ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Últimas Noticias

Primera granja de pollos orgánicos

13 enero 2020

ARGENTINA - La única granja de pollos orgánicos certificada se encuentra en las afueras de Carlos Keen y tiene el nombre de Cocorokeen. La empresa alcanzó hace poco la validación integral como productor orgánico. No existe otro con esas características en el país. A partir de febrero se pondrá en marcha el circuito de venta.

No hay olor ni moscas, tan habituales en la producción avícola. En febrero debe iniciar con el comercio de aves.

La gran diferencia es que no hay moscas ni olor, y los más importante es que se trata de un emprendimiento único en el país. Cuenta con certificación integral como productor de pollos orgánicos, con la supervisión del SENASA, informa El Civismo.

Cocorokeen empezó a tomar forma hace tres años, cuando Darío Ortiz compró una antigua granja dedicada a la producción intensiva de pollo bajo el modelo convencional en Carlos Keen. Sostiene que la idea de producción de manera orgánica fue parte de un proceso de aprendizaje.

“Cuando compramos no sabíamos qué íbamos a hacer. La idea se fue gestando en charlas con vecinos. Primero dimos con unas personas que hace pollo de calidad diferenciada. Hablamos durante un año pero no prosperó. Luego participamos de una charla de orgánicos que se hizo en Luján y empezamos a investigar”, relató Ortiz.

En general existen tres formas de producir pollos para el mercado avícola. El modo industrial es el más generalizado. Otro modo es el pastoril. El orgánico, inexistente en Argentina hasta la aparición de Cocorokeen, abarcada por la ley 25.127 y la resolución 374. “Cubrimos un nicho de mercados para traer de nuevo a la gente hacia el pollo con un producto de calidad y crianza diferenciada, cumpliendo con las normas de respeto animal. La idea es acercar al consumidor que se fue del pollo industrial”, contó Ortiz.

El camino orgánico es difícil en un mercado dominado por la producción intensiva. Implica la puesta en marcha de otras lógicas. En Cocorokeen se cría el pollo campero argentino, que posee una genética con características especiales.

Entre las diferencias entre la producción industrial y la orgánica se encuentran los tiempos de crianza, cantidad de animales por metro cuadrado, alimentación. Todo esto repercute también en los costos. El tiempo promedio de crianza es de 84 días, mientras que las producciones convencionales tienen un ciclo más reducido que oscila entre los 40 y 50 días. Se trata de una producción menos intensiva.

Se calculan 6 pollos por metro cuadrado, mientras que la forma industrial duplica la cantidad de animales. El método orgánico impone, además, granos certificados sin transgénicos y alimentos balanceados sin proteína animal. Tampoco se usan medicamentos.

En Cocorokeen se contempla un amplio sector para el pastoreo de los animales, algo que no ocurre en las producciones intensivas. “El predio cuenta con espacios de pastoreo de casi una hectárea y media, con malla antipájaros para que no haya contaminación con otras aves. Se obtiene una carne más oscura, más sabrosa y baja en grasa”, sostuvo Ortiz.

El ingreso al mercado no es sencilla, especialmente porque el producto final es más costoso. Se calcula una ecuación de 4 a 1. “Nuestra forma de comercializar va a tender a un precio plano. Un precio sugerido para que el pollo salga lo mismo en todos lados. Con toda esta movida del mundo orgánico nuestra idea es que el precio del pollo sea siempre el mismo. La idea es que la gente nos consulte para poder derivarlos a los locales más cercanos. De esa manera podemos controlar que el precio sea plano y también que el producto sea fresco”, explicó el propietario de la granja.

Para compensar costos, un sector del establecimiento incluirá también la crianza pastoril. Pondrá a la venta 4.800 pollos orgánicos cada dos meses y 1.500 pastoriles por semana. La faena comenzará el 20 de febrero.

“Nunca se me pasó por la cabeza hacer un pollo industrial. Quería hacer algo diferente. Vengo a Carlos Keen desde el año 2001 y siempre que venía a visitar a mi vecina me decía que había mucho olor a amoníaco, muchas moscas. Cuando compré el campo la idea siempre fue no joder a nadie. Por eso esta forma de producir baja la cantidad de pollo por metro cuadrado. Bajas todo lo que tiene que ver con echarle agua al pollo, mejora el bienestar animal y vecinal. Nosotros tenemos un control de plagas y roedores. Las moscas las controlamos con líquidos ecológicos. Tratamos de que las moscas no entren en los galpones. Colgamos tachos amarrillos donde se acumulan. Tenemos mucho cuidado con el tema de las moscas”, destacó Ortiz.

La producción orgánica está regulada por la ley 25.127 de 1999. En términos formales, la categoría incluye un seguimiento de los organismos competentes que garanticen el cumplimiento de la normativa durante el proceso de elaboración. El SENASA es la autoridad de aplicación y fiscalización.

Del equipo de redacción de ElSitioAvícola



Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books