ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Últimas Noticias

La proteína animal y su papel en acuerdo UE-MERCOSUR

01 julio 2014

UNIÓN EUROPEA Y PAÍSES DEL MERCOSUR - La negociación del acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea tiene un interlocutor nuevo: la creación de la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), resultado de la unión de la UBABEF y de la ABIPECS, asociaciones de productores de aves y cerdos, respectivamente.

Se trata de la mayor entidad representativa del sector de proteína animal de Brasil, con 132 asociados, un PBI de R$ 80.000 millones y exportaciones, en 2013, de US$ 10.000 millones, el equivalente al 4,1 % de las ventas externas totales brasileñas y al 10 % de las exportaciones de la agroindustria del país, según las declaraciones de Francisco Turra, presidente de la ABPA y recogidas en el último boletín de la Asociación Latinoamericana de Avicultura (ALA).

La ABPA se creó para fortalecer a los dos sectores en las negociaciones de asuntos internos y externos. 

Como es el Gobierno el que negocia el acuerdo UE?Mercosur, corresponde a ABPA ser una fuerza articuladora, un instrumento de entusiasmo y presión que apoya a los negociadores en los momentos críticos y también indica las prioridades de las cadenas avícolas y porcícolas.

Además, se sabe cuán crítico es el apoyo de otros sectores involucrados en las negociaciones para la conclusión exitosa del acuerdo birregional. Así, desde ABPA, se exhorta a toda la industria, la agroindustria, y el sector de servicios de Brasil a buscar una propuesta consensuada junto a los socios del Mercosur.

Uno de los desafíos, según Turra, es presentar al Gobierno una propuesta única del Mercosur para el sector de carne porcina, similar a la que existe para las aves y que fue considerada un ejemplo por la diplomacia brasileña.

En ese sentido, la ABPA desarrolló una primera acción en la Argentina, cuya relación con Brasil, en materia avícola, es fluida y sinónimo de buen entendimiento en las negociaciones intra-Mercosur. Sin embargo, en el sector porcícola no viene sucediendo una situación semejante.

En reuniones mantenidas en la embajada de Brasil en Buenos Aires, el 15 de mayo, la ABPA inició una aproximación con las entidades locales: la Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP), la Cámara Argentina de la Industria de Chacinados y Afines (CAICHA) y la Unión de la Industria de Carnes de la Argentina (UNICA), que congrega frigoríficos de bovinos, equinos, ovinos y porcinos.

El objetivo es reconstruir puentes comerciales entre los dos países respecto del comercio de carne porcina, afectado negativamente por la política de control de importaciones, del Gobierno de Cristina Kirchner. Nuestros vecinos argentinos compraron solo doce mil toneladas de carne porcina brasileña en 2013, la mitad del volumen adquirido en 2012, y tres veces y media menos que en 2011.

En esta etapa crucial de la elaboración de ofertas para el acuerdo UE-Mercosur, el mensaje principal para los socios del bloque es que necesitamos unirnos para presentar ofertas acordes a la competitividad y la importancia de nuestras cadenas productivas avícolas y porcícolas, en el contexto del comercio mundial.

Para el Gobierno brasileño, la manifestación como ABPA es que Brasil se empeñe en la conclusión exitosa del acuerdo con la Unión Europea, pues la verdad es que el país está carente de pactos comerciales bilaterales y plurilaterales.

Como en toda negociación comercial, hay intereses ofensivos y defensivos. Del lado europeo, es conocido el proteccionismo del sector agrícola y las posiciones ofensivas de la industria y de los proveedores de servicios. Ahora bien, en el Mercosur sucede lo contrario. La agroindustria es exportadora y altamente competitiva, mientras que la industria y el sector de servicios buscan protegerse de la competencia europea.

En la elaboración de las ofertas, el objetivo es alcanzar la cantidad mínima de productos, prometida a los europeos, cuya alícuota se eliminará (87% del comercio entre los bloques).

El Mercosur tiene más por ganar que por perder con el acuerdo UE-Mercosur. En el caso brasileño, la postura en aves es ofensiva. Desde 2004, este país es el mayor exportador de carne de pollo del mundo y el tercer productor después de los Estados Unidos y de China. En cuanto a la carne porcina, Brasil es el cuarto principal productor y exportador, y el sector no se perjudicaría si los europeos exportasen hacia aquí productos diferenciados.

El Mercosur y la Unión Europea deben ver el acuerdo comercial como un juego de suma no cero positiva. El acuerdo birregional sacaría a Brasil de un letargo en materia de acuerdos comerciales. Los que tenemos han sido poco ambiciosos.

En el ámbito regional, además del Mercosur, Brasil firmó acuerdos de complementación económica (de preferencias tarifarias) celebrados en el ámbito de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) con Chile, Bolivia, México, Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela, Cuba, Guayana y Surinam. Fuera del contexto regional, Brasil tiene tres acuerdos de libre comercio con Israel, Egipto y Palestina, y dos de preferencias tarifarias con la India y Sudáfrica y con la Unión Aduanera de Sudáfrica (SACU).

Brasil está a contramano de la tendencia mundial de los megabloques comerciales.

Los Estados Unidos disponen de veinte acuerdos preferenciales en funcionamiento. La Unión Europea tiene cuarenta y siete, y otros sesenta y nueve en proceso de negociación o pendientes de conclusión oficial, además de seis cuya apertura de negociación se está considerando.

La Sociedad Transpacífica (TPP, del inglés) abarca doce países de la región Asia-Pacífico y debe estar concluida a fines de este año. La Sociedad Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP), entre la UE y los EEUU., inició las negociaciones en junio de 2013 y tuvo cuatro rondas de negociación.

Brasil será uno de los países más negativamente impactados por la actual formación de megabloques comerciales, entre los que se destacan la TPP y la TTIP. El sector de carnes probablemente será el más afectado dentro de la agroindustria brasileña.

Las asociaciones que representan los negocios agropecuarios, entre ellas la ABPA, deben reivindicar al Gobierno por retomar la agenda de política comercial de Brasil y las negociaciones de acuerdos regionales y bilaterales. Ese tema debería entrar de forma vigorosa en el debate de la campaña para la elección presidencial.

Del equipo de redacción de ElSitioAvícola



Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books