ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Control de hepatitis por cuerpos de inclusión

18 noviembre 2014

Merial

La hepatitis por cuerpos de inclusión provoca grandes pérdidas económicas por el aumento súbito de mortalidad en pollos, afecta la conversión de alimento, disminuye la ganancia de peso y baja la producción y la calidad de huevo.

 hepatitis en pollo,elsitioavicolaPresentación de Francisco J. Rojo, Rafael J. Fernández y Héctor García, Merial Select, EUA y Francisco Perozo, Universidad del Zulia, Venezuela durante el XIII Seminario Internacional de Patología y Producción Aviar AMEVEA, Universidad de Georgia, EUA, marzo de 2014.

Las infecciones por adenovirus son muy comunes ya que estos virus se encuentran normalmente tanto en aves comerciales sanas como en aves enfermas, además de infectar a otras especies de aves como gansos, patos, etc.

Sin embargo, el Síndrome de Hepatitis-Hidropericardio es una enfermedad que ha sido descrita en varios países como Pakistán en donde se le dio el nombre de Enfermedad de Ankara. En América Latina y otras regiones se le conoce como Hepatitis por Cuerpos de Inclusión por la lesión característica (hepatitis necrosante multifocal con cuerpos de inclusión) que se produce en las células del hígado y que facilitan su diagnóstico mediante el análisis de histopatología.

La hepatitis por cuerpos de inclusión se asocia con la infección por adenovirus aviares, de donde los virus del grupo I (con 12 serotipos) son los responsables de esta enfermedad, que provoca grandes pérdidas económicas por el aumento súbito de mortalidad en pollos, afecta la conversión de alimento, disminuye la ganancia de peso y baja la producción y la calidad de huevo. Los adenovirus aviares pueden dar lugar a infecciones secundarias, por lo que también están relacionados con problemas de inmunosupresión.

(También en El Sitio Avicola: Evaluación de la eficacia de los procedimientos de vacunación en las operaciones avícolas)

Los signos clínicos se observan generalmente entre las 3 y 6 semanas de edad en los pollos de engorde, aunque también se ha presentado la enfermedad en reproductoras entre 3 y 4 semanas de vida y en ponedoras comerciales. De la infección en las reproductoras se ha comprobado que el virus se puede transmitir verticalmente a la progenie, lo que puede complicar la presentación de la enfermedad.

Existen algunos reportes sobre adenovirus capaces de producir signos clínicos por sí mismos (FAV4 y FAV8), aunque también hoy en día están disponibles una gran cantidad de publicaciones donde se muestra la participación de agentes inmunosupresores como el virus de la Anemia Infecciosa del Pollo (CAV) o el virus de la Infección de la bolsa de Fabricio (IBF) así como las micotoxinas.

hepatitis, Merial, el sitio avicola,chris wrightControl de hepatitis por cuerpos de inclusión

La bioseguridad es la primera línea de defensa contra las enfermedades, y particularmente para el control de la hepatitis por cuerpos de inclusión la limpieza y desinfección de las instalaciones, así como el descanso sanitario son importantes.

En el campo, las infecciones con el virus de la enfermedad de Gumboro y anemia infecciosa se presentan entre los 21 y 35 días de edad en el pollo, por lo que es prioritario revisar las condiciones del sistema inmunológico de las aves; ya que ninguna estrategia para el control de la hepatitis por cuerpos de inclusión con o sin la aplicación de vacunas, funciona efectivamente si el sistema inmunológico de las aves está disminuido en sus funciones.

Vale la pena mencionar que la inmunidad de los lotes de pollo de engorde o de ponedoras comerciales se inicia en las aves reproductoras que transmiten la inmunidad materna a la progenie.

Vacunación

Antes de que existieran las vacunas comerciales disponibles para controlar la hepatitis por cuerpos de inclusión, la enfermedad se prevenía mediante la aplicación de “auto-vacunas” preparadas mediante la maceración de hígados que posteriormente eran inactivados con formalina. Esta práctica tuvo cierto éxito, debido a que dependía mucho de la selección de órganos para realizar el macerado.

Algo para analizar antes de decidir utilizar estas “auto-vacunas” es el desconocimiento si otros antígenos o microorganismos patógenos están siendo inoculados a las aves y la concentración del agente inactivante utilizado ya que estos productos no pasan por ningún programa de control de calidad.

Hoy en día existen vacunas comerciales muy seguras que contienen uno o varios serotipos de adenovirus y que pueden presentarse solas (monovalentes) o combinadas con otros agentes tratando de reducir el manejo de las aves aplicando vacunas multivalentes.

Es muy importante contar con una vacuna que sea de buena calidad donde no solo es importante el agente contenido en la vacuna sino cómo se ha producido esta vacuna para lograr la inmunogenicidad esperada.

Existen datos sobre la capacidad de los anticuerpos maternales para transmitir inmunidad a la progenie, protegiendo contra los signos clínicos de la enfermedad, por lo que la inmunización efectiva de las reproductoras es importante para el control efectivo de la Hepatitis por cuerpos de inclusión.

También le interesaría

Aspectos prácticos en el control de la enfermedad de Gumboro

Noviembre 2014

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books