ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Manejo de galpones abiertos de pollos: conceptos básicos y fase inicial

13 octubre 2014

Antes de construir instalaciones para la cría de pollos se debe tener conocimiento de las condiciones climáticas de la región para poder diseñar galpones con características que reduzcan al mínimo los efectos adversos del clima sobre las aves. (Primera parte de una serie de dos artículos).

Galpones abiertos de pollos ElSitioAvicolaConferencia presentada por Paulo Giovanni de Abreu, investigador Embrapa Suínos e Aves, Brasil, en el Seminario Internacional de Manejo y Sistemas Operativos en Pollo de Engorde, AMEVEA, Bogotá, Colombia en junio de 2014.

Para la industria avícola moderna no existe el llamado " tiempo perfecto " ya que en la mayoría de los casos es necesario corregir uno o más elementos climáticos desfavorables y alterar otros para obtener el bioclima adecuado.

El pollo es el ejemplo típico de animal en el que el confort se ha perjudicado por la intensificación de los sistemas de producción, los cuales se caracterizan por el aumento de la densidad de población y por la restricción de espacio, movimiento e interacción social. Las pérdidas causadas por la combinación de altas temperaturas, alta humedad y baja tasa de ventilación son factores importantes para la rentabilidad del productor.

Antes de construir instalaciones para la cría de pollos se debe tener conocimiento de las condiciones climáticas de la región para ver si la zona es apta para este tipo de establecimiento.

El estudio detallado del clima regional y/o local donde se construirá la instalación, la determinación de las temperaturas más altas y más bajas que ocurren, la humedad del aire y la dirección e intensidad del viento son las características que van a definir el tipo ideal de edificación. Por lo tanto, es posible diseñar galpones con características de construcción que reduzcan al mínimo los efectos adversos del clima sobre las aves.

En regiones de clima cálido se debe hacer uso de los diversos mecanismos para reducir el impacto de las altas temperaturas en el interior del galpón. Estos corresponden a las primeros factores que el diseñador debe determinar antes de utilizar los mecanismos sofisticados de acondicionamiento térmico artificial. Si en esta etapa el conjunto de decisiones no es suficiente para proporcionar las condiciones ideales de confort térmico de los pollos, entonces se debe optar por mecanismos secundarios.

Manejo-de-galpones-abiertos-de-pollos,-el-sitio-avicola,chris-wright
Las principales características a tener en cuenta en el diseño de galpones son:

- ubicación,
- orientación,
- dimensiones,
- altura,
- aleros,
- techo,
- ventilas de caballete,
- cerraduras,
- barreras rompe vientos,
- sombras,
- características de los materiales que se utilizarán en el galpón y otras que permitan el acondicionamiento térmico natural.

Sin embargo, en muchos casos estas alternativas son insuficientes para mantener la temperatura ambiente de acuerdo con los requisitos de pollos. En este sentido, se han propuesto diversos equipos y métodos de calefacción, ventilación y refrigeración de aire.

Entre los modelos de galpones disponibles, el galpón abierto es el más sencillo y el que requiere más mano de obra para su manejo. Por lo general son utilizados debido a su bajo costo, en las regiones donde se presentan condiciones climáticas suaves.


Requisitos de los pollos y transferencia de calor

El pollo tiene la capacidad para mantener la temperatura constante de los órganos internos, lo cual se conoce como “homeotermia”. Por lo tanto, es importante que los galpones tengan temperaturas ambientales cercanas a las condiciones de confort térmico de los pollos.

La recomendación para la temperatura ambiental óptima es de 32º C a 35º C en la primera semana de vida con la reducción de 3º C por semana hasta la sexta semana.

De acuerdo a lo anterior, la mejora de galpones abiertos con la adopción de técnicas y equipos de acondicionamiento térmico ha mostrado superar los efectos nocivos de algunos elementos del clima, lo que ha permitido lograr un buen desempeño productivo de las aves.

pollitos bebiendo agua  el sitio avicolaFase inicial de los pollos

Al nacer, los pollos no tienen el sistema termorregulador desarrollado, por lo tanto se hace necesario adaptar el ambiente a sus necesidades. Durante este período los galpones abiertos deben probar ser verdaderos colectores solares y la capacidad de aislamiento de los encierros debe ser de importancia fundamental en el mantenimiento de las condiciones térmicas ambientales internas.

