ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Cómo iniciarse en la cría de la perdiz

09 julio 2015

De las distintas especies de perdiz que existen, los perdicultores de EUA crían normalmente una de estas dos: la chúcar o la pardilla. La chúcar, por lo general, se adquiere como pollito de un día, mientras que la pardilla solo puede adquirirse como ave adulta o como huevo.

Artículo de R. Michael Hulet, Lynn F. Kime y Jayson K. Harper, Universidad Estatal de Pensilvania, Estados Unidos.

Las principales diferencias entre la perdiz chúcar y la pardilla, en lo que se refiere a métodos de cría, están relacionadas con el precio de los huevos o de los pollitos.

Debido a la dificultad que entraña la cría de la pardilla, y a la fuerte demanda en el mercado que existe de esta especie, hay un precio premium para estas aves.


Perdiz chúcar

La perdiz chúcar

La perdiz chúcar, originaria de Europa y Asia, empezó a introducirse en EUA ya en el año 1932.

La perdiz roja, común entre los criadores de aves de caza, es muy probablemente un cruce entre las diferentes especies de perdiz que se han exportado a los Estados Unidos.

La perdiz chúcar también se conoce en español con el nombre de perdiz chúkar o turca.

Esta especie se identifica por una banda negra que le atraviesa la frente, a la altura de los ojos y bajo el cuello. La parte inferior del pecho y el dorso suelen ser de color gris ceniza. En el ave adulta, el pico, las patas y los dedos son de color rojo anaranjado.

La chúcar es dócil y se cría fácilmente en cautividad. Aunque la mayoría se liberan en cotos de caza, se observa un aumento de su cría como producto destinado a restaurantes.


Perdiz pardilla

La perdiz pardilla

La perdiz pardilla, también conocida en español como pardina o pardiña, se exportó por primera vez de Hungría a Estados Unidos en el año 1908.

Son algo menores de tamaño, con una longitud media de 30,5 cm a 35,5 cm (12 a 14 pulgadas) y un peso aproximado de 453,6 gr (1 libra) en el ave adulta.

Poseen alas cortas y redondeadas y la cola también es corta y de color castaño oscuro. Las plumas del cuerpo son marrones y grises y, en los machos, los flancos están barrados en marrón y blanco. En la parte inferior del pecho, de color gris, tienen una mancha característica en forma de herradura de color marrón. Los huevos son de color verde oliva y eclosionan a los 25 días.

Comercialización

Como en cualquier negocio, los potenciales perdicultores necesitan buscar sus nichos de mercado antes de establecer una empresa.

Existen cuatro posibles nichos para las perdices: los cotos de caza, los negocios de alimentación gourmet (principalmente restaurantes), particulares que sacrifican las aves para consumo propio y particulares que quieren repoblar el hábitat natural de estas aves.

En Pensilvania (EUA) hay aproximadamente unos 20 cotos de caza gestionados de manera comercial y unos 200 de manera privada. 

Iniciación

Una manera práctica de iniciarse en la perdicultura es comenzar por adquirir un lote de 1000 perdices y utilizar las instalaciones de las que se disponga previamente, cuando sea factible.

Este tamaño de unidad de producción permite aprender todo lo relacionado con las habilidades de producción y comercialización sin necesidad de realizar grandes inversiones. Los costes para establecer una empresa de perdices se limitan a una incubadora, comedero, bebedero, una fuente de calor y un parque de vuelo.

Incubación  

Comience con huevos o pollitos de un día adquiridos a un perdicultor de reputación conocida.

Antes de la obtención de los huevos o del lote de aves, asegúrese de que los reproductores no sean portadores de Mycoplasma spp, Salmonella pullorum, ni Salmonella typhimurium.

Si adquiere huevos, estos deben mantenerse en un entorno limpio y a una temperatura ambiente entre 12,78 °C y 20 °C (55 °F a 68 °F) antes de su incubación.

Pese a que los huevos de perdiz poseen la característica especial de soportar largos períodos de almacenaje y se pueden mantener, aproximadamente, durante 3 semanas antes de que disminuya su incubabilidad, lo mejor es comenzar a incubarlos en la semana posterior a la puesta.

Cuando se almacenen por períodos más largos, los huevos deberían voltearse una vez al día.

