ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Optimizando la productividad en la planta de incubación: temperatura

21 julio 2016

Los embriones tienen una temperatura óptima para su crecimiento ideal, cuando la temperatura se desvía de esta temperatura el crecimiento de los embriones se ve afectado (Tercera parte de una serie de cuatro artículos).

Artículo del Ing. Oscar Vásquez, Mpa (Master en Producción Avícola), Guatemala.

La temperatura toma importancia desde la postura hasta el nacimiento del pollito, antes de incubarse los huevos deben mantenerse por debajo del cero fisiológico, según North y Bell (1993) el cero fisiológico es 23.9 °C (75 °F).

La temperatura más recomendada para el almacenamiento de los huevos es 18.3 °C (65 °F) cuando el tiempo de almacenamiento no sobre pasa los 6 días, este es el tiempo máximo recomendado para obtener la mayor productividad.

Temperatura de incubación

Los embriones tienen una temperatura óptima para su crecimiento ideal, cuando la temperatura se desvía de esta temperatura el crecimiento de los embriones se ve afectado (North y Bell, 1993).

La temperatura de incubación debe estar entre 98.5 a 100.3 °F, la temperatura óptima esta dentro de este rango, esta dependerá del tipo de incubadora que se este utilizando, cada tipo de incubadora tiene una recomendación de temperatura óptima que debe usarse como guía.

En general para las incubadoras de etapa múltiple la temperatura óptima es muy cerca a los 99.2 °F. (0.5 °F).

Para las incubadoras de carga única esto es totalmente diferente ya que en estas máquinas lo normal es que se maneje un perfil y no un punto fijo, el perfil consiste en variar la temperatura con la edad del embrión, iniciando con una temperatura de aproximadamente 100.5 °F y finalizando a los 18.5 días con aproximadamente 98.5 °F.

Después de la transferencia (18.5 días) debe mantenerse una temperatura ligeramente inferior a los primeros 18.5 días, que para las nacedoras de etapa múltiple es aproximadamente 98.5 °F, y para las nacedoras de etapa única va desde 98.5 en las primeras horas después de la transferencia hasta 97.5 en las ultimas horas antes de ser retirado el pollito de la nacedora.

Temperaturas arriba del lo ideal adelantaran el nacimiento y temperaturas por debajo lo retrasaran, el tiempo de adelanto o retraso depende de cuánto se incremente o disminuya la temperatura y el tiempo que permanezca fuera del óptimo.

Las 504 horas (21 días) que debe durar el periodo de incubación deben ser la guía del incubador, más de 4 horas de desajuste en este período requieren que se corrijan las condiciones de incubación, y la temperatura es el factor que más influye sobre tiempo de nacimiento.

A pesar que cada tipo de incubadora tiene una recomendación de temperatura óptima, esta varía según algunos factores como: tamaño del huevo, calidad del cascarón, genética, edad de las reproductoras, tiempo de almacenamiento y humedad relativa de incubación (North y Bell, 1993).

Efecto de variaciones significativas de la temperatura

Los embriones soportan leves variaciones (0.4 °F) sin efectos nocivos notables sobre la incubabilidad, sin embargo, desviaciones mayores a 0.6 °F tendrán efectos dañinos notables sobre la incubabilidad, estas desviaciones asociadas con el tiempo de exposición pueden causar grandes pérdidas.

Las altas temperaturas son las que ocasionan los mayores daños, según North y Bell (1993), exposición de los embriones por 6 horas a 110 °F provocan una disminución notable en la incubabilidad y 115 °F por 3 horas ocasionará la muerte de todos los embriones.

Las bajas temperaturas son menos letales y menos frecuentes durante el proceso de incubación, pero no por eso menos importantes, exposiciones a bajas temperaturas alargan el periodo de nacimiento y provocan un decremento significativo en la calidad del pollito (North y Bell, 1993).

Cuando un nacimiento se retrasa los pollitos que no nacen durante el periodo previsto generalmente no pueden ser aprovechados ya que es anti-económico e impractico mantener los embriones retrasados hasta su nacimiento total, a menos que las condiciones de manejo de la planta lo permitan. Lo más común es que se eliminen los embriones que no nacen en el tiempo previsto (21 días ± 4 horas).

Cuando los huevos que se incuban son expuestos a temperaturas que sobrepasan en cero fisiológico antes de ser colocados en la incubadora ocasiona que el periodo de nacimiento (spread) se alargue, esto también puede deberse a que la incubadora no este manteniendo uniformidad de la temperatura en toda la masa de huevos, en incubadoras de etapa múltiple es normal que el periodo de nacimiento sea de hasta 36 horas en incubadoras de etapa única esto se reduce de 12 a 20 horas, periodos de nacimiento mayores deben ser motivo de acciones correctivas.

Temperatura de los embriones

El uso de la temperatura de los embriones es una herramienta importante en el control de la temperatura, esta temperatura se mide indirectamente midiendo la temperatura de la cáscara de los huevos con un termómetro láser de alta confiabilidad.

