ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Sistema de alimentación fraccionada para una producción de huevo más sostenible

27 marzo 2014

El sistema de alimentación fraccionada (en inglés, split feeding system) ofrece el suministro óptimo de nutrientes para satisfacer las necesidades específicas durante el proceso de formación del huevo al suministrar dos comidas diferentes al día.


  Recogida de huevos en las instalaciones de I+D de Nutreco
Recogida de huevos en las instalaciones de I+D de Nutreco

El grupo de Investigación y Desarrollo de Nutreco ha ido desarrollando un nuevo programa de alimentación desde 2005 para alimentar a gallinas ponedoras según la necesidad de nutrientes específica en cada fase de formación del huevo, que varía a lo largo del día.

Este programa de alimentación da como resultado una producción de huevo más rentable a través de un coste de producción reducido, la mejora de la calidad de la cáscara, el aumento de la cantidad de los huevos aptos para la venta y la mejora del rendimiento según criterios sostenibles.

Introducción

Las gallinas ponedoras ponen la mayoría de los huevos durante la mañana (Etches, 1986; Larbier y Leclercq, 1992). El intervalo entre dos oviposiciones sucesivas es de unas 24 horas o un poco más (Keshavarz, 1998). Después de la oviposición, la siguiente ovulación ocurre a los 30 minutos.

Durante las primeras cuatro horas, se forma la clara del huevo. Después, el huevo se mueve a través del útero o glándula cascarógena y la cáscara se deposita alrededor de la albúmina durante aproximadamente las próximas 20 horas (Larbier y Leclercq, 1992). Esta formación de la cáscara tiene lugar principalmente durante las últimas horas de la tarde y la noche.

Las necesidades de las ponedoras por aminoácidos, energía, calcio y fósforo no permanecen constantes sino que varían durante el día. Dependen de las necesidades fisiológicas de la gallina ponedora para la formación de varios componentes del huevo.

Los métodos actuales de alimentación en ponedoras con una dieta que tiene niveles constantes de nutrientes pueden no dar como resultado la utilización óptima de los nutrientes (Chah, 1972; Leeson y Summers, 1997).

Cuando se ofrece a las aves dietas que permiten la elección propia de nutrientes, se observa que hay un aumento de la ingesta de proteínas y energía en la mañana alrededor del momento en el que se produce el huevo. La ingesta de calcio es mayor durante la parte final del día.

En un estudio de Chah (1972) en el que se ofreció a las gallinas dietas en las que podían elegir por sí mismas los nutrientes, la ingesta diaria total de proteínas fue un 11 por ciento más baja mientras que las de energía y calcio fueron un 8 y un 26 por ciento más bajas, respectivamente, que en las gallinas alimentadas con una dieta única (figura 1).

Figura 1. Ingesta de nutrientes a lo largo del día con una sola comida y un sistema de alimentación de elección.

Nutreco, calidad de huevo y alimentacion, elsitioavicola, chris wright, editor

 Esto sugiere que la gallina está usando la energía, los aminoácidos, el calcio y el fósforo con más eficacia al consumir estos nutrientes en los momentos del día en que la necesidad por ellos es alta. Por lo tanto, la práctica actual de suministrar a las gallinas una dieta única podría no ser una estrategia adecuada para la utilización óptima de nutrientes.

Granja I+D de Nutreco
Granja I+D de Nutreco

Ensayos de diseño experimental

El grupo de Investigación y Desarrollo de Nutreco ha ido desarrollando un nuevo programa de alimentación desde 2005 para alimentar a gallinas ponedoras según la necesidad de nutrientes específica para la formación del huevo, que varía a lo largo del día.

El objetivo principal de la investigación fue determinar con precisión las necesidades nutritivas de energía, aminoácidos, calcio y fósforo durante la mañana y la tarde cuando se proporcionaban dos dietas.

Los resultados de esta investigación dieron como resultado el desarrollo del programa de alimentación fraccionada (split feeding, en inglés) en el que se usan dos dietas para satisfacer las necesidades dinámicas de la formación del huevo:

• Dieta de la mañana: satisface las necesidades de las etapas iniciales de la formación del huevo.
• Dieta de la tarde: satisface las necesidades de la formación de la cáscara.

Cada experimento se realizó centrado en un único nutriente de modo que se obtuviera el nivel óptimo para las comidas de la mañana y la tarde. Cada nutriente se probó en ponedoras en fase temprana y tardía de puesta.

Además, en un ensayo que se empleó el sistema de alimentación fraccionada, que incluyó el nivel óptimo de cada nutriente, se realizó para todo el ciclo de puesta. Todos los experimentos consistieron en varios tratamientos y grupo de control que se alimentó con una dieta única. El número de repeticiones por tratamiento fue de al menos 36 gallinas alojadas individualmente.

