ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Últimas Noticias

Origen de la presunta colusión

09 diciembre 2011

CHILE - A comienzos de los años 80, las empresas que componían el mercado avícola -entre ellas Agrosuper y Ariztía- sostuvieron reuniones para salvar a la industria que fue duramente golpeada por la crisis económica.

La crisis económica mundial, que impactó a Chile en 1981 fue el principal detonante de una serie de cambios en el ambiente empresarial chileno.

Uno de ellos se vivió al interior de la industria avícola, que se vio afectada por el alza del tipo de cambio que elevó el costo de los alimentos para las aves -que representan cerca del 80% del valor de producción- y la caída en los ingresos de las personas.

Ante este panorama, los principales actores del sector decidieron dejar de lado las diferencias y se sentaron a conversar para evitar quiebras en el sector.

Eso habría sido el antecedente de la relación entre las empresas que ahora son acusadas de colusión por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), reporta Diario Financiero.

Las reuniones se generaron como mecanismo para recuperar el margen que se estaba perdiendo en la industria. Buscaron asesorías externas que los hicieron ver que las opciones eran dos: continuar con la modalidad competitiva de la industria y que las firmas menores fueran superadas por la situación, o sumar fuerzas para sacar la industria completa a flote.

Y se optó por la última, definiendo como estrategia tener una producción de pollos conjunta cuyo total no superara la demanda nacional.

En esa época el vacuno encabezaba el consumo cárnico, por lo que además los productores iniciaron en 1982 una campaña genérica que tenía como objetivo aumentar la ingesta de pollo. El éxito de la iniciativa fue tal que se mantuvo hasta 1991.

De esa forma, los actores recuperaron márgenes, en un lapso de tiempo que no le permitió a ninguna compañía llegar a mermas tales que la empujaran a la quiebra.

Una de las principales afectadas en aquella época fue Empresas Ariztía, que llegó a tener deudas con cerca de 15 instituciones bancarias.

Sin embargo, tras un proceso de reprogramaciones de sus pasivos y muchas reuniones con los bancos, sumado a las medidas que se tomaron a nivel de industria, la compañía volvió a ser viable.

Fuentes del sector señalan que, en el caso específico de Agrosuper y Ariztía, la buena relación ha perdurado en el tiempo. Ello se refleja en dos actos de cooperación entre ellas: cuando en 2006 se quemó gran parte de la planta faenadora de Agrosuper en San Vicente de Tagua Tagua, tanto Ariztía, como Sopraval y Don Pollo, facilitaron sus plantas para que el comercio no quedara desabastecido.

Años atrás, cuando Ariztía enfrentó la muerte de gran parte de sus aves el controlador de la industria le prestó ayuda.

Según actores de la época, una vez que la industria completa recuperó firmeza, las empresas habrían dejado de reunirse por algunos años.

Sin embargo, el mismo año que culminó la campaña conjunta para elevar el consumo de pollo se creó la Asociación de Productores Avícolas de Chile (APA), por iniciativa del propio empresariado.

La entidad gremial fue constituida por Escritura Pública del 23 de Septiembre de 1991 e inscrita en el Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción el 26 de septiembre de 1992.

En los estatutos de ésta se señala que fue constituida con el objetivo de "promover la racionalización, desarrollo y protección de las actividades vinculadas a la reproducción, crianza y comercialización de aves y la de sus productos relacionados".

Participantes de las reuniones en el contexto de la crisis defienden el fondo de éstas. Si bien aceptan que hubo instancias en las que las firmas habrías recibido recomendaciones para actuar de manera amistosa entre ellas, señalan que el "espíritu" era evitar que generaran mermas importantes.

Destacan que no hubo fijación de cuotas de mercado y que, en ningún caso, se buscaba perjudicar al consumidor.

Argumetan que la industria no podría concertar precios para elevarlos, ya que, ante la más mínima señal de alza sus principales compradores, los supermercados, aumentarían las importaciones.

Hoy entre 15% y 17% del consumo de pollos proviene desde países productores de maíz y soya, principal componente del costo de producción del pollo.

Cuando llega una partida grande desde el exterior, la industria nacional se ve mermada, debido a que éste es un producto perecedero, por lo que no puede pasar la oferta de la demanda.

Del equipo de redacción de ElSitioAvícola



Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books