ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Chinches de cama: plagas difíciles de controlar en los lotes de reproductores - 2

02 noviembre 2015

Las grandes infestaciones de chinches de cama en naves de pollos pueden llevar a una pérdida de plumaje, irritación de la cloaca, lesiones en la pechuga y patas y, posiblemente, anemia en los casos más graves. (Segunda parte de una serie de dos artículos).

En la conclusión de esta serie extraída del proyecto "MSU Cares" de la Universidad Estatal de Misisipi, EUA, los investigadores describen as maneras de controlar las plagas. Vea la primera parte de esta serie: Chinches de cama: plagas difíciles de controlar en los lotes de reproductoras - 1. 

Comportamiento y control de las chiches de cama

Sólo hace falta una hembra de chinche para provocar problemas graves, ya que, fecundada puede producir una infestación bien desarrollada en la nave de reproductoras en unos pocos meses.

No necesita que un macho esté presente para que esto ocurra. Si bien es cierto que la hembra se quedará sin esperma y tendrá que aparearse de nuevo para fertilizar más huevos, ella puede aparearse con su propia prole una vez que se hayan convertido en adultos para continuar el ciclo.
Debido al gran número de huevos que la hembra puede producir en condiciones favorables y con acceso al hospedador, las poblaciones de chinche de cama pueden finalmente duplicarse cada 16 días.

Las chinches de cama tienen un método único de apareamiento denominado “inseminación traumática”. En la inseminación traumática, debido a que el cuerpo de la hembra no tiene una abertura natural para la recepción del esperma, los órganos reproductores del macho “rajan ” la pared abdominal de la hembra y libera el esperma en la cavidad producida en el cuerpo de esta.

Durante las horas siguientes, el esperma migra hasta los ovarios y fertiliza los huevos. Los estudios han demostrado que el proceso de curación de la inseminación traumática tiene una influencia significativa en la capacidad de la hembra de producir huevos.

Las hembras que se aparean solo una vez producirán un 25 % más de huevos que las que se hayan apareado repetidas veces (Miller y Polanco, s.f.). El acceso a la ingesta de sangre determinará el número de huevos que un hembra producirá en su vida. Cuantas más veces se alimente, mayor será el número de huevos que produzca.

Las chinches de cama son, en su mayoría, insectos nocturnos. Sin embargo, pueden alimentarse ocasionalmente de día si el hambre extremo les obliga y las condiciones de luz son escasas.

Pasan la mayor parte del tiempo escondidos en grietas y ranuras donde no son vistos ni molestados. Esto hace muy difícil el control en las naves de reproductoras por la abundancia de sitios en los que pueden esconderse tales como slats, nidos, dobleces de las cortinas y numerosas grietas y ranuras.


*
"A pesar de que las chinches de cama se alimentan de la sangre, aparentemente no transmiten enfermedades"


Las chinches afectan a las reproductoras

Los insectos jóvenes y adultos de ambos sexos se alimentan exclusivamente de sangre. Poseen una boca con forma de pico que perfora la piel de su hospedador y les permite extraer la sangre. Una chinche de cama se alimentará entre 5 y 10 minutos, después abandonará su hospedador y volverá a su escondite para empezar a digerir la sangre.

Las chinches de cama se alimentan por lo general cada 3 a 7 días. Por lo tanto, en cualquier momento del día, la mayoría se encuentran escondidas digiriendo su alimento y no están alimentándose de sus pollos.

Las grandes infestaciones de chinches de cama en naves de pollos pueden llevar a una pérdida de plumaje, irritación de la cloaca, lesiones en la pechuga y patas y, posiblemente, anemia en los casos más graves (Goddard y Edwards, 2012).

Debido al estrés que puede provocar una infestación grave en un lote de reproductoras, la producción avícola puede verse afectada. Esto se traduciría en un menor número de huevos, menor fertilidad y/o descenso de la incubabilidad. Puede afectar también al consumo de alimentos y al índice de conversión por docena de huevos para incubar.

A pesar de que las chinches de cama se alimentan de sangre humana, de la de los pollos y de otras criaturas de sangre caliente, y son una molestia importante para los individuos que tienen que enfrentarse a una infestación, aparentemente no transmiten enfermedades.

Sin embargo, y especialmente si se mueven de una instalación avícola hasta las viviendas de los galponeros, las infestaciones provocan insomnio, incomodidad, vergüenza y ansiedad.

 La tierra de diatomeas funcionan mejor cuando la humedad es baja

Control con insecticidas

Las chinches de cama son muy difíciles de controlar, especialmente entre las aves de la granja. Existen muchos productos que ya no son efectivos debido a la resistencia a los insecticidas y las aplicaciones insecticidas deben alcanzar las zonas de refugio (no a las aves), lo cual no siempre es posible.

Además, las especificaciones de aplicación estipuladas en la etiqueta limitan el número de productos que pueden aplicarse cuando las aves están presentes. Algunos productos que pueden utilizarse con las aves presentes en la granja incluyen fórmulas con permetrina, como el Ravap EC (tetraclorvinfos y diclorvos) y Rabon.

Normalmente es más fácil obtener el control de una plaga de chinche de cama después de que se hayan trasladado las aves y se hayan limpiado y desinfectado los alojamientos de manera concienzuda. Tras la limpieza, puede aplicarse un insecticida con una buena actividad residual en las grietas, ranuras, cortinas, juntas del techo y buhardillas, nidos, slats y otros lugares de refugio.

Entre los insecticidas con actividad residual etiquetada para su uso cuando las aves no estén presentes en la granja se incluyen OxyFly (lambda-cialotrina), Tempo 20WP (ciflutrina), y Tempo SC Ultra (beta-ciflutrina).

La tierra de diatomeas también se ha utilizado como alternativa a los insecticidas químicos con distintos grados de éxito, que parecen ser de algún modo dependientes del tiempo atmosférico (aplicados cuando la humedad es baja parece que funcionan mejor que cuando esta es alta).

Los tratamientos con calor pueden utilizarse para matar las chinches de cama cuando los pollos no están en las instalaciones. La calefacción constante de la estructura hasta los 54,5 °C (130 °F) durante unas horas, debería matar tanto las chinches de cama como los huevos de estos.

Sería mejor contactar con un profesional del control de plagas para determinar si la empresa tiene el equipo y la experiencia necesarios para tratar con calor una estructura de unas dimensiones tan grandes como las de una instalación avícola. También se recomienda la aplicación de un insecticida residual en el perímetro exterior para matar las chinches de cama que intenten escapar del tratamiento por calor.

Resumen

Las chinches de cama son insectos que se alimentan de sangre y son muy difíciles de controlar en instalaciones avícolas de reproductoras.

Han estado aquí durante miles de años, pero la mayoría de personas de Estados Unidos (incluidos muchos entomólogos) hasta hace poco no las habían visto nunca porque se pensaba que se habían eliminado por completo en este país.

Sin embargo, no ha sido así y se ha producido un enorme resurgimiento durante los últimos 10 a 20 años. Son extremadamente difíciles de controlar en las operaciones de reproductores si hay aves en la granja.

Los productos que pueden utilizarse con las aves presentes son limitados y muchos de ellos ya no funcionan demasiado bien porque los insectos han desarrollado al menos cierto nivel de resistencia a muchos compuestos químicos que se utilizaban en el pasado.

Por lo general, las plagas son más fáciles de controlar entre lotes cuando la nave se ha limpiado, desinfectado y tratado con químicos potentes que se han etiquetado para el uso exclusivo en ausencia de aves y cuando la nave está vacía. La tierra de diatomeas es una alternativa al tratamiento químico.

Incluso en ausencia de aves, el tratamiento de la nave puede que no resulte en una erradicación total de estos insectos. Sencillamente existen demasiados escondites en las instalaciones avícolas. Deberá vigilar con atención constante sus instalaciones.

Advertencia: compruebe la normativa local sobre el uso de pesticidas y lea y siga con atención las instrucciones de la etiqueta.

Los autores de este artículo son: Tom Tabler, Profesor de la Extensión de Ciencia Avícola; Kelly M. Loftin, Extensión de Entomología, Universidad de Arkansas Servicio de Extensión Cooperativa; Morgan Farnell, Profesor Asociado, Ciencia Avícola; Jessica Wells, Instructor de Extensión, Ciencia Avícola; y Haitham M. Yakout, Investigadora Científica, Departamento Animal y de Ciencia Avícola, Virginia Tech. 

También le interesaría

Chinches de cama: plagas difíciles de controlar en los lotes de reproductoras - 1 

Noviembre 2015 

Fotos de Shutterstock

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books