ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Entendiendo la función del esqueleto en la producción de huevo: 1

13 mayo 2014

Hy-Line International

Hy-Line presenta una guía sobre la biología ósea de la gallina ponedora.

Los huesos frágiles, delgados y blandos son un problema que afecta a los productores de aves ponedoras de alto rendimiento en todo el mundo. Comúnmente la osteomalacia y la osteoporosis surgen por la deficiencia, el desequilibrio o la mala absorción de calcio, fósforo o vitamina D3. Un lote con problemas en el esqueleto generalmente muestra una disminución en la producción, presentación de quillas torcidas, fracturas y mala calidad de la cáscara.

Todas las gallinas requieren una cantidad específica de nutrientes para mantener la producción y la estructura del esqueleto. El esqueleto y los requisitos nutricionales son únicos en relación al nivel de calcio consumido y a la cantidad de hueso que constantemente se está construyendo y reabsorbiendo. Cuando hay huesos blandos o mala calidad de la cáscara, por lo general al menos uno de los siguientes factores está implicado: el crecimiento de la pollona, la nutrición, el consumo de alimento o una enfermedad.

 

VOCABULARIO
Torcido:  no recto; con curvas
Lábil: inestable, que cambia constantemente
Osteomalacia:  descalcificación o ablandamiento de los huesos debido a problemas de mineralización ósea causados por niveles insuficientes de fósforo disponible y calcio o debido a la reabsorción excesiva de calcio desde el hueso
Osteoporosis: enfermedad progresiva del hueso que resulta en la disminución de la masa y de la densidad del hueso
Reabsorber: disolver/romper y asimilar
Resorción ósea: destrucción o pérdida del tejido o del hueso.

 

El esqueleto del ave es un sistema único que está especialmente adaptado para volar, caminar, y poner huevos. Para asegurar que un ave ponedora sea productiva es fundamental establecer y mantener un esqueleto fuerte. Para poder comprender el impacto de la dieta en las aves ponedoras es importante entender la biología del esqueleto. Hay tres diferentes tipos de huesos: el hueso cortical, el trabecular y el medular.

• El hueso cortical es la superficie externa dura de los huesos redondos, tales como el fémur, o el húmero y de los huesos planos, tales como el cráneo o la pelvis. 

• El hueso trabecular o esponjoso es menos denso que el hueso cortical y ayuda a mantener la estructura interior del hueso cortical.

• El hueso medular es un tejido especializado que sirve como una reserva de calcio para la demanda de la formación de la cáscara del huevo. El hueso medular crea y reabsorbe el calcio fácilmente por lo que es ideal como la primera fuente para movilizar el calcio cuando se requiere más calcio.

Mientras que la apariencia exterior de los huesos de las aves es similar a la de los mamíferos, existen varias diferencias clave.

• Vértebras fusionadas - Varias secciones de la columna vertebral y torácicas está fusionadas  entre sí para formar una estructura más sólida para volar.

• La quilla - El esternón o quilla proporciona una gran superficie para fijar los músculos pectorales que son importantes para almacenar energía y para el rendimiento muscular.

• Los huesos neumáticos - Son huecos y están llenos de aire, estos huesos son parte del sistema respiratorio y ayudaran a volar.

• El hueso medular - Este hueso especializado se utiliza como una fuente de calcio para la  formación de la cáscara del huevo y solamente está presente en las aves y en algunos reptiles.

El crecimiento del hueso y la resorción están controladas y reguladas por algunas células importantes y muchas hormonas diferentes. En aves sanas y bien alimentadas las células y las hormonas trabajan juntas para mantener la estructura ósea y los niveles de calcio en la sangre necesarios para una producción óptima. 

Hyline, esqueleto del ave, el sitio avicola

Las células importantes para el crecimiento y modelado del hueso son los condrocitos, los osteoblastos y los osteoclastos.

• Los condrocitos comienzan el proceso básico para el crecimiento del hueso secretando colágeno tipo II y otros componentes importantes para la formación del hueso.

• Los osteoblastos producen el colágeno tipo I y aumentan los niveles de calