diagramas de los métodos de ventilación naturales para el invierno (con y sin viento) y el verano.

Métodos ideales de ventilación natural para el invierno

(con y sin viento)

 

 Métodos ideales de ventilación natural para el verano

 

La ventilación por flotabilidad térmica funciona porque el aire caliente sube.

Las aves en una caseta ventilada en forma natural producen calor, que a su vez calienta el aire a ras del suelo. Ese aire se eleva y se libera a través de un respiradero. El manejo del área disponible para la entrada y salida del aire de la caseta, así como la altura entre las aperturas permite ajustar el índice de ventilación impulsada por la flotabilidad térmica. Cuanto mayor sea la apertura o mayor sea la distancia entre la entrada y salida, mayor será el intercambio de aire.

En el invierno, al tratar de mantener la temperatura, se limitan las entradas y salidas, y mantener las entradas más cerca del techo bajará el índice de ventilación. Si el aire que entra en la caseta está más lejos del respiradero, es decir, si la apertura está en el suelo donde las aves se mueven libremente dentro y fuera, el índice de ventilación será mayor de lo que sería si la apertura estuviera cerca del techo.

Mientras que la flotabilidad es ideal para la ventilación de invierno, el viento es una preocupación importante porque puede fácilmente aumentar la ventilación. La ventilación por viento se presenta cuando el viento se mueve a través de una apertura. La velocidad y dirección del viento, así como las zonas de entrada y salida afectan la cantidad de ventilación. La ventilación por viento se incrementará si hay aperturas más grandes en el lado de barlovento de la caseta.

A continuación se muestra un mapa con las direcciones y velocidades predominantes del viento en enero en EUA.

Gran parte del medio oeste del parte (la parte central) tiene vientos provenientes del noroeste en el invierno con velocidades medias de vientos mayores a nueve millas por hora - mph (14.48 km/hora). Al dejar grandes entradas abiertas se aumenta la ventilación de invierno y provoca corrientes de aire frío que llegan a las aves.

Formas de limitar la ventilación natural

La ventilación natural se maneja mejor limitando las zonas de entrada y salida de aire.

En el caso de muchas casetas, las entradas son a menudo de un tamaño definido ya que las aves las utilizan para entrar y salir de las casetas - trampillas. Estas entradas al ras del suelo no son ideales debido tanto a la altura de la salida, así como a las posibles corrientes de aire que llegan a las aves.

Lo ideal es que las entradas se puedan colocar de manera que no estén del lado de barlovento de la caseta en el invierno. Puede ser más fácil cerrar las salidas, con el fin de reducir las tasas de ventilación. El respiradero corre a lo largo de las casetas, pero las secciones cortas se pueden cerrar a lo largo de éste.

Una consideración final es tratar de encontrar y limitar las fugas de aire la caseta; éstas pueden ser las puertas que quedan abiertas o las cortinas de las paredes laterales que no están selladas.

Otras consideraciones en el manejo de la caseta

Además de reducir el índice de ventilación, existen otras oportunidades de manejo para mantener la temperatura. En primer lugar, aplicar material aislante en las casetas graneros, especialmente puede ayudar si se coloca en los muros cortina y en el techo. El material de aislamiento mantendrá el granero más caliente y puede evitar la condensación.

En segundo lugar, si el clima es extremadamente frío, puede ser necesario encerrar a las aves en la caseta o por lo menos limitar las horas de acceso al exterior. Si las aves están al aire libre en climas fríos, independientemente de la temperatura de la caseta, se alimentarán más de lo deseado. En tercer lugar, si las casetas siguen siendo frías con otras prácticas de manejo, será necesario utilizar calor suplementario.

Otra opción es que si las únicas preocupaciones son la ganancia de peso de las aves y el mayor tamaño de los huevos con esas temperaturas en invierno, puede haber algunas opciones dietéticas para limitar la energía en la dieta. Reducir el contenido de energía en el alimento evitará que se produzcan huevos más grandes pero también puede reducir la producción de huevo en los meses de invierno.

Mayo 2013

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books