ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Influenza aviar: una amenaza constante

31 octubre 2013

Durante los meses de septiembre y octubre 2013 se han reportado brotes de “gripe aviar” o influenza aviar, afectando humanos y aves comerciales a través del mundo, escribe el Dr. Oscar Rivera García, M.V.Z. de Colombia.

Dr. Oscar Rivera, influenza aviar, el sitio avicolaDurante los meses de septiembre y octubre 2013 se han reportado brotes de “gripe aviar” o influenza aviar, afectando humanos y aves comerciales a través del mundo, escribe el Dr. Oscar Rivera García, M.V.Z. de Colombia.

Entre los países afectados en septiembre y octubre del 2013 se encuentran: México, Italia, Holanda, Camboya, China, India, Nepal, Taiwán, Bangladés, Vietnam, y Australia, en los cuales han estado presentes los subtipos A/H7N9, A/H5N1, A/H7N1, A/H7N7, A/H7N3.

El más inquietante es el “rebrote” en septiembre comprobado en el Estado de Jalisco, México, por virus A/H7N3 afectando 360.000 ponedoras comerciales, indicativo que este virus continúa circulando en la zona afectada desde julio del año pasado.

Por considerarlo de interés y de plena vigencia ante la situación epidemiológica que se observa en varios países me he permitido hacer una recopilación de algunas “reflexiones” extractadas de varios de los “Artículos de Opinión” difundidos por diferentes portales.

Tienen como fin dejar una serie de inquietudes didácticas, entre los lectores, que les permita comprender lo difícil y complicado que es el controlar un brote de influenza aviar en una región geográfica en donde existen numerosas concentraciones de granjas avícolas con variados tipos de explotación: reproductoras de carne y producción de huevo, ponedoras comerciales, pollos de engorde, pavos, codornices, amén de aves de traspatio, gallos de pelea, venta de aves vivas en plazas de mercado y tiendas de mascotas e igualmente lo difícil y complicado que es la aplicación y cumplimiento de todas las numerosas normas de bioseguridad.

dr oscar rivera, influenza aviar, el sitio avicolaReflexiones: el peligro de los “rebrotes”

Nunca se puede afirmar que después de un brote este no volverá a presentarse local, regional o nacionalmente, siempre existen riesgos latentes que sorprenden originando “rebrotes”, ocasionados inclusive por subtipos diferentes al del brote original debido a posibles mutaciones.

No es conveniente crear falsas expectativas en el sentido de asegurar que no se presentarán nuevos casos porque el virus ha sido eliminado en su totalidad, debe pensarse que se trata de un problema epidemiológico complejo, máxime cuando el brote ha estado presente en una amplia región geográfica de una misma Provincia o Estado.

Los brotes de esta enfermedad no se erradican con declaraciones demagógicas de altos funcionarios de gobiernos incluyendo Presidentes de la República, Ministros y Secretarios de Salud

Brotes de influenza aviar (gripe aviar) no deben ser ocultados y desaparecidos por razones políticas, comerciales y por incoordinaciones institucionales entre los organismos de salud.

Los riesgos biológicos válidos para esta enfermedad continuarán presentes por lo cual tanto el sector oficial como privado deben mantenerse vigilantes y alertas en forma permanente.

Si bien es cierto que aves migratorias acuáticas y de corral han infectado al hombre, especialmente en el continente asiático, otras cepas del virus continúan circulando ampliamente en otros continentes.

El hombre debe concientizarse que son muy peligrosas las visitas a los mercados de aves vivas y a los establecimientos de venta de mascotas en donde se ofrecen toda clase aves ornamentales, exóticas y silvestres.
Quién piense que a su país o sus establecimientos avícolas el virus nunca llegará con el argumento que ese es un problema del Continente asiático, está totalmente equivocado.

Si bien es cierto que las aves migratorias son las portadoras sanas de diferentes subtipos de virus con sus movimientos anuales de partida y regreso al ártico se constituyen en un mecanismo difusor de la enfermedad, hoy en día y cada vez más es el hombre con sus migraciones intercontinentales quién resulta más peligroso que las mismas aves.

El cambio climático y el calentamiento global tendrán cada vez más participación directa con los diversos fenómenos naturales que vive la humanidad. El desorden climático está originando fenómenos naturales y desastres inesperados e independientes de las tradicionales épocas de invierno y verano: vientos, huracanes, vendavales, lluvias fuertes, inundaciones.

Los fenómenos naturales, el hombre, las aves migratorias y las enfermedades viajan por todo el planeta sin respetar fronteras políticas, ni geográficas.


*
"Los brotes de influenza aviar no deben ser ocultados por razones políticas, comerciales o incoordinaciones entre los organismos de salud"


Las realidades de los brotes

Los brotes de esta enfermedad dejan una dolorosa experiencia inconmensurable y ello debe obligar a todos, afectados o no, que poseen explotaciones en una misma zona, para que se replanteen, reestructuren y unifiquen criterios, planes técnicos, administrativos y sanitarios, en forma conjunta sin misterios, egoísmos, ni individualismos, a pesar de los pronunciamientos oficiales en el sentido que el brote está controlado, el virus puede aún estar presente, oculto, en cualquier sitio y aparecer de nuevo en el momento menos pensado , inclusive días, meses o años más tarde.

Resulta difícil controlar la difusión y transmisión de Influenza aviar en un medio ambiente cargado de virus y en unas zonas en donde las concentraciones avícolas son un común denominador.

El clima como factor

Utilizando la lógica y el sentido común debe analizarse que es posible que por carretera algunas granjas localizadas en otros estados y a muchos kilómetros de los focos iniciales por el viento queden conectadas.