Si adquiere o prepara una incubadora, debería estar bien ventilada, montada de tal forma que sea fácil el volteo, que esté provista de un buen material aislante y que sea fácil de limpiar y desinfectar. Es necesario que mantenga la temperatura de manera que no supere un margen de +/- 0,13 °C (0,25 °F) y proporcionar una humedad relativa del 60 %.

Disponga los huevos limpios a una temperatura de 37,5 °C a 37,78 °C (99,5 °F a 100 °F) durante 23 a 25 días. Muchos perdicultores marcan grupos pequeños de huevos en una cara para saber cuándo fueron volteados.

El manejo de mayor cantidad de huevos requerirá una volteadora automática o manual. Después de que se haya completado la eclosión, saque los pollitos y los restos de la eclosión y limpie y desinfecte concienzudamente la incubadora.


Pérdices chúcar adultas en jaulas

Crianza de pérdices jóvenes 

Las primeras dos semanas son cruciales para asegurar que los pollitos tengan un buen arranque, así que es muy importante llevar a cabo una planificación previa.

Coloque los pollitos en un ambiente cálido en el que tengan agua y alimento a su disposición. Antes de la eclosión, asegúrese de que todos los comederos y bebederos, así como las fuentes de calor, están funcionando.

Debido a que los pollitos no son capaces de regular su temperatura corporal durante los 10 primeros días de vida, es necesario un control adecuado de la fuente de calor que se vaya a utilizar, tal como luces eléctricas, lámparas de calor, calentadores de propano o de queroseno.

Elija la fuente de calor más adecuada para las condiciones de alojamiento que posea. Establezca la temperatura de manera que en la sala sea de aproximadamente 31° C (88 °F) y justo debajo de la fuente de calor de 35 °C (95 °F).

Observe con atención el comportamiento de sus aves: si se aproximan en grupos, aumente la temperatura y cuando parezca que se alejan de la fuente de calor, disminúyala.

Aumente progresivamente la temperatura de la sala, entre 2,78 °C y 3,89 °C (de 5 °F a 7 °F), cada día hasta que alcance 21,1 °C (70 °F).

Los perdicultores pueden criar perdices de manera efectiva en jaulas de colonias, pero se debe prestar especial atención a no dejarlas demasiado tiempo en las jaulas, puesto que eso puede afectar a la calidad del plumaje.

Mantenga una densidad de jaula de 4 perdices por 929 cm2 (1 pie cuadrado) durante la primera semana y después disminuya a 3 aves por 929 cm2 (1 pie cuadrado) para las aves de 2 a 6 semanas de edad.

Con el fin de evitar que las aves se asfixien unas a otras, forre los rincones del área inicial de cría con cartón o alambre. Los pollitos son muy activos y cuando se asustan tienden a amontonarse unos encima de otros, lo cual puede traer como consecuencia la pérdida de aves. Al redondear los rincones, se eliminan los espacios en los que las aves pudieran agruparse.

La forma en que se crían las aves depende de las opciones de mercado que el productor elija: cotos de caza, aves para el consumo de carne o para la producción de huevos. Los cotos de caza requieren un tipo de perdiz más pequeña, de vuelo rápido, por lo que se deben trasladar los pollitos a parques de vuelo que permitan una densidad de dos aves por 929 cm2 (1 pie cuadrado).

Para proteger las aves del contacto humano y de los depredadores, plante vegetación en el interior de las jaulas, cubra la parte superior con malla y entierre la malla gallinera a lo largo de la base del perímetro. En la mayoría de cotos prefieren adquirir aves de 15 a 16 semanas de edad.

Manejo de enfermedades

Debido al reducido tamaño del sector, no existe mucha medicación aprobada para su uso en la producción de perdices. La bioseguridad y las condiciones higiénicas son importantes para prevenir la aparición de enfermedades.

La bioseguridad implica la separación de las aves en grupos de edades, restricción del acceso humano a las instalaciones, mantenimiento de la limpieza de las instalaciones y una adecuada eliminación de los cadáveres.

Para prevenir la introducción de organismos causantes de enfermedad, aísle durante un mes toda ave que vaya a introducirse en el lote existente antes de su contacto con otras aves.

También le interesaría

Tiempo de la incubación de perdiz roja 

Julio 2015

Fotos de Shutterstock

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books