Como consecuencia de los ensayos, se obtuvieron nuevas necesidades de energía, aminoácidos, calcio y fósforo para las dietas de la mañana y de la tarde.

En comparación con el sistema de comida única, la ingesta total de esos nutrientes se puede reducir en cierta medida (figura 2). Además de la reducción de la ingesta de nutrientes, el rendimiento fue al menos tan bueno como cuando se emplea una sola comida. Se observaron también beneficios extra durante el proyecto.


Figura 2. Efecto de la alimentación fraccionada de la ingesta de nutrientes en comparación con la dieta única.

alimentacion fraccionada, nutrientes, dieta para pollos, nutreco, el sitio avicola

La alimentación fraccionada mejora la calidad de la cáscara

En todos los experimentos realizados con el sistema de alimentación fraccionada se observó una mejora constante de la calidad de la cáscara (peso de la cáscara, grosor o peso de la cáscara por unidad de área de superficie (del inglés, SWUSA). (figura 3).

Figura 3. Efectos de alimentación única vs. alimentación fraccionada en la calidad de la cáscara

Nutreco, El Sitio Avicola, alimentacion de pollo

 El efecto de un cambio en el sistema de alimentación se probó en una parvada vieja (de 91 a 98 semanas de edad). Las primeras cuatro semanas (entre las 91 y las 94 semanas de edad), se utilizó una alimentación única y en las siguientes cuatro semanas (entre las 95 y las 98 semanas de edad), se alimentó a las ponedoras con un programa equivalente al de la alimentación fraccionada.

El sistema de alimentación fraccionada redujo significativamente el porcentaje de huevos rotos o sin cáscara en comparación con los valores que se obtuvieron durante el período anterior cuando se había utilizado un sistema de alimentación única, además de aumentar significativamente el número de huevos aptos para la venta. (figura 4).

 Figura 4. Efectos de alimentación única vs. alimentación fraccionada en la producción de huevos no aptos para la venta

alimentacion de pollo, comida unica o alimentacion fraccionada, el sitio avicola, nutreco
 

Cuadro 1. Alimentación única vs. alimentación fraccionada: efectos en la producción de huevo

Dieta y períodoHuevos producidos %Huevos aptos para la
venta producidos
Alimentación única 
(91-94 semanas de edad)
73,17  66,74 b
Alimentación fraccionada
(95-98 semanas de edad)
72,23  69,26 a
EEM (n= 128) 1,71 1,79

 

La alimentación fraccionada reduce la pérdida de nutrientes

En los tres experimentos en los que se estudiaron los efectos de la excreción de nutrientes, los resultados demostraron que la alimentación fraccionada (del inglés, split feeding) es un programa de alimentación más sostenible porque reduce los niveles de nitrógeno, fósforo y calcio en los excrementos (figura 5).

Con el sistema de alimentación fraccionada se consiguió una ingesta de nutrientes diaria más baja y un mejor uso de esos nutrientes dado que éstos se suministraron cuando las ponedoras los necesitaban.

Figura 5. Efectos de alimentación única vs. alimentación fraccionada en la excreción de nutrientes y en la composición fecal

alimentacion unica vs alimentacion fraccionada, nutreco, el sitio avicola

Conclusiones

El sistema de alimentación fraccionada (del inglés, split feeding) es un sistema alternativo para alimentar a ponedoras. A través de este sistema, la gallina está más cerca de realizar un comportamiento voluntario y fisiológico y se ajusta la ingesta de nutrientes según las diferentes necesidades que hay a lo largo del día.

Con ese objetivo se suministran dos dietas distintas:

- La dieta de la mañana se diseña para satisfacer las necesidades durante la mañana cuando la albúmina se está formando y se producen la ovulación y la oviposición.

- La dieta de la tarde se diseña para satisfacer las necesidades asociadas a la formación de la cáscara.

Esta adaptación de las necesidades fisiológicas de la gallina ponedora durante el día permite que el sistema de alimentación fraccionada sea un programa de alimentación más eficaz:

La alimentación fraccionada aporta el suministro óptimo de nutrientes para satisfacer las necesidades de las gallinas durante el proceso de formación del huevo y consigue una producción de huevo más rentable y sostenible, con un coste de producción más bajo.

El sistema de alimentación fraccionada ofrece los siguientes beneficios:

• Una producción de huevo más rentable a través de la reducción del coste de producción.
• La mejora de la calidad de la cáscara y el aumento del número de huevos aptos para la venta.
• La mejora de la eficacia de los nutrientes y de la sostenibilidad.

Marzo 2014

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books