Las lluvias y los inviernos, cada vez más fuertes y torrenciales, además de movilizar toda clase de agentes biológicos, por las grandes inundaciones, están favoreciendo la multiplicación de vectores de enfermedades ocasionando la presencia de roedores, serpientes, alacranes, arañas, gusanos, orugas, hormigas de campo, entre otras especies animales, que pueden colaborar directa e indirectamente en la difusión del virus, por ello debe pensarse también en su control.

Por el cambio climático y el calentamiento global, amén de otros fenómenos naturales, muchas especies de aves migratorias han tenido que cambiar parte de alguna de sus rutas tradicionales para encontrar alimento y zonas de descanso, por lo cual están siendo observadas en diferentes zonas geográficas de países en donde antes no llegaban, por esta razón, cada vez se conocen reportes de “lluvias de aves muertas”, es el resultado del fenómeno anterior debido a que mueren en pleno vuelo ya por fatiga o por hambre.


*
"Muchas aves migratorias han cambiado sus rutas tradicionales, por lo cual están siendo observadas en zonas donde antes no llegaban"


Lo que se debe evitar

No se deben ocultar brotes porque inicialmente se confundieron con otra patología respiratoria, enfermedad de Newcastle, laringotraqueítis, coriza infecciosa, síndrome de cabeza hinchada o bronquitis infecciosa o por temor a sanciones penales o a las críticas de los vecinos.

Se debe evitar que personas vinculadas directa o indirectamente a una explotación avícola realicen alguna de estas labores: faenas de caza y pesca en lagos, lagunas, ciénagas, frecuentadas por aves migratorias, poseer en su casa aves exóticas silvestres, gallos de pelea, de adorno o tratar lotes de aves de traspatio pertenecientes a un familiar

Evitar las fallas en la eliminación de la mortalidad y entre estas la más común es el hacer zanjas superficiales de poca profundidad al pie de los galpones y en épocas de invierno salen a la superficie líquidos que contienen toda clase de agentes infecciosos

Evitar la presencia de perros, ratones, aves carroñeras y moscas, donde hay mortalidad y descomposición es inevitable la presencia de estos animales y que estos igualmente pueden convertirse en movilizadores de la enfermedad a grandes distancias.

El gigantismo

Por el afán de construir nuevos galpones en una granja de aves ya establecida o nuevas granjas en una misma región, no se tiene en cuenta el aumento del riesgo por la movilización permanente de todo tipo de vehículos que transportan desde las ciudades al campo y de este a las ciudades materiales de construcción, gas, materiales de cama, alimentos, movilizar aves a los mataderos, huevos a los sitios de distribución, entre otras actividades, automotores que circulan permanentemente entre un medio ambiente cargado de virus y otros agentes infecciosos.

En empresas medianas no tan tecnificadas y por los constantes incrementos en los costos de producción, el profesional que antes tenía la misión específica de supervisar 500.000 aves en dos granjas, con visitas regulares, por crecimiento de la misma le asignan la responsabilidad de atender más granjas, distantes entre sí, por lo que le es imposible cumplir a cabalidad con las funciones para las cuales fue contratado.

Se debe evitar crear falsas expectativas y graves equivocaciones, hay que pensar que se trata de un problema sanitario impredecible y no de un problema político que si permite hacer demagogia.

Dr oscar rivera, influenza aviarCumpliendo con la bioseguridad

Las normas de bioseguridad deben ser completas, permanentes y conocidas para su cumplimiento obligatorio, por todos y cada uno de los integrantes de la empresa, desde el presidente hasta el último empleado en el rango jerárquico.

Se debe cumplir en forma oportuna y amplia con la enseñanza sobre específico tópico al nuevo personal administrativo, técnico y trabajador que se vincule recalcando sobre la importancia de lo que es la bioseguridad.

No se puede olvidar la regla de oro en el sentido que la bioseguridad no puede ser jamás vista y considerada por ningún avicultor, empresa o grupo avícola como una costosa e innecesaria inversión o secreto individual o comercial, así sus granjas se encuentren lo más lejanas y aisladas posible de otras instalaciones.

Cumplir con medidas complementarias a las normas actuales de bioseguridad, para minimizar la participación directa que tanto el viento como el agua, inundaciones, tienen en la difusión de enfermedades infectocontagiosas para enfrentar los riesgos sanitarios actuales y los que se ven venir.

Donde hay mortalidad y descomposición es inevitable la presencia de mosca y que estas por el viento igualmente pueden ser movilizadas a grandes distancias.

Es un crimen y un acto de máxima irresponsabilidad tirar a los ríos, quebradas y otras fuentes de agua, aves muertas y vacunas sin utilizar, así mismo dejar entre los galpones la mortalidad con el argumento que su eliminación debe ser obligación de las autoridades sanitarias.

Movilizar a conciencia del problema aves enfermas para ser vendidas en plazas de mercado o sacrificas en mataderos locales, camas sin tratamiento previo para ser utilizadas como abono en zonas agrícolas

Caben muchas más razones para explicar el por qué la “gripe aviar” puede llegar a una nación o establecerse en la misma y ellas deben ser analizadas y complementadas por los lectores.

(Artículo de opinión #46 del Dr. Oscar Rivera García - garios@une.net.co)

Lea más

Lea otros de los artículos del Dr. Oscar Rivera García de Colombia: (haga clic en el título)

¿Existe conciencia de qué es bioseguridad?

Bioseguridad: interrogantes válidos para avicultura 

Influenza aviar: ¿Por qué es una zoonosis endémica en el continente asiático? 

Influenza aviar: ¿futura pandemia mortal?

Octubre 2013

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books