ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Incubación de avestruces

17 diciembre 2015

Las avestriuces por lo general no empiezan bien y la tasa de mortalidad es bastante alta. Algunos productores creen que los huevos deben perder aproximadamente 15% del peso original durante la incubación. Pueden requerirse ajustes en la humedad a fin de impulsar la disminución de peso en los huevos durante la incubación.

Incubación de avestruces
 

Artículo de Joe Berry del Servicio de Extensión Cooperativa de Oklahoma, EUA. 

Si los huevos fértiles de avestruz se almacenan adecuadamente, la retención de los huevos durante siete días no debe reducir el porcentaje de nacimientos. Debe voltearse a diario antes de la incubación para mantener al máximo la incubabilidad. Los huevos que necesitan limpiarse deben lijarse cuidadosamente para eliminar cualquier suciedad o material extraño adherido. En el caso de huevos sumamente sucios, el lavado se debe hacer siempre y cuando el agua limpia se encuentre al menos 6°C (10°F) más caliente que los huevos (no debe usarse agua caliente).

La incubadora debe probarse al menos 12 horas antes de usarse. Esto permite que se hagan ajustes y que regule la temperatura antes de empezar el proceso de incubación. La incubadora también debe estar limpia y adecuadamente desinfectada antes de usarse. La desinfección de la incubadora debe incluir una limpieza profunda para eliminar cualquier material orgánico, seguido después de una aplicación a fondo de un desinfectante.

La incubadora después se puede fumigar (no siempre se recomienda debido a los gases peligrosos que se producen) o exponerlo a luz ultravioleta durante varias horas. El paso final es dejar que la incubadora se seque antes de volverla a usar.

La temperatura para la incubación de los huevos de avestruz es de 36.4°C (97.6°F). Para los huevos que son muy grandes (1,800 g o más), puede ser aconsejable utilizar una temperatura de incubación de 36.3°C (97.5°F).

Al usar una temperatura más baja, la duración del periodo de incubación se va a aumentar en unas pocas horas y los huevos van a tener más tiempo de liberar humedad. La temperatura es crítica para un buen nacimiento por lo que solo deben de intentarse pequeños ajustes.

La humedad en la incubadora también es importante. La humedad relativa en 25% es más o menos la correcta para un adecuado nacimiento de los polluelos. La humedad relativa real va a necesitar determinarse por cada uno, la cual puede variar con los diferentes tamaños de huevo.

La sala de la incubación probablemente va a necesitar de aire acondicionado y también un deshumidificador para que la humedad relativa esté lo suficientemente baja en la incubadora. Si el nivel de humedad de la incubadora es muy alto el resultado va hacer que los polluelos se mojen e hinchen.

Huevo de avestruz y huevos de gallina
Huevo de avestruz y huevos de gallina

La importancia de comenzar bien

Estas aves por lo general no empiezan bien y la tasa de mortalidad es bastante alta. Algunos productores creen que los huevos deben perder aproximadamente 15% del peso original durante la incubación. Pueden requerirse ajustes en la humedad a fin de impulsar la disminución de peso en los huevos durante la incubación. El pesaje cuidadoso de los huevos y la manutención de registros precisos son vitales para un buen nacimiento de los polluelos de avestruces.

Durante la incubación los huevos deben colocarse con el extremo grande hacia arriba, y si es posible, a un ángulo de 45 grados. También es aceptable la colocación de los huevos de lado. Los huevos deben voltearse al menos dos veces al día (de 8 a 10 veces por día es mejor) hasta que el día 39, cuando los huevos se transfieren a la nacedora. Si el volteo se hace a mano, los huevos deben marcarse (quizás con una X o un 0) para garantizar que se voltee cada huevo.

Los huevos se pueden pasar por el ovoscopio para determinar la fertilidad después de dos semanas. Una vez identificados, los huevos infértiles se deben de eliminar de la incubadora. Al momento en que eclosiona el huevo, el polluelo primero va a picar la celda de aire y después hacia el cascarón exterior. Después de picar, el polluelo lentamente va a girarse dentro del huevo para romper el cascarón conforme se gira.

Después de que se quiebra o rompe el cascarón casi a todo lo largo, el polluelo puede empujar para salir de él. Si se retrasa el avance puede ser necesario romper el cascarón para ayudar al polluelo un poco. El avance se puede monitorear utilizando la luz de ovoscopio. No se recomienda que el polluelo se le ayude a salir del cascarón a menos que el periodo de incubación este más allá del día 42. Si se apresura el polluelo, el ombligo no se va a cerrar adecuadamente. Un ombligo infectado con frecuencia lleva a la muerte del polluelo.

Antes de que el polluelo salga de la nacedora, el ombligo debe verificarse para ver que esté adecuadamente cerrado y entonces debe tratarse con una solución de 7% de yodo para protegerlo contra infecciones. Quizás sea necesario después hacer un segundo tratamiento dos o tres días después.

Después de la primera semana debe volverse a verificar el ombligo. Si todavía tiene una parte umbilical pegada seca (que parece como un cabello grueso) debe tirarse o jalarse del ombligo y debe tratarse el área con yodo una tercera vez. Si no se sigue este procedimiento, puede aumentarse el riesgo de infección en el ombligo y saco vitelino.

También le interesaría

Nacimiento de polluelos de avestruz

Diciembre 2015

Fotos de Shutterstock

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books