Con el objeto de mantener el ambiente cálido, se han desarrollado varios tipos de calefactores en busca de mejores medios para proveer calor y proporcionar confort térmico a los pollos, con un menor consumo energético. Estos dispositivos son cada vez más perfeccionados, funcionales y eficientes.

Actualmente, existen diversos sistemas y formas de proporcionar el ambiente adecuado para los pollos que utilizan como fuente de energía leña, gas, energía eléctrica, energía solar y biomasa. Lo importante es disponer de la potencia térmica adecuada a bajo costo.

Antes de la llegada de los pollos al galpón, las criadoras ya deben estar en funcionamiento de tal manera que la temperatura ambiente esté en el rango de 32° C a 35°C. Esto se debe a que durante la fase de eclosión, los huevos se mantienen a una temperatura de 35° C, exigiendo que en los primeros días de vida de pollos de engorde la temperatura ambiente esté cerca de dicho valor para evitar de esta manera el choque térmico.

Otro factor está relacionado con el agua. Es necesario tener en cuenta que los pollos reducen en gran medida el consumo de agua lo cual se atribuye a la baja temperatura de la misma. La temperatura del agua debe estar entre 15º C y 20º C, sin olvidar que a menor consumo de agua, menor es el consumo de alimento.

pollitos en galpones   ElSitioAvicolaImportancia de la ventilación

En esta etapa inicial de vida de los pollos, la ventilación se presenta con un objetivo definido, ya que re realiza exclusivamente por razones de higiene para eliminar el exceso de humedad del medio ambiente y de la cama, proveniente de la respiración de las aves y de las excretas.

Adicionalmente se realiza para permitir que ingrese el aire fresco y así regular el nivel de oxígeno necesario para los pollos, eliminar el dióxido de carbono y los gases de fermentación. Esta condición estará directamente relacionada con la magnitud y forma en que se abran las cortinas, de modo que el flujo de aire se mueva a través de la región superior del galpón, para evitar que llegue directo sobre los pollos de manera que el aire fresco del exterior se mezcle con el aire del interior más caliente, antes de alcanzar a los animales.

La velocidad a la que se produce la ventilación natural depende de la velocidad del viento, su dirección y la proximidad y las dimensiones de los obstáculos tales como montañas o edificaciones. El objetivo es entonces establecer el flujo de aire lento en el galpón, evitando que entren en contacto las aves con corrientes de aire frio o muy rápido.

Se recomienda el uso de doble cortina y de criadoras en las regiones más frías, para impedir la entrada de corrientes de aire en el galpón durante el periodo inicial de cría. La cortina debe fijarse en la parte interna del galpón. Se ha demostrado que la cortina interna es eficaz en mantener el calor emitido por la criadora y se ha relacionado con la reducción de la mortalidad por ascitis.

El uso se falso techo también mejora el confort térmico de los pollos durante ese período, lo que conlleva a una reducción de la variación de la temperatura en el galpón. El falso techo actúa como una segunda barrera física que permite la formación de un colchón de aire entre el cielorraso y el techo y reduce el volumen de aire a calentar.

El problema de la ventilación por medio de cortinas durante el período frío, es que el aire entre por aberturas pequeñas, ingrese con poca velocidad y enseguida descienda al nivel del suelo enfriando el ambiente a la altura de las aves, causando condensación, con el consecuente humedecimiento de la cama. Esto ocurre porque el aire frio es más pesado que el aire caliente y tiene tendencia a bajar y no a subir.

Al mismo tiempo, el aire caliente que se encuentra más arriba conlleva a una diferencia de temperatura en el lugar, causando mayor estrés en los pollos.

(Traducción: Néstor Mondragón, MV, MSc., Universidad Nacional de Colombia)

Lea más

Lea la segunda parte de esta serie, que trata con el manejo del galpón abierto en la fase final de cría de pollos de engorde, al hacer clic aquí.

Octubre 2014 

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books