La temperatura del embrión depende de la temperatura del aire y de la habilidad del embrión para realizar el intercambio, por lo que existe una diferencia entre la temperatura del aire y la temperatura del embrión debida al calor metabólico del embrión, su temperatura se incrementa a medida que acerca al día del nacimiento, esta temperatura es un reflejo del grado y ritmo metabólico del embrión (Meijerhof, 2003).

Monitorear la temperatura del embrión es tan importante como monitorear las condiciones ambientales de la incubadora, la temperatura embrional, es frecuente encontrarse con condiciones ambientales aceptables pero temperaturas embrionarias perjudiciales, hacer ajustes oportunos basándose en el desarrollo embrional puede mantener un porcentaje de óptimo de nacimiento.

Las temperaturas embrionarias varían según la edad del embrión y el tipo de máquinas, se considera que la temperatura óptima debe estar entre 100.0 y 100.5 °F y al finalizar el período de incubación entre 100.0 y 101.0 °F (Meijerhof, 2003).

Las incubadoras presentan variaciones de temperatura por zonas, según su sistema de ventilación, las áreas donde la velocidad del aire el menor la temperatura tiende a ser más alta, lo importante es conocer que áreas de la incubadora presentan las temperaturas más elevadas y tener un punto de toma de lecturas de tal forma que ese punto represente la temperatura promedio embrional de toda la máquina.

También es importante hacer énfasis en que temperaturas embrionarias superiores a 102.5 °F son perjudiciales, por lo que se debe tratar de que las zonas más calientes de la máquina no sobrepasen dicha temperatura cuando los embriones estén entre 16 y 18 días de incubados.

Humedad

Proporcionar a los huevos una humedad óptima es tan importante como la temperatura (Nilipour, 1998). Durante el periodo de incubación el contenido del huevo debe perder cierta cantidad de agua, esta pérdida de humedad es muy importante ya que tiene gran influencia en la calidad del pollito. La pérdida óptima de humedad influirá mucho en la calidad y en el porcentaje de nacimiento.

La pérdida debe ser suficiente para que la cámara de aire alcance el tamaño adecuado para que el embrión pueda realizar la transición respiratoria córioalantoidea a respiración pulmonar (Salazar, 2000).

Los porcentajes de humedad recomendados van de 45 % a 60 % (promedio 55 %) dependiendo del tipo de máquina y tipo de huevo que se este utilizando, los huevos de menor tamaño y con cáscara de menor calidad pierden humedad con más facilidad por la mayor relación área volumen y por la mayor permeabilidad de la cáscara respectivamente, por lo que es aconsejable hacer ciertos ajustes en la humedad según el tipo de huevo que se este incubando, generalmente se acostumbra a dar un poco más de humedad a los huevos provenientes de reproductoras jóvenes.

Manejo de la humedad en las incubadoras

La forma más efectiva de determinar cual el porcentaje de humedad óptima en la incubadora es por medio de la medición periódica de la perdida de peso durante el periodo de incubación (18.5 días), el rango más aceptado como ideal está de 11 a 14 %, los huevos de reproductoras jóvenes (pequeños) perderán más y lo huevos de reproductoras de fase III perderán menos.

Si se determina que la pérdida de peso esta fuera del rango recomendado se deberá subir o bajar la humedad según se a el caso, generalmente se recomienda realiza cambios de 0.5 °F o 2 % cuando la diferencia con lo ideal no es muy alta, siempre teniendo en cuenta que la temperatura de bulbo húmedo de las incubadoras debe estar entre 80 a 86 °F, ó 45 a 60 % de humedad relativa.

Debe tenerse en cuenta que si las condiciones de la sala no favorecen a la máquina incubadora a mantener la programación poco o ningún efecto tendrá este cambio sobre la perdida de humedad de los huevos (Salazar, 2000).

Manejo de la humedad en las nacedoras

Para la humedad de la nacedoras se sigue un criterio un poco diferente, el objetivo en esta etapa del proceso es que exista suficiente humedad para que el pollito pueda nacer sin dificultades y no se deshidrate, la humedad también ayuda a mantener una temperatura adecuada cuando no se cuenta con salas o plenums de ingreso acondicionados.

Los rangos de humedad generalmente manejados en las nacedoras van desde 82 hasta 90 °F, algunas recomendaciones que se dan es manejar baja humedad (82 a 84 °F bulbo húmedo) en el primer día y alta humedad (86 a 90 °F) después que el 10 % de los pollitos hayan roto el cascarón, y luego baja humedad en las ultimas 8 horas antes de retirar los pollitos de la nacedora.

Sin embargo, el incremento de la humedad durante el proceso de picado se produce en forma natural por la humedad que liberan los pollitos al salir del cascarón, por lo que probablemente la nacedora no requerirá activación del sistema de humedad.

Volteo de huevos

El objetivo de voltear los huevos es exponer a los embriones a los nutrientes y oxigeno, así como para evitar que éstos toquen la cáscara y se queden pegados ocasionándoles la muerte (Nilipour, 1998).

