ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Últimas Noticias

Próximamente: TLCAN 2

01 agosto 2017

EUA - Durante meses, el presidente Donald Trump ha oscilado entre amenazar con poner fin al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y meramente proponer "actualizarlo". El 17 de julio, en una carta al Congreso, Robert Lighthizer, el representante comercial de EUA, puso más en claro las intenciones del gobierno.

Están más cerca de la revisión que de la destrucción, lo cual es un alivio para Canadá y México, los socios de EUA en el TLCAN. Junto con objetivos de negociación que suenan convencionales, sin embargo, hay destellos de agresión trumpiana e insinuaciones de que EUA demandará cambios dolorosos al acuerdo.

Es mucho lo que está en juego. Una cuarta parte del comercio estadounidense en bienes y servicios es con México y Canadá. Las tres economías tienden a crecer o encogerse juntas y tienen cadenas de suministro integradas. Los temores de que EUA abandonaría al TLCAN han causado volatilidad en los mercados para el peso mexicano y el dólar canadiense, así como versiones de posibles recesiones, indica La Nación.

La carta de Lighthizer, publicada al inicio de lo que Trump llamó la "Semana de lo Hecho en EUA", calmó esos temores. El gobierno ha sido contenido mediante el trabajo del Congreso. Los socios del TLCAN más pequeños hicieron esfuerzos de cabildeo hercúleos para defender el acuerdo.

Los ministros canadienses bombardearon a los gobernadores estadounidenses con visitas. El 14 de julio, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, llamó a los gobernadores en un discurso a proteger "nuestro hogar norteamericano compartido".

Un camino hacia un acuerdo renegociado está a la vista, pero será accidentado. El nuevo acuerdo que Lighthizer tiene en mente toma prestados aspectos del Tratado de la Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), el acuerdo del gobierno del presidente Barack Obama con 11 países latinoamericanos y asiáticos, el cual de hecho actualizaba el TLCAN.

Uno de los primeros actos de Trump en la presidencia fue retirarse de ese acuerdo. Sin embargo, como el TPP, el propuesto TLCAN 2 incorporaría protecciones para los trabajadores y el medio ambiente "al núcleo del acuerdo".

La carta desecha algunos de los puntos más polémicos de una primera lista de deseos estadounidense. No se menciona, por ejemplo, abordar las quejas del gobierno de Trump de que México cobra un impuesto al valor agregado a las importaciones.

Algunas de las ideas de Lighthizer son potencialmente ambiciosas pero vagas. Quiere "fortalecer las reglas de origen" que establecen cuánto contenido norteamericano necesita un producto para cruzar las fronteras, libre de aranceles.

Eso pudiera ser un pequeño ajuste, o pudiera ser un gran cambio al comercio entre los miembros del TLCAN. Se habla de asegurarse, a través de un "mecanismo adecuado", de que los países del TLCAN no manipulan sus monedas, lo cual pudiera afectar a la política monetaria estadounidense.

Donde los objetivos de Lighthizer son más trumpianos, enfrentarán la resistencia más feroz. Reflejando la obsesión del presidente con el déficit comercial de EUA, el primer objetivo del documento es reducir los déficits con otros países del TLCAN. Esto es absurdo; los acuerdos comerciales no determinan los déficits.

La respuesta del gobierno mexicano ha sido argumentar que las cifras estándar no reflejan los flujos en el valor que cada país envía a través de las fronteras ni los miles de millones de dólares que los mexicanos gastan cuando compran en EUA. Canadá, cuyo superávit comercial con EUA en productos es menor que el de México, está esperando para ver cómo el gobierno de Trump propone reducirlo.

Si EUA insiste, por ejemplo, en permitir que los países bloqueen el comercio si sus déficits crecen demasiado, las conversaciones pudieran dar un giro airado.

Otra preocupación es el enfoque del gobierno hacia los remedios comerciales, es decir, los impuestos que los gobiernos pueden aplicar si una industria se ve "perjudicada" por las importaciones. Según el TLCAN, México y Canadá reciben trato especial. EUA tiene que cruzar un umbral legal más alto para aplicar salvaguardas defensivas sobre sus exportaciones que las de los otros países.

Además, según el Capítulo 19 del acuerdo, las disputas entre los socios del TLCAN por otros remedios van a un tribunal del TLCAN. El gobierno de Trump, que considera a la autoridad de los jueces extranjeros como una violación de la soberanía, tiene ambas estipulaciones en la mira.

Esto provocará una batalla. Las negociaciones sobre un acuerdo de libre comercio entre Canadá y EUA, que se dieron antes que el TLCAN, casi se cancelaron en 1987 porque EUA rechazó ceder en la idea de imponer impuestos de represalia.

Una cláusula que se parece al Capítulo 19 fue un compromiso que salvó al acuerdo: "Pueden tener su maldito mecanismo de resolución de disputas", se dijo que se quejó el secretario de Comercio James Baker.

Canadá, y ahora México, lo quieren más que nunca. EUA está amenazando con imponer barreras comerciales contra otros países para proteger a industrias como el acero. Está peleando con Canadá sobre las madereras, aeroespacial y papelera.

Sin un panel que dictamine rápidamente sobre las disputas, y garantice la protección contra los remedios comerciales, los miembros más pequeños del TLCAN serían más vulnerables al castigo que EUA imponga a otros socios comerciales.

Mientras busca más protección para EUA, Lighthizer está presionando para que Canadá y México reduzcan sus barreras comerciales. Su carta apunta a sectores canadienses protegidos como las telecomunicaciones y los servicios financieros; y, menos explícitamente, la producción lechera y avícola. México, el blanco de las agresiones de Trump durante la campaña electoral, parece librarse más ligeramente.

Las negociaciones deben empezar el 16 de agosto. Los socios de EUA están preparando sus defensas y contrademandas. Las empresas de México están pensando en cómo cambiar sus cadenas de suministro en caso de que el acuerdo estalle. Canadá está presionando a favor de acceso a contratos concedidos por estados y ciudades estadounidenses, los cuales Lighthizer quiere mantener fuera del TLCAN 2.

 

Del equipo de redacción de ElSitioAvícola



Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books