ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Salud intestinal en las aves: el mundo interior - 1

15 octubre 2013

Las buenas prácticas de gestión avícola: crianza, alimentación, agua, bioseguridad y ambiente, son necesarias para mantener la salud, bienestar y desempeño del intestino, y por lo tanto de las aves, afirma el Dr. Richard Bailey, especialista en salud avícola en Aviagen. (Primera parte de una serie de dos artículos).

salud intestinal del pollo de engorde, el sitio avicolaLa conversión eficiente del alimento en sus componentes básicos para la óptima absorción de los nutrientes es vital tanto para los pollos de engorda como para la producción y bienestar de las reproductoras.

La salud del intestino, un área intrincada y compleja que combina nutrición, microbiología, inmunología y fisiología, tiene un papel fundamental. Cuando se compromete la salud intestinal se afecta la digestión y la absorción de nutrientes lo cual, a su vez, puede tener un efecto dañino en la conversión del alimento y esto deriva en pérdidas económicas y mayor susceptibilidad a las enfermedades.

Asimismo, los recientes cambios en las leyes sobre el uso de antimicrobianos, las distintas necesidades de alimentación y el mayor desempeño de las aves, enfatizan la necesidad de entender mejor la función del intestino y la salud intestinal.

Este artículo tiene por objeto explorar el área de la salud intestinal y resaltar los factores que son esenciales en el desarrollo y mantenimiento de una óptima función intestinal.

Una descripción general del intestino y cómo funciona

Puntos clave en la gestión
• El intestino es responsable de la digestión y absorción de los nutrientes.
• Si la función intestinal se deteriora, la digestión y absorción del alimento se reducen, afectando el desempeño y el bienestar de las aves.

El tracto intestinal de un ave es un tubo especializado que comienza en el pico y termina en la cloaca. La función primaria del intestino es la digestión y conversión del alimento en sus componentes básicos para que el ave los absorba y utilice. El intestino se divide en cinco regiones distintas (Figura 1); buche, proventrículo, molleja, intestino delgado (duodeno, yeyuno e íleon) e intestino grueso (cecal, colon y recto).

Cada una de estas regiones tiene un papel específico en el proceso de digestión y absorción de los nutrientes.

Figura 1. El tracto gastrointestinal de un pollo

salud intestinal del pollo 
Figura 2. Micrografía electrónica de las vellosidades (izquierda) y micro vellosidades (derecha) del intestino delgado
Figura 2. Micrografía electrónica de las vellosidades (izquierda) y micro vellosidades (derecha) del intestino delgado

Habitantes del intestino: un mundo por descubrir

La comunidad de microorganismos en el intestino se conoce de varias formas: bacterias amigables, flora intestinal, microbiota intestinal. Consiste en una comunidad diversa compuesta principalmente por bacterias, hongos, protozoarios y virus.

Se estima que las células bacterianas superan el número de células del huésped (ave) en aproximadamente 10 a uno; y ahora que las modernas tecnologías basadas en el ADN aportan imágenes mucho más precisas de las especies bacterianas presentes en el intestino, cada vez es más evidente que en la actualidad un gran número de bacterias intestinales son desconocidas y no están clasificadas.

Recientes estudios enfocados en las aves proponen que el tracto gastrointestinal (GI) de un pollo está colonizado por una cantidad estimada en 640 especies de bacterias. La abundancia y diversidad de la microbiota varía a lo largo del tracto GI y previsiblemente las regiones que tienen condiciones menos tolerables y un paso más rápido de los contenidos intestinales tienen números inferiores de bacterias.

Todo comienza en la incubadora

Generalmente se considera que el desarrollo de la microbiota intestinal de un adulto comienza en la incubadora, donde se captan bacterias del ambiente, el alimento y las personas que manejan los pollitos después de su nacimiento. El buche se coloniza rápidamente en 24 horas. Un día después del nacimiento, el íleon y el cecal también están dominados por bacterias. Después de tres días, el nivel de bacterias en el intestino delgado y el intestino grueso aumenta 10 veces. Transcurridas dos semanas, la microbiota del intestino delgado de un adulto común está bien establecida y después de 30 días la flora cecal también está desarrollada. El tiempo requerido para el establecimiento de una microbiota estable en adultos se puede reducir con óptimas condiciones de crianza y alimento de buena calidad.

Puntos clave en la gestión
• El intestino consta de un rango diverso de bacterias, hongos, protozoarios y virus.
• El desarrollo de la microbiota intestinal comienza en la incubadora; las bacterias se captan del ambiente, el alimento y las personas. Cada una de estas tres áreas puede afectar el desarrollo de la microbiota intestinal.

El buche aloja una gran población de lactobacilos. Estas bacterias fermentan el alimento y producen ácido láctico, que reduce el pH del ambiente del buche. Las condiciones dentro del proventrículo son altamente ácidas y crean un ambiente inadecuado para la mayoría de las bacterias. La molleja también tiene un ambiente ácido pero con una población importante de lactobacilos, originada principalmente en el buche.

La población bacteriana del intestino delgado se compone principalmente de lactobacilos, pero en ocasiones se pueden encontrar enterococos, E. coli, eubacterias, clostridia, propionibacterias y fusobacterias. La población bacteriana del intestino delgado evoluciona a medida que el ave crece, pero generalmente es estable cuando tiene dos semanas de edad.

El intestino cecal aporta un ambiente más estable que permite la colonización de bacterias de más lento crecimiento. Al principio el intestino cecal está dominado por lactobacilos, coliformes y enterococos, pero a las tres o cuatro semanas la flora cecal del adulto debe estar bien establecida y constar de bacteroides, eubacterias, bífidobacterias, lactobacilos y clostridia.

Papel de la microbiota intestinal

Dentro del tracto GI existen múltiples interacciones entre las células del huésped (ave), el ambiente intestinal, las células bacterianas y los componentes alimenticios. Estas interacciones enfatizan el papel extremadamente importante de la microbiota intestinal en la salud y bienestar del huésped (como se analiza en seguida), aunque la forma exacta en la que esto ocurre no se conoce del todo.

La comunidad bacteriana de la microbiota intestinal forma una barrera protectora que recubre el intestino y evita el crecimiento de bacterias patógenas, como Salmonella, Campylobacter y Clostridium perfringens. Este principio se conoce comúnmente como exclusión competitiva. Las teorías sugieren que la microbiota comensal (o amigable) domina los sitios de acoplamiento de las células intestinales, reduciendo la oportunidad de acoplamiento y colonización de los patógenos.

Otro mecanismo propuesto es que la microbiota intestinal es capaz de segregar compuestos, entre ellos ácidos grasos volátiles, ácidos orgánicos y compuestos antimicrobianos naturales (conocidos como bacteriocinas), que inhiben el crecimiento o hacen que el ambiente sea inadecuado para las bacterias menos favorables.

Ciertos estudios que usaron animales libres de gérmenes también demostraron que la microbiota intestinal es importante en la estimulación y desarrollo del sistema inmune. Se piensa que la microbiota comensal mantiene el sistema inmune del intestino en un estado de 'alerta' para que pueda reaccionar rápidamente ante los patógenos.

La microbiota intestinal también se considera un factor importante en el desarrollo y maduración del sistema inmune. Los estudios han demostrado que los animales que carecen de microbiota intestinal son más susceptibles a enfermedades y sus tejidos inmunes están poco desarrollados.

Además de la protección contra enfermedades y la estimulación del sistema inmune, la microbiota intestinal puede influir en la tasa de crecimiento del huésped al producir nutrientes adicionales a través de la fermentación de fibras vegetales que las aves no pueden digerir.

Lea más

Lea la conclusión de esta serie al hacer clic aquí.

Octubre 2013

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books