ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Actualización en el control de coriza infecciosa

11 marzo 2014

Merial

La coriza infecciosa es una enfermedad respiratoria aguda que ocurre comúnmente en operaciones avícolas comerciales de producción de huevos con múltiples edades.

 Conjuntivitis, sinusitis y descarga nasal
Conjuntivitis, sinusitis y descarga nasal

Presentación de Rafael J. Fernández, DVM, MAM, ACPV, Merial Select, EUA, durante el XXIII Congreso Latinoamericano de Avicultura, celebrado en El Salvador, noviembre de 2013.

Esta condición infecciosa es causada por una bacteria conocida como Avibacterium paragallinarum que posee la característica de trasmitirse fácilmente entre las aves y que asociada con otros agentes (inmunosupresores y del tipo respiratorio) expresa su patogenicidad de manera severa.

Los cambios taxonómicos han ocurrido debido a que Av. paragallinarum también agrupa a la bacteria identificada anteriormente como Av. gallinarum.

Se caracteriza por ruidos respiratorios, secreción nasal, estornudos, inflamación de los senos infraorbitarios, caída brusca de la producción de huevos.

Las observaciones de campo indican grandes pérdidas económicas debido a la eliminación de aves retrasadas, morbilidad, mortalidad y disminución significativa en la producción.

En la literatura se citan casos de coriza infecciosa en pollos de engorde asociados con Mycoplasma sinoviae aumentando la eliminación de aves en la sala de procesamiento debido a aerosaculitis.

Su interrelación con agentes del tipo respiratorio: virus (Newcastle, bronquitis infecciosa, laringotraqueitis aviar, pneumovirus aviar), bacterias y micoplasmas origina severas perdidas económicas es también reconocida.

Etiología de coriza infecciosa

La condición primaria es producida por una bacteria identificada como Avibacterium paragallinarum y varios serotipos han sido identificados siguiendo la clasificación de Page, Kume y Blackall.

La bacteria crece comúnmente en una atmósfera de 5% de dióxido de carbono, sin embargo no es este un requerimiento esencial, debido a que el microorganismo es capaz de crecer en condiciones anaeróbicas o con tenor bajo de oxígeno.

El Haemophilus gallinarum crece entre temperaturas de 37 y 38º C.

El periodo de incubación depende de condiciones externas como estrés, inmunosupresión y otros agentes respiratorios asociados, por lo general es de 1 a 3 días y puede convertirse crónica en una granja cuando existen aves de edades diferentes.

La virulencia de las cepas presentes depende de la colonización de las mismas y está asociado con las características de la capsula de las bacterias.

 Bacilos gram negativos
Bacilos gram negativos

Diagnóstico

1. Aislamiento e identificación del agente etiológico.
2. Signos clínicos.
3. Serología.
4. Pruebas moleculares.

Lo más importante es la identificación del agente primario, su interrelación con otros agentes infecciosos presentes en el medio ambiente y su diferenciación de otras condiciones respiratorias similares en las aves.

 

 

Prevención y control de coriza infecciosa 

La prevención de coriza infecciosa no difiere mucho de otras enfermedades del tipo respiratorio. Es decir, establecer medidas de bioseguridad, recibir pollitas libres de micoplasmas, disminuir el desafío en el campo a agentes respiratorios como el pneumovirus aviar, micoplasmas, virus de Newcastle y de la bronquitis infecciosa.

Uso de bacterinas

El uso de bacterinas es una práctica que ha permitido el control eficaz de coriza infecciosa en los planteles avícolas comerciales. Existen diferentes tipos de bacterinas emulsionadas en aceites o en vehiculo a base de hidróxido de aluminio; pero lo más relevante de una bacterina es la de poseer la característica de mantener su capacidad inmunogénica la cual es establecida en la capsula de la bacteria y los cuales se denominan antígenos capsulares.

Cuando la capsula se destruye igualmente se pierde la capacidad inmunogénica de la bacteria. Por lo tanto, los medios de cultivo, el procedimiento de cosecha y la inactivación de la bacteria; determinan su grado de protección.

Se reconoce que el contenido de microorganismos antes de la inactivación debe ser superior a 108 Unidades Formadores de Colonias (UFC).

Otro aspecto práctico a considerar es la vía de administración de la bacterina, cuando se administran vía intramuscular (muslo) con un lapso de 10 semanas; la inmunidad es mucho más sólida y duradera.

Las bacterinas en vehículo oleoso por lo general originan una inmunidad más duradera que aquellas suspendidas en hidróxido de aluminio, aunque la reacción en el sitio de aplicación resulta ser mayor con las bacterinas suspendidas en vehículo oleoso.

Es por esta razón, que en la práctica se recomienda la primera aplicación en hidróxido de aluminio y la segunda dosis (cuando el ave es más adulta) y en aceite.

Resumen

Existen varias condiciones infecciosas y no infecciosas que pueden acelerar la expresión clínica de un brote de coriza infecciosa en una operación avícola. Se hace necesario su identificación y el establecimiento de medidas que permitan el eficiente control de todos los factores involucrados.

La vacunación es una medida de gran utilidad práctica y cuando se combina con buenas normas de bioseguridad y se controlan los otros agentes infecciosos del tipo respiratorio, el control de la coriza infecciosa resulta ser más efectivo.

Marzo 2014

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books