ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Dilema de datos: cómo medir el progreso de los antimicrobianos

12 agosto 2014

La medicina veterinaria se encuentra ante un dilema general sobre cómo cuantificar la cantidad de antibióticos que se usan en las granjas. Escribe Michael Priestley, editor de The Cattle Site. (Tercera parte de una serie de cinco artículos).

 Muchos de los datos no son específicos a especies o enfermedades. La Agencia Europea de Medicamentos está al frente de las acciones para cambiarlo.
Muchos de los datos no son específicos a especies o enfermedades. La Agencia Europea de Medicamentos está al frente de las acciones para cambiarlo.

Más de seis años han pasado desde que los expertos mundiales en sanidad establecieran una lista de antimicrobianos que salvar. Así se priorizaban los antibióticos fundamentales para contar con un futuro seguro y saludable para seres humanos y animales. 

La Organización Mundial de Salud (OMS), y posteriormente la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), aunaron fuerzas en un intento por motivar a los estados individuales a moldear políticas sanitarias y agrícolas que se dirijan hacia un uso menos habitual de los antimicrobianos y más juicioso.

 

Sin embargo, hay dos áreas que aún requieren mucho más trabajo:

1) Probar una reducción en el uso de antimicrobianos de importancia fundamental.

2) Probar un enfoque más juicioso al prescribirlos.

Pero, ¿qué quiere decir "un uso juicioso"?

El uso juicioso de los antimicrobianos consiste en reducir el uso de medicamentos de importancia fundamental a pesar de mantener la salud, el bienestar y la productividad. En medio de todo esto se encuentra una necesidad reducida de tratar a los animales.

Un problema muy extendido

Los mandatarios mundiales encargados de diseñar las políticas están ahora poniéndose en guardia y prestando atención a los antimicrobianos y dando los primeros pasos para ayudar en el "uso juicioso" de antimicrobianos de importancia fundamental.

Este año, los veterinarios de EUA empezaron a enfrentarse a las nuevas pautas voluntarias sobre el uso de antimicrobianos. Las normas supusieron el fin de los antimicrobianos sin receta y fuerzan a limitar el uso de antibióticos al ofrecer más supervisión veterinaria, sobre todo cuando se usan en los alimentos o el agua.

Un cambio en el etiquetado también señala el final de los antibióticos promotores de crecimiento, prohibidos en Europa en 2006.

Sin embargo, la falta de información para el usuario final y la vigilancia nacional inadecuada en gran parte del mundo se traduce en que demostrar la reducción mundial del uso de los antimicrobianos suponga un gran desafío.

Además, sin un sistema de monitoreo estandarizado, poco trabajo analítico puede hacerse para comparar los datos entre países, regiones o, incluso, explotaciones.

Esto significa que será muy difícil comprobar cómo la agricultura mundial se aleja del uso rutinario de antibióticos.


*
"Es fundamental que los datos de ventas se suministren según la clase de antibiótico en cada especie animal. Sin esto, poco valor tiene monitorear la relación entre el uso de antibióticos y los niveles de resistencia"
Compassion in World Farming 2013

¿Qué sistemas?

El método más usado (y con imperfecciones) en los países desarrollados es monitorear el peso de los medicamentos vendidos cada mes a través de una auditoria de las compañías farmacéuticas.
Este sistema, que a menudo ofrece datos en tonelaje vendido, no representa los factores fundamentales que afectan al uso de los antibióticos en la explotación.

Estos factores son:

• Potencia del medicamento
• Duración del tratamiento
• Cantidad que se usa realmente en lugar de la que se compra
• Especies y tipo de producción de las especies
• Vía de administración

Si un científico recibe información detallada sobre los puntos anteriores, puede establecer un escenario sobre el uso del antimicrobiano. Sin embargo, no es suficiente para evaluar si los medicamentos se utilizan juiciosamente.

La evaluación del uso juicioso necesita otro paso más y muchos más datos: tipo de medicamento, especies animales y condiciones para el uso, por ejemplo.

