ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Últimas Noticias

¿Coccidiosis o coccidiasis?

14 marzo 2013

ANÁLISIS – El Dr. Héctor Cervantes de Phibro explicó la importante diferencia entre estos dos conceptos y enfatizó que la coccidiosis subclínica permanece como el principal problema del sector de pollo de engorde hoy en día. Escribe Chris Wright, editor principal de El Sitio Avícola, desde la Conferencia Avícola del Medio Oeste en Minnesota, EUA.

El Dr. Cervantes hizo la distinción entre la coccidiosis y la coccidiasis, enfatizando que la coccidiasis no es un término que se escuche mucho estos días. Existen dos tipos de coccidiosis, una siendo la coccidiosis clínica, donde las aves muestran los signos típicos de la enfermedad, como lo son las heces sangrientas y una mortalidad incrementada.

El otro tipo es la coccidiosis subclínica, que antes se conocía como coccidiasis, donde los pollos no muestran ningún síntoma de la enfermedad, pero cuando se toman muestras al azar en un galpón, se encuentran lesiones y la presencia del parásito. Es esta coccidiosis subclínica (coccidiasis) la que realmente le causa grandes problemas a la industria, ya que es bastante raro ver casos de coccidiosis clínica.

El Dr. Cervantes llevó a cabo una encuesta sobre la incidencia de enfermedades en pollos de engorde en EUA en 2002. El peor problema reportado fue la pododermatitis (27%), seguido por la coccidiosis subclínica (26%), con enteritis en tercer lugar (22%).

Hizo esta misma encuesta cuatro años más tarde en 2006, y encontró que la pododermatitis y la coccidiosis subclínica habían empeorado. La coccidiosis subclínica (29%) fue el principal problema reportado ese año, con la pododermatitis (28%) cayendo al segundo puesto. Enteritis permaneció en tercer lugar, pero cayó un poco (20%).

A diferencia de la coccidiosis clínica, la forma subclínica es casi la única que se ve, y por mucho la más difícil de diagnosticar. Es por eso que tiende a causar tantos problemas, porque no se sabe que existe hasta que es demasiado tarde.

Lo que la coccidiosis subclínica hace es afectar negativamente los parámetros de producción, como lo son la ganancia de peso y la conversión de alimentos.

Es por esto que las empresas productoras de pollo en EUA hacen las "cocci revisiones" de forma rutinaria. Se toman muestras representativas, normalmente 5 pollos por galpón, de varias granjas y de varias edades, y se examinan cuidadosamente para ver si existe la enfermedad.

Coccidiosis en México

El Dr. Cervantes dio el ejemplo de México, donde el control de la coccidiosis es crítico. En México la pigmentación del pollo, el color amarillo, es de gran importancia para el consumidor. Una de las "víctimas" de la coccidiosis es la pigmentación y el color amarillo se vuelve pálido y blanco, particularmente en las piernas. Un pollo pálido en México simplemente no es aceptable.

Por eso empresas mexicanas hacen un conteo de ooquistes en forma semanal (y tienen 30 años de datos). El conteo de ooquistes, método que se usa a través del mundo, mide "ooquistes por gramo".

Los límites establecidos en algunas empresas mexicanas son:

  • E. acervulina - 100,000

  • E. maxima - 10,000

  • E. tenella - 70,000

Una vez que se llegan a estos niveles, las empresas inmediatamente comienzan los programas de intervención contra coccidiosis.

Prevención y control de coccidiosis

Por muchos años la prevención y el control de coccidiosis dependieron de los anticoccidianos sintéticos, conocidos como "químicos". En 1972, se lanzó el primer anticoccidiano polieter ionóforo, monensina, y desde entonces los ionóforos son los fármacos más utilizados para prevenir coccidiosis en pollos.

Otro método de control y prevención de coccidiosis han sido las vacunas. Éstas han estado disponibles desde 1952 en EUA, primero como vacunas vivas no atenuadas y más recientemente como vacunas vivas atenuadas.

Actualmente los programas de control y prevención de coccidiosis usan uno o más de los químicos, iónoforos y vacunas en una variedad de combinaciones.

El Dr. Cervantes concluyó al decir que si se mantiene la forma intensiva de producir pollos de engorde que se practica actualmente, no cambiará la presencia de coccidiosis subclínica en el futuro.

Además, dado que las empresas de salud animal no están desarrollando nuevos fármacos anticoccidianos, se deberán optimizar los métodos de prevención y control para poder así minimizar el impacto negativo de la coccidiosis subclínica en el rendimiento de las parvadas de pollo de engorde.

Chris Wright

Chris Wright



Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books