ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Proteínas y aminoácidos

21 marzo 2016

En la ración de los animales, las proteínas desempeñan muchas funciones, formando parte de la estructura básica de los tejidos, como músculos, tendones, piel, albúmina, y yema entre otros, y complementando funciones metabólicas y reguladoras del organismo. Como así también, formando base del código genético y el sistema inmunitario.

Artículo del Dr. P. M. Gibert, Paraguay, publicado en ABC Digital, Asunción, Paraguay.

En los últimos tiempos, los nutricionistas están trabajando en dosificar adecuadamente las proteínas en las raciones, poniendo mayor atención en los aminoácidos que en los porcentajes proteicos que figuran en las tablas de requerimientos.

Los animales necesitan nitrógeno para el mantenimiento de la vida y el nivel de producción. La fuente de que disponen para cubrir sus necesidades son de origen vegetal o animal.

Cuando se formulan las raciones hay que tener en cuenta de los requerimientos de proteína de los animales que se están alimentando y estos dependen de la especie, la edad, el sexo, la salud, el estado productivo, el medio en que viven y el destino comercial, estos deben ser satisfechos en forma equilibrada para lograr una buena salud y una mayor productividad. Últimamente se han agregados otros que están relacionados con el momento de apareamiento.

El aumento de los trabajos de mejora genética y la precocidad con que son faenados los animales aumenta considerablemente la demanda de proteínas de alto valor biológico, sobre todo teniendo en cuenta la demanda de aminoácidos. Este concepto es fundamental considerando que muchas veces se quiere tener en cuenta la cantidad de proteína y no la calidad de la misma, que es fundamental para que cumpla su función, además la cantidad de proteína debe ser satisfecha dentro de los parámetros de las necesidades requeridas para cada etapa del animal, sobre todo en aminoácidos.

Tanto el déficit como el exceso de proteína en las raciones pueden producir problemas, el primero implica un desequilibrio nutritivo que induce a una disminución del consumo de ración y una baja en la producción. El exceso de proteína en la dieta puede llevar al aumento de la mortalidad y a una disminución del levantamiento de la ración.

Las fuentes de proteína giran, básicamente, en las oleaginosas, sus subproductos y las harinas de origen animal. En este último punto hay que tener especial cuidado cuando se alimentan animales  a fin de garantizar que en la ración no se usa proteína animal, para evitar el riesgo de la transmisión de la enfermedad conocida como “vaca loca”. Muchos países no aceptan carnes de animales alimentados con proteínas de origen animal.

Fuentes de proteína vegetal

La fuente de proteína vegetal más frecuantemente usada es la proveniente de la soja, el girasol y algodón, entre otras. La soja se utiliza en forma entera, tratada o desactivada y el resto que queda después de haberle extraído el aceite que es conocido como expeler. Cualquiera de las alternativas son buenas, pueden utilizarse en forma independiente o juntas, para obtener en la ración proteína y energía. Se debe tener encuenta la calidad del expeler de soja, prestando mucha atención en el color del mismo. Un color muy oscuro indica que está sobrecalentado y pone en riesgo la calidad de la proteína.

Si se usa grano entero de soja,  se debe utilizar desactivado; es decir, someter al grano al calor, ya sea por medio del hervor o el tostado, para dsactivar el factor inhibidor que posee. Además, se debe tener presente su limitación en el aporte deficiente de metionina.

Cuando se busca la preparación de un alimento para los animales se debe llevar en cuenta el requerimiento de los mismos en forma integral, teniendo en cuenta lo que mencioné anteriormente sobre los requerimientos, ya que todos deben ser satisfechos para obtener una buena salud y una alta productividad. Sobre todo cuando se trabaja con animales de de alta genética, que necesitan mejor alimentación para permitir la expresión de los beneficios que aporta el mejoramiento genético del ganado en todas las especies.

Recambio proteico

Las proteínas del cuerpo de los animales están en un continuo proceso de renovación. Se degradan hasta sus aminoácidos constituyentes y se utilizan estos aminoácidos junto con los obtenidos de la ración, para formar nuevas proteínas en base a las necesidades surgidas en el momento, ya sea por estrés o aumento de producción. Este mecanismo natural es conocido como recambio proteico y es imprescindible para el mantenimiento de la vida, siendo la principal causa del consumo energético en estado de reposo.

El pequeño productor cuando compra o prepara el alimento de sus aves debe tener en cuenta que no cualquier balanceado de pollo satisface las necesidades de todas las líneas existentes, generalmente cada línea tiene un requerimiento que está determinado por su tabla de requerimientos, y esta va de acuerdo con lo que se quiere del animal, ya sea carne o huevo. En nuestro medio, en pollos parrilleros se buscan animales con curvas de crecimiento negativo en las primeras semanas en época de calor para evitar la muerte súbita. Eso hace que se determine una estrategia de alimentación diferente.

Cuando el productor compra el balanceado, debe fijarse que en la etiqueta diga para qué especie animal está indicado, sus ingredientes, como ser: proteína, energía metabolizable, calcio, fósforo, vitaminas y los niveles de aminoácidos que tiene. Sobre todo, lisina y metionina-cistina.

La deficiencia de proteínas en la dieta de los animales puede provocar disminución de la capacidad de resistencia corporal, insuficiente formación de proteínas corporales con la consiguiente pérdida y desgaste muscular. Además, deficiencia en el crecimiento, una actividad enzimática disminuida, produciendo un retrazo de los procesos metabólicos, disminución de las faces productivas y menor resistencia a las infecciones.

Exceso de proteína

Nuevos trabajos han demostrado que el exceso de proteína provoca grandes problemas.

Los aminoácidos absorbidos por encima de las necesidades reales no se pueden almacenar, por lo tanto, deben ser desaminados y producen amoníaco como un subproducto que es tóxico en la corriente sanguínea. Hay que tener en cuenta que la alimentación representa mas del 60 % del costo de producción y que la proteína es cara, sobre todo cuando no se utiliza adecuadamente.

También le interesaría

Nutrición del pollo durante la primera semana: proteína y minerales

Marzo 2016 

Fotos de Shutterstock

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books