ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Ventilación y aislamiento eficientes maximizan la salud de las aves

31 julio 2020

Aviagen

Webinar de Aviagen destaca la importancia de mantener óptimas condiciones ambientales en el galpón avícola

La importancia de buena una ventilación y aislamiento en galpones avícolas fue el tema del webinar auspiciado por Aviagen® América Latina y dirigido por el consultor Mike Czarick el día 10 de Junio. Este artículo resume los consejos de Czarick a los productores avícolas, sobre técnicas de manejo que mejorarán la salud, el bienestar de sus aves y el rendimiento de sus granjas.

El galpón avícola protege a los pollos de engorde, reproductores y gallinas ponedoras de la radiación solar directa e indirecta. Diferencias de temperatura de 2-5° Celsius entre el centro y los lados del galpón son comunes, debido al calor radiante que emana de las cortinas de los muros laterales. Esa es la razón por la que tenemos que prestar atención al calor generado en áreas cercanas a las cortinas (en el interior del galpón), o causado por techos deficientemente aislados, para evitar que las aves se junten en las secciones más frescas. Sin embargo, la ventilación efectiva y el aislamiento térmico sirven para regular más la temperatura y las condiciones ambientales para las aves dentro del galpón.

 

Medidas para bajar la temperatura del galpón

Hay métodos para reducir el calor interno del galpón. Una forma es construir un alero de por lo menos un metro de ancho en el techo fuera del galpón, lo que reducirá la radiación directa en las cortinas de los muros. En este caso es importante asegurarse que el piso no incremente la radiación desde la parte inferior de los muros.

Otra medida es construir muros de albañilería, los que cerrarán el área debajo y mantendrán las cortinas de los muros más alejadas de las aves.

Adicionalmente, el aislamiento térmico de los cielos rasos también ayudará a reducir el calor dentro del galpón. Es importante escoger material de aislamiento efectivo, el que reducirá potencialmente los costos de producción hasta 40%.

 

Densidad de aves y estrés por calor

Las aves son la principal fuente de calor dentro del galpón avícola. Con el fin de mantener confortables a nuestras aves, debemos remover el calor de sus cuerpos y extraerlo desde el galpón. A medida que incrementamos la densidad de las aves se les hace más difícil perder calor, lo que da como resultado un aumento en la temperatura corporal, lo que puede causar estrés y ser perjudicial para su salud.

Un estudio analizó la relación entre densidad de la parvada y las temperaturas corporales, por medio de la implantación de un chip, comparando las variaciones en grupos de 4 kilógramos por metro cuadrado (kg/m2), 19 kg/m2, 30 kg/m2 y 38 kg/m2. Todos los grupos fueron expuestos a las mismas condiciones ambientales, pero con una diferente densidad en cada espacio. La

velocidad del aire sobre las aves fue menor a 1 m/seg. Cuando la densidad aumentó de 19 a 30 kg/m2, la temperatura aumentó hasta 2.5° Celsius.

Estos resultados confirman que con densidades más altas de aves viene el incremento en las temperaturas corporales y por consiguiente la importancia de la velocidad del aire se incrementa. Mientras más alta es la densidad en la que las aves son criadas, más difícil es para las aves perder calor, y mayor es la cantidad de velocidad del aire requerida para mantenerlas frescas durante tiempo caluroso. Éste es el por qué muchos productores han encontrado que velocidades del aire de 3.5 a 4 m/seg se requieren para mantener frescas a las aves durante tiempo caluroso y húmedo, y cuando son criadas en densidades sobre 35kg/m².

 

Ventilación eficiente – clave para la salud y el bienestar de las aves

La buena ventilación es crítica para el bienestar del ave. El sistema de ventilación debería promover un rápido intercambio de aire desde afuera para equilibrar la temperatura interna. En un día caluroso, por ejemplo, es necesario un recambio suficiente de aire para crear una diferencia máxima de 2 a 3°C entre el ambiente en la parte delantera del galpón y cerca de los ventiladores extractores.

Primero usted debe determinar cuánto calor va a eliminar para alcanzar esta diferencia de temperatura, y las planillas de cálculo son excelentes herramientas para determinar el número de ventiladores extractores necesarios para lograr el intercambio de aire ideal y uniformidad de temperatura.

Una vez que la tasa de recambio de aire para uniformidad de temperatura está determinada, es importante verificar si habrá suficiente velocidad del aire para refrescar a las aves. El objetivo de velocidad del aire está generalmente entre 2.5 y 4 m/seg. La velocidad del aire precisa requerida para un galpón específico es una función de densidad, clima, tamaño del pollo en crianza, etc. Para obtener el nivel deseado para refrescar a las aves pueden requerirse ventiladores adicionales que los que se requieren para lograr una temperatura uniforme en el galpón.

Cuando se invierte en ventiladores extractores, es importante cotizar y encontrar los modelos más energéticamente eficientes que muevan el máximo de metros cúbicos de aire por watt de potencia usado. La opción más barata o la más potente no siempre es la mejor.

“Es importante implementar sistemas de aislamiento y ventilación que mejor se ajusten a las necesidades de su galpón, con el objeto de lograr la más alta productividad para su granja, y la mejor salud y bienestar para sus aves”, concluyó Czarick.

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books