Para muchos expertos en sanidad animal, reducir el nivel de los antimicrobianos de importancia fundamental en las explotaciones modernas depende primero de reducir la necesidad de tratamiento y, en segundo lugar, de la cantidad de medicamentos de importancia fundamental que se recetan.

Así, cuando se tienen en cuenta salud, bienestar y medidas de productividad, se constituye un "uso juicioso".

¿De dónde vienen los datos?

Idealmente, los datos se recogen en las explotaciones, en lo relativo al animal individual, de modo que se suministre información sobre la dosis administrada, la frecuencia del tratamiento y la duración.

Sin un enfoque riguroso en el detalle, una mala interpretación es posible dado que las diferencias en la potencia del medicamento y las indicaciones entre especies ganaderas varían mucho. Es decir, las comparaciones solo son posibles para cada medicamento y para cada especie concreta.
Los datos son mucho más valiosos si provienen de la explotación. Sin embargo, es más fácil recolectarlos de las compañías farmacéuticas.

Y, aunque los datos de ventas pueden ser precisos, hay pocas formas en las que se puedan analizar para demostrar un "uso juicioso".


*
"Necesitamos más datos para poder determinar de verdad los riesgos y las mejores formas de reducir o eliminar esos riesgos a la vez que se miden los beneficios del uso de antimicrobianos"
Asociación Veterinaria Estadounidense 2014

Un monitoreo más útil: dosis diaria definida

La dosis diaria definida (DDD) se utiliza mucho en medicina humana y la Agencia Europea de Medicamentos está explorando vías para incorporar un sistema de medida similar en la salud animal.

Si se tiene en cuenta un adulto con un peso de unos 70 kg (154 libras), la DDD consiste en la dosis de mantenimiento medio de un medicamento en un ser humano. La notificación de las dosis diarias usadas o del número de tratamientos permite controlar las diferencias de la potencia de un medicamento o de su formulación.

Para que funcione en muchos países, la existencia de un método estandarizado es clave. Estudios alemanes, daneses y holandeses han intentado implantar DDD en la producción ganadera, aunque por separado. Así se ha calculado el equivalente en animales (dosis diaria definida para animales, del inglés, ADD).

Una comparación más grande es posible si los veterinarios y ganaderos pueden notificar cuántas dosis diarias de un medicamento usan. Las comparaciones entonces pueden hacerse entre una explotación y otra o entre diferentes regiones o países.

 La producción ganadera se beneficiaría de un sistema estandarizado para el monitoreo del uso de medicamentos
La producción ganadera se beneficiaría de un sistema estandarizado para el monitoreo del uso de medicamentos

Lo principal para que esto funcione es un sistema estandarizado en el que todos los ADDs se obtengan para cada antibiótico y en cada especie. Se debe de hacer de manera similar a la medida DDD universalmente aceptada para la notificación del uso de antibióticos en humanos.

Igual de importante es darse cuenta de las limitaciones de la DDD. Uno de los problemas que se encuentra es cuando al animal puede no habérsele prescrito o administrado la dosis diaria definida.
Otro factor es la variación en los perfiles de la enfermedad entre países y regiones. Por ejemplo, una DDD universalmente asignada puede aplicarse a un país pero no a su país vecino. Este caso podría ocurrir si un síndrome diferente de la enfermedad, que necesita una dosis distinta, es más común en el segundo país.

La industria de sanidad animal ahora está en una fase de "esperar y ver". Mientras tanto, la Agencia Europea de Medicamentos está impulsando los méritos de la DDD como el futuro de la sanidad animal y como una herramienta en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos.

Sin un programa de monitoreo estandarizado y que tenga un buen alcance, el progreso de medición del uso de los antimicrobianos tendrá puntos débiles como la falta de precisión y una posible mala interpretación de los datos. Por ello, hay secciones entre la comunidad veterinaria que piden que se adopte la DDD más pronto que tarde.

Lea más

Lea la primera parte de esta serie “Resistencia a antibióticos: la carrera contra las bacterias“, al hacer clic aquí. 

Vea la segunda parte de esta serie "La carrera contra las bacterias: vínculo entre producción ganadera y medicina humana", al hacer clic aquí

Agosto 2014

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books