ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Avicultura en Uruguay: perspectivas para 2017

12 diciembre 2016

La avicultura uruguaya pasa en estos momentos por un momento de crisis. Las mismas condiciones implican desafíos y cambios para el futuro.

Artículo de opinión del Dr. Hebert Trenchi, Montevideo, Uruguay.

Sector de huevo

En el sector de huevo comercial existe un sobre abastecimiento que ha llevado a que por las esquinas de los barrios de Montevideo surgieran puestos eventuales de venta que ofrecen el producto a 0.95 de US$ la docena.

El aumento de consumo interno con un estimado de 282 huevos/habitante/año es difícil de fomentar ya que hace tiempo que se mantiene es esos valores. La población envejecida mantiene prejuicios contra un mayor consumo producto de años de campaña adversa por parte del sector médico.

El mercado de producción es totalmente libre por lo que, con relativa frecuencia, se producen crisis de sobreabastecimiento que finalizan con un reacomodo que elimina a los más ineficientes. Éstos son generalmente pequeños productores que ingresan en la cadena cuando los márgenes son atrayentes.

En un momento donde se están ampliando las exigencias a los productores por parte del gobierno central y las autoridades locales respecto a los efluentes, el tratamiento del guano y la obligación de compostar la mortalidad diaria, no se visualiza un fin cercano al problema de precio y exceso de producción.

Esta realidad se acompaña de la pérdida de mercados para la venta de las aves al final del ciclo de las cuales es difícil deshacerse aún pagando para ello.

Por otra parte, desde los últimos tres o cuatro años se está invirtiendo en jaulas automatizadas de varios pisos. La mayoría de ellas no ofrecen la posibilidad de ser transformadas a “jaulas enriquecidas”. No existen reglamentaciones al respecto y por el momento no hay campañas por las aves “cage free”.

En el mercado hay una empresa particular que se ha posicionado entre ese tipo de público ofreciendo la totalidad de su producción con aves libres de jaula.

Por ahora quienes hacen opción por esa forma de producción son un núcleo reducido del total de los consumidores.

Las cadenas internacionales presentes en el país tanto de hoteles, procesadores o comidas rápidas aun no se han manifestado ni hacen campañas al respecto como en otros países de América.
Los productores no visualizan como una posibilidad la exportación (aún por debajo del precio interno) para despejar rápidamente la plaza.

La próxima llegada del verano agrega un importante contingente de población flotante con el turismo. Este será un factor que puede restablecer los equilibrios y con ello los precios.

Sector de carne de ave

En el sector de la carne de ave el problema tiene semejanzas con los colegas del huevo. La población tiene un muy lento crecimiento dentro de un mercado de por sí reducido (3.500.000 habitantes). El consumo de acuerdo a los datos oficiales ronda los 24k/habitante/año.

Los hábitos nutricionales y la gran oferta de fuentes proteicas a precios relativamente competitivos hacen difícil su crecimiento en un lugar donde la mayoría de las aves se comercializan como carcasa. No hay una oferta diversificada de productos de origen avícola algo que también limita su comercialización. Es difícil competir con los productos embutidos o chacinados cuando la carne de cerdo es de muy buena calidad y barata.

El precio interno de la carne de ave es siempre superior al internacional lo que desestimula la voluntad exportadora. En los últimos años, por razones políticas y económicas la exportación a Venezuela se había convertido en una opción importante que daba cuenta del 65% del total exportado considerando además que los valores en toneladas venían creciendo anualmente.

La crisis económica de Venezuela terminó con esa posibilidad y no han surgido mercados alternativos. Una posibilidad es tratar de acceder a países más exigentes que están dispuestos a pagar mejores precios por el producto.

En ese caso está pendiente aún el desarrollo de toda la reglamentación interna que respalde esa actividad. El Ministerio respectivo ha comenzado a movilizarse al respecto.

Por lógica, un país como Uruguay libre de influenza y que prohíbe vacunar la población de parrilleros contra la enfermedad de Newcastle desde el año 2001 sin que se reporten casos desde más de 30 años, debería estar en una condición privilegiada para la exportación. Las vacunas permitidas para reproductoras y ponedoras comerciales deben tener un IPIC igual o menor de 0.20.
A esto debemos agregar que se trata de un país exportador de granos y soja no solo de producción propia sino de trasbordo desde los países de la región.

Por todo esto debería tener una posición de ventaja competitiva para insertarse en el comercio internacional de la carne de ave.

Esperemos que el 2017 traiga también cambios en ese aspecto, particularmente en la mente de los productores.

También le interesaría

La industria avícola de Uruguay enfrentada a nuevos desafíos

Diciembre 2016

Fotos de Shutterstock 

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books