ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Nutrición del pollo durante la última semana: energía, proteína y minerales

14 abril 2015

Se presentan resultados de varios estudios que muestran la crítica importancia de la energía, la proteína y los minerales durante la última semana de producción de los pollos.

Conferencia de Antonio Mário Penz Junior, Cargill Animal Nutrition, Brasil durante el XIII Seminario Internacional de Patología y Producción Aviar, AMEVEA, Universidad de Georgia, marzo 2014.

Energía

Considerando el costo de la energía, más estudios se han hechos para identificar sus efectos en el desempeño de machos y hembras en fases finales de producción, donde los consumos de alimentos son muy representativos.

Dozier III (2011), trabajando con machos y hembras Ross x Ross 708, en el período de 36 a 47 días, empleando una amplitud de EMAn de 3140 a 3240 kcal/kg, desarrollaron dos experimentos.

En el experimento 1, independiente de sexo, el incremento de energía tuvo un efecto cuadrático para ganancia de peso y consumo de energía y un efecto linear para consumo de alimento, conversión alimentaria y conversión calórica. Los machos siempre responderán mejor que las hembras a los aumentos de energía metabolizable.

Esto se explica con alguna claridad pues en esta edad las diferencias de ganancia diaria entre los dos sexos son significativas, donde los machos necesitaran más energía para seguir con sus ganancias más elevadas que las hembras.

Proteínas y aminoácidos

Rostagno et al. (2007), presentaron trabajo de su grupo de investigación (Paéz, 2007) en que trabajaron con modelos de crecimiento y dieran especial atención a los requerimientos de lisina digestible de las dietas.

La reducción de lisina promovió el aumento de deposición de grasa abdominal. Sin embargo, los autores no identificaron que la reducción de proteína de la dieta tenga comprometido el desempeño y el rendimiento de pechuga de los pollos, pero posibilitó un aumento de la grasa abdominal.

Corzo et al. (2006), trabajando con machos y hembras Hubbard Ultra Yield, de 42 a 56 días de edad, evaluaran los requerimientos de lisina total, empleando un rango de este aminoácidos de 0.68 to 1.10%. Las hembras no presentaran ninguna respuesta a los diferentes niveles de lisina, para todos los parámetros medidos. Sin embargo, los machos tuvieron una respuesta linear a la suplementación para conversión alimentaria, así como para pesos de file y de tender.

Los autores encontraron respuestas cuadráticas para rendimiento de canal (0.88%), rendimiento de file (0.93%) y rendimiento total de pechuga (0.93%). Así, con los valores obtenidos, los autores concluyeron que los machos de alto desempeño necesitan 0.93% de lisina total, lo que, segun ellos, representa 0.85% de lisina digestible.

Dozier III et al. (2008), evaluaron las exigencia de lisina digestible para machos y hembras Ross x Ross 708, en un período de 49 a 63 días de edad. En este trabajo los autores, como en el trabajo de Corzo et al (2006) también identificaron una diferencia entre sexos, para exigencia de lisina digestible. Los requerimientos para machos fueron 0.87%, para crecimiento y 0.90%, para rendimiento de pechuga.

Para hembras, el requerimiento para crecimiento fue de 0.81%. Dozier et al (2010), también fueron capaces de identificar diferencias entre líneas genéticas de alto desempeño. Los autores trabajaran con Ross x Ross TO16 y Cobb x Cobb 700, de 28 a 42 días de edad.

Los pollos Ross y Cobb presentaron, para ganancia de peso, requerimientos de 0.988% y 0.965%, para conversión alimentaria 1.053% y 1.012%, para peso de canal 0.939% y 1.029% y para peso de pechuga 0.962% y 0.987%, respectivamente.

En 1999, Kidd y colaboradores, todavía trabajando con exigencias totales de aminoácidos, definieron la importancia de la treonina en la ganancia de peso, la conversión alimentaria y el rendimiento de pechuga de machos Ross x Hubbard en el período de 42 a 56 días de edad.

La respuesta fue cuadrática para estos tres parámetros y al final, la recomendación fue de 0.67%, de treonina total. Los autores comentaron que esto correspondería a 0.60% de treonina digestible y que su relación con lisina digestible debería ser de 70%.

