ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Huesos blandos en ponedoras: causas y soluciones

25 junio 2013

Los problemas de huesos blandos en las ponedoras de huevos han representado históricamente un problema continuo.


huesos blandos, nutricion de ponedoras, el sitio avicolaConferencia presenada por el Dr. Eric Gingerich, de Diamond V, EUA, durante la Convención Avícola del Medio Oeste en Minnesota, EUA, en marzo de 2013.

En la actualidad las gallinas ponedoras que comienzan la postura tempranamente con bajo consumo de alimento y con una producción de huevo muy alta y sostenida, el problema se complica para alcanzar la adecuada ingesta de calcio, fósforo, vitaminas y minerales traza para mantener la calidad del cascarón y una adecuada fuerza ósea.

En la encuesta anual de 2012 sobre enfermedades del evento de la AVEP (Asociación de Veterinarios para la Producción de Huevo) de Estados Unidos, Los problemas de huesos blandos se calificaron en el cuarto lugar en prevalencia.

La mortalidad por huesos blandos puede ocurrir en cualquier edad, pero normalmente se encuentra con más frecuencia en las primeras etapas de la producción de huevo.

El principal factor que da lugar a la muerte de las aves por huesos suaves y con lesiones graves por agotamiento de calcio, quillas hiperflexibles, costillas blandas y huesos largos y blandos, es causado porque no se alcanza la cantidad adecuada de calcio y fósforo en la ingesta previa a la postura.

Las aves que maduran tempranamente no alcanzan aún un nivel de calcio y fósforo suficientemente alto y esto las agota rápidamente debido a que cada huevo puesto contiene 2 gramos de calcio.

Nutrición de ponedoras modernas

Las ponedoras modernas hoy en día están diseñadas para comer menos alimento que en el pasado, por lo cual sus fórmulas de alimento deben tener un mayor nivel de nutrientes que en el pasado para compensar este déficit. Además, algunos productores las alimentan con raciones previas a la postura que tienen un nivel intermedio de calcio entre las raciones del ave en crecimiento y la ponedora durante un tiempo muy largo cuando las parvadas superan el 1% de postura.

Las parvadas con problemas de huesos blandos muestran un nivel de mortalidad más alto que el normal en el rango de 0.10% a 0.15% o más por semana. Las aves se pueden encontrar en el piso de las jaulas antes de morir debido a que sus huesos son demasiado débiles o el dolor es demasiado fuerte para que el ave se pueda mantener de pie.

Las necropsias de las aves muertas muestran quillas muy flexibles, lesiones en las costillas, tales como blandura, granos en las uniones costocondrales, o flexión en las costillas, así como lesiones en los huesos largos, como fracturas espontáneas o fácil rotura de la cabeza del fémur durante la necropsia.

Cantidad normal de calcio en partículas grandes en la molleja
Cantidad normal de calcio en partículas grandes en la molleja

Prevención y tratamiento de los huesos blandos

El tratamiento consiste en añadir calcio adicional al alimento, 25 libras (11.3 kg) de carbonato de calcio en partículas grandes por tonelada durante 7 días, seguidas por 10 libras (4.5 kg) de carbonato de calcio en partículas extra grandes por tonelada durante otros 7 días y después añadir vitamina D3 al agua, 15,000 UI por galón (3.7 litros) de agua potable durante 5 días, como ejemplo. La adición de 5 libras (2.2 kg) de fosfato dicálcico por tonelada durante 7 días es opcional.

La prevención implica varias prácticas, como las siguientes:

• Comience la alimentación ya sea con niveles de calcio y fósforo para ponedoras con un peso corporal objetivo para la estimulación establecida para la raza o inicie con niveles de calcio previos a la postura en ese momento. Si se utiliza una alimentación previa a la postura, solo proporcione 1 libra (.45 kg) de alimento previo a la postura por ave, una cantidad que durará aproximadamente una semana.

• Use por lo menos 50% de carbonato de calcio en partículas grandes a lo largo de la postura, comenzando con la alimentación inicial previa a la postura, o la alimentación de ponedora. Las partículas grandes de carbonato de calcio consisten en partículas de 2 a 5 mm de diámetro.

• Use una fuente de calcio que haya sido analizada para que tenga el nivel de calcio correcto, de 38 a 39% y contenga menos de 0.2% de magnesio.

• Siga las directrices de la raza para la fórmula del alimento de las raciones de postura tempranas para asegurarse de obtener los objetivos para las ingestas de calcio, fósforo y vitamina D3.

• De la semana 25 a la 50 de edad, considere añadir 25 libras (11.3 kg) de carbonato de calcio y 5 libras (2.2 kg) de fosfato dicálcico al alimento durante una semana cada 4 a 6 semanas. Además, agregue 15,000 UI de vitamina D3 al agua durante 3 a 5 días en este periodo de tratamiento.

• Verifique la fuerza ósea de los miembros de la parvada
- Maneje varias aves a lo largo de la caseta cada semana para verificar la fuerza de la quilla y las costillas (esta también es una buena oportunidad para revisar a las aves en busca de úlceras en la boca y ácaros).
- Cada dos semanas, realice la necropsia en 5 a 10 aves recién muertas para verificar si tienen lesiones óseas indicativas de agotamiento de calcio.
- Si existen problemas significativos, aplique un tratamiento.

Ayuda siempre está disponible por parte de diversos veterinarios y nutriólogos acerca de las distintas formas de lidiar con esta enfermedad.

Lea más

Vea el artículo relacionado del Dr. Gingerich, “Necrosis duodenal focal en ponedoras: grave problema” al hacer clic aquí.

También lea "Problemas de coccidiosis en ponedoras" del Dr. Gingerich al hacer clic aquí.

Junio 2013

 

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books