El ángulo de volteo debe ser de 45 grados respecto de la vertical, de tal forma que en cada volteo los huevos giren 90 grados (North y Bell, 1993). La falta de volteo puede ocasionar que una perdida de un 50 % del nacimiento (Nilipour, 1998).

A continuación se presenta el cuadro 1 propuesto por North y Bell (1993) donde se muestran los efectos en el porcentaje de nacimiento ocasionado por un mal ángulo de volteo.

Cuadro 1. Efecto del ángulo de volteo de los huevos
durante la incubación

Fuente: North y Bell, 1993

El intervalo de volteo tiene efecto en el porcentaje de nacimiento, a medida que se incrementa la cantidad de volteos diarios, el porcentaje de nacimiento sube, pero no se ha encontrado ningún efecto beneficioso con más de 24 volteos diarios (Nilipour, 1998), por esta razón la mayoría de incubadoras poseen intervalos de una hora.

Este intervalo de volteo es requerido durante los primeros 15 días de incubación después el volteo no es necesario, a menos que la ausencia provoque incrementos no deseados de temperatura. En las incubadoras de ventilación por túnel es oportuno desconectar y colocar en posición horizontal los carros de los huevos que ya cumplieron 15 días para mejorar la ventilación.

Ventilación y CO2

El suministro de aire fresco a las incubadoras es muy importante para el buen desarrollo de los embriones, según Nilipour (1998) un embrión requiere de aproximadamente 6 litros de oxigeno, por cada 1 % de disminución en la concentración de oxigeno a partir de 21 % (concentración a nivel del mar) el porcentaje de nacimiento baja en un 5 %.

A medida que los embriones crecen requieren de mayor cantidad de oxigeno, en las incubadoras de etapa múltiple que tienen embriones en diferente edad de incubación se debe mantener menos de 0.3 % de CO2 (Nilipour, 1998).

La mayoría de máquinas regulan el ingreso de aire fresco abriendo o cerrando la compuerta de ingreso de aire, para que las máquinas no restrinjan el aire que les ingresa deben tratarse de mantener las condiciones de la sala de máquinas en las condiciones recomendadas de temperatura, también puede regularse la compuerta para que esta nunca se cierre completamente.

Si la sala se mantiene más fría de lo recomendado las incubadoras restringirán el ingreso de aire y por lo tanto se incrementará el nivel de CO2 dentro de la máquina.

Para cumplir con los requerimientos de oxigeno de los embriones, el suministro de aire a la incubadora debe ser de por lo menos 5 pies cúbicos por minuto (pcm) por cada 1000 huevos (Cobb-Vantres inc. 2002).

Bibliografía

1. Biosentry. 1999. Manual de sanidad para plantas de incubación. Biosentry, Inc. Georgia USA. 34p.
2. Cobb-Vantres Inc. 2002. Guía de manejo de la planta incubadoras. USA, 33p.
3. Gentry F. 1973. Higiene y manejo del huevo para incubar. Wiley laboratory. Pensylvania, U.S.A. p (40-51)
4. Martín S. 2003. Informe de Auditoria a Planta de incubación ARECA, Guatemala, Guatemala. 7p.
5. Mauldin J. y Wilson J. 1991. Doce componentes de un buen programa de sanidad en la incubadora. Avicultura profesional, Vol. 9, n. 2, Georgia, USA. p. 64-66.
6. Meijerhof, R. 2003. Embryo temperature – the new tool? Hybro BV, Boxmerr. 3p.
7. Miles, R. 1993. Gravedad específica del huevo - establecimiento de un programa de verificación. Asociación americana de la soya. México. 6p.
8. Nilipour, A. 1998. El arte de incubación. Grupo MELO, S.A. Panamá, 16p.
9. North M., Bell D. 1993. Manual de producción Avícola. Trad. Por Martínez H. 3era. Edición. México, D.F. Ed. El Manual Moderno. 829 p.
10. Salazar, A. 2000. Embriones de alta conformación y pequeños ajustes de incubación. Chick Master internacional, USA, 7p.
11. Salazar, A. 2006. Manejo del CO2 en incubadoras multi-etapas. Chick Master internacional. Congreso Latino Americano de Avicultura. El Salvador. Presentación.
12. Thaxton, J. 1995. Hatchery manual, Misssissippi State University, Departament of Poultry Science, USA. 20p.
13. Torres, B. 2005. Mantenimiento preventivo, clave exitosa, Chick Master Internacional. Presentación.
14. Valle R. 2001. Manejo de huevos fértiles. in Seminario tecnológico de incubación. Guatemala, Guatemala. Chick Master International Inc. p. s.n.
15. Vásquez O. 2000. Procedimientos de la planta de incubación, ARECA. Guatemala. 28 p.

También le interesaría

Optimizando la productividad en la planta de incubación: calidad del huevo

Optimizando la productividad en la planta de incubación: sanidad de la planta

Julio 2016

Fotos de Shutterstock

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books