Mejia et al. (2012) evaluaran la relación lisina digestible:arginina digestible de dietas para machos Ross x Ross 708, en el período de 21 a 42 días, sometidos a ambiente con alta temperatura. Los autores concluyeran que la mejor respuesta es de 110%, para conversión alimentaria, mismo que los valores entre 105 y 120 no mostraron resultados estadísticamente diferentes. No se encontraron diferencias para consumo de alimento, ganancia de peso y mortalidad así como para rendimiento de canal y de pechuga y grasa abdominal.

Mejia et al. (2011) demostraron que machos Ross x Ross 708, en un período de 28 a 42 días de edad, tienen un requerimiento de relación Ile digestible:Lys digestible de 68.9% para desempeño y de 71.7% para rendimiento de pechuga.

Minerales

Dandhu y Angel (2003) demostraron la importancia de evaluar las exigencias de fósforo (P), especialmente en las fases finales de producción de pollos, considerando que ellas representan de 45 a 65% del total consumo de los animales. Normalmente, P es expresado como P total (tP), fósforo disponible (dP) y fósforo non fítico (nPP). El primero representa, como la palabra dice, el total de P obtenido por análisis.

Fósforo disponible se refiere a la parte del P total que es empleada por el animal. Sin embargo, P no fítico es el fósforo que no está asociado con el inositol, y por esto es no fítico y su valor es obtenido por la diferencia entre las valores analizados de tP y P fitico.

En el experimento que trabajaron con pollos machos Ross 308, en el período de 42 a 49 días de edad, los autores identifican la exigencia de 0.16% de nPP, donde el nivel de calcio fue de 0.72%. Los autores defienden esta manera de determinación de fósforo pues está más cerca de la necesidad real del animal, siendo su recomendación más precisa, eliminando un posible exceso de suplementación de este mineral.

Rousseau et al. (2012) también consiguieron demonstrar, trabajando con pollos Ross PM3, con edad entre 21 y 38 días, que es posible formular dietas con nivel más bajo de fósforo no fitico do que los comúnmente empleados. Pero, los autores reforzaron que es necesario compatibilizar el nivel de fosforo no fítico con el de calcio y con la fitasa, si ésta está siendo adicionada a la dieta.

Los principales efectos fueron observados en las características óseas de los animales y no en sus resultados de desempeño.

Conclusiones

Cuando pensamos en la última fase, esta se queda muy compleja pues antes de establecer cualquier programa nutricional es fundamental que se defina la edad de sacrificio de los pollos, si son criados separados por sexo o no o si son hay restricción alimentaria en esto período. Todas estas variables tienen que considerarse en el momento de la formulación.

Referencias bibliográficas

Corzo, A. et al. 2006. Dietary lysine needs of late developing heavy broilers. Poultry Sci. 85:457-461.
Dandhu, A.S y Angel, R. 2003. Broiler non phytin phosphorus requirement in the finisher and withdrawal phases of a commercial four-phase feeding system. Poultry Sci. 1257-1265.
Dozier III, J.J. et al. 2008. Dietary digestible lysine requirements of males and females broilers from forty-nine to sixty-three days of age. Poultry Sci. 1385-1391.
Dozier III, J.J. et al. 2010. Digestible lysine requirements of male broilers from 28 to 42 days of age. Poultry Sci. 89:2173-2182.
Dozier III, J.J. 2011. Apparent metabolizable needs of male and female broilers from 36 to 47 days of age. Poultry Sci 90:804-814.
Kidd, M.T. et al. 1999. Threonine needs of finishing broilers: Growth, Carcass and Economical Responses. J. Appl. Poultry. Res. 8:160-169
Mejia, L. 2011. Digestible isoleucine-to-lysine ratio effects in diets for broilers from 4 to 6 weeks post hatch. J. Appl. Poultry Res. 20:485-490.
Mejia, L. 2012. Ratio needs of arginine relative to lysine of males broilers from 28 to 42 days of age during a constant elevated environmental temperature regimen. J. Appl. Poultry Res. 21:305:310.
Rousseau, X. et al. 2012. Phosphorus utilization in finishing broiler chicken: Effects of dietary calcium and microbial phytase. Poultry Sci. 91:2829-2837.

También le interesaría

Nutrición del pollo durante la última semana: introducción

Abril 2015

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books