ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Edición: Artículo: 


La sincronización entre el control de la coccidiosis y el manejo permite mejorar los resultados del pollo de engorde
Dr. Newman
"La sincronización entre el control de la coccidiosis y el manejo permite mejorar los resultados del pollo de engorde"
Newman

Es posible mejorar el rendimiento de las parvadas productoras de carne si se coordina el programa de control de coccidiosis con las prácticas de manejo, dijo la Dra. Linnea Newman.

Los pollos tienen un mejor desempeño y desarrollan inmunidad contra la coccidiosis desde un principio, en lugar de hacerlo tardíamente en el ciclo de producción; no obstante, la edad exacta del desarrollo de la inmunidad varía dependiendo de los diferentes programas anticoccidiales y las prácticas de manejo, explicó.

“Por ejemplo, las parvadas que se mantienen en cama usada (N. del T.: conocida también como "cama caliente") y con mayor densidad de población en los galpones, desarrollan la inmunidad más pronto que cuando se las inicia sobre cama limpia y en la nave completa”, dijo la Dra. Newman, del servicio técnico de Intervet/Schering-Plough Animal Health.

“El control de la coccidiosis en el pollo de engorde depende de la inmunidad – independientemente de que se utilice alimento con coccidiostatos o vacunación”, agregó.

Es preferible que esta inmunidad se desarrolle mientras las aves son jóvenes, debido a que los efectos adversos de la coccidiosis subclínica sobre el rendimiento empeoran con la edad, enfatizó.

La oradora citó una investigación realizada en la Universidad Estatal de Oklahoma, EE.UU. (véase el artículo de la página 40), que demostró que mientras más tarde desarrollen la inmunidad los pollos contra la coccidiosis, mayor es el impacto negativo de esta enfermedad sobre el rendimiento y mayor es el costo.

Este trabajo es importante –explicó– porque “muchos de los programas de control de la coccidiosis, especialmente los basados en ionóforos, desplazan el proceso de desarrollo de la inmunidad hasta las últimas 2 semanas de vida, que es cuando los pollos están aumentando de peso más significativamente, consumen la mayor cantidad de alimento y hay un mayor potencial de pérdidas en el rendimiento”.

El conteo de ooquistes y el análisis del peso en las parvadas comerciales de pollos de engorde, confirman aún más la relación entre el desarrollo tardío de la inmunidad y la mayor afección del rendimiento, además del papel que desempeñan los programas de anticoccidiales y de manejo, subrayó.

La cama limpia puede retrasar la inmunidad

“Es sorprendente el hecho de que la limpieza de los galpones tiene efectos adversos contra el proceso de desarrollo de la inmunidad, especialmente con los programas de anticoccidiales en la ración, causando un impacto todavía mayor durante las últimas etapas de la vida del pollo”, explicó la Dra. Newman. Cuando se utilizan programas con coccidiostatos, las poblaciones del parásito pueden explotar después de los 28 días, con mayores concentraciones "pico" y mayor potencial de ejercer un impacto adverso sobre la ganancia de peso de las aves. En contraste, la cama usada expone a los animales a las coccidias a edades más tempranas, con lo que se inicia el desarrollo gradual de la inmunidad.

Los conteos de ooquistes realizados en parvadas mantenidas sobre cama limpia en British Columbia y Ontario, Canadá, demuestran el patrón de diseminación de ooquistes de Eimeria spp. cuando se practicó la crianza en los galpones completos en aves cuya dieta estaba medicada con anticoccidiales, pero iniciadas sobre cama limpia, después de un período obligatorio de reposo de 2 semanas o más.

Cuando en la granja de Ontario se recolectaron los ooquistes y se determinó la ganancia diaria de peso de una de sus parvadas, se hizo evidente el impacto del desafío coccidial tardío y se notó la diferencia con respecto al estándar publicado por la casa de genética para el pollo Ross 308 (Figura 1). “Este es un ejemplo de la vida real del modelo desarrollado por los investigadores de la Universidad Estatal de Oklahoma,” explicó.

Figura 1. Los conteos de ooquistes de los pollos con cama limpia vs. la curva real de producción muestran la divergencia con respecto al estándar de los machos Ross 308. Estas aves recibieron narasina.

La crianza en media caseta sobre cama usada produjo patrones diferentes. La mayor densidad de población (<0.80 pies2/ave) y la cama usada después de varios ciclos en una granja localizada en la península de Delmarva (N. del T.: llámase así porque incluye los estados de Delaware, Maryland y Virginia) de EE.UU. produjeron un pico temprano de ooquistes a los 19 días, independientemente de usar nicarbacina-narasina o salinomicina en el programa, comentó.

En contraste, las aves que recibieron salinomicina pero que se criaron con baja densidad de población (1.0 pie2/ave) en la mitad de la nave y sobre cama usada, produjeron un patrón más tardío después de 2 parvadas. Este patrón fue similar al observado en las naves limpias.

Las aves que se vacunan contra la coccidiosis demuestran cierta variabilidad en el desarrollo de la inmunidad, pero el patrón suele ser más temprano de lo que se observa con los programas de desarrollo natural de la inmunidad utilizando anticoccidiales, dijo la Dra. Newman.

Las parvadas vacunadas, iniciadas en la mitad de la nave y sobre cama caliente presentaron el pico de ooquistes a los 19 días (Figura 2). Por el contrario, las aves que se criaron en la nave entera y sobre cama limpia presentaron un retraso en el pico de ooquistes, a los 25 días.

Figura 2. El nivel máximo (o pico) de ooquistes en las parvadas vacunadas con Coccivac-B e iniciadas en la mitad del galpón con cama usada se presentó tempranamente, a los 19 días. La densidad de población era de 0.8 pies2/ave.

La oradora explicó que los programas basados en la administración de anticoccidiales en la ración ya no proporcionan un “control” completo, como ocurría hace 25 años, cuando se lanzó al mercado la mayoría de estos productos. “Actualmente, la mayor parte del control de esta enfermedad depende de la inmunidad — ya sea natural modulada mediante anticoccidiales, o derivada de la vacunación”, agregó.

El éxito en el desarrollo de la inmunidad está modulado por el estilo de manejo, el uso de cama limpia vs. usada, la densidad de aves en el galpón y el manejo del mismo, factores que impactan cuándo y cómo se desarrolla la inmunidad, explicó.

El desarrollo de inmunidad contra la coccidiosis requiere de la exposición a varios ciclos de Eimeria spp. Esta exposición necesaria tiene un impacto adverso sobre la ganancia de peso y la conversión alimenticia, pero su magnitud será diferente dependiendo del momento en que ocurra durante la curva de crecimiento, expresó la doctora.

“Si usted quiere sacar el máximo provecho del potencial genético de rendimiento del pollo de engorde” –dijo– “analice su programa de control de la coccidiosis para conocer cuándo se termina de desarrollar la inmunidad durante la curva de crecimiento y qué tan consistente es este momento a lo largo de todo un año de producción”.

“Coordine el manejo del galpón con el programa de control de coccidiosis para inducir la inmunidad temprana”, concluyó.

Regresar a Edición Latinoamericana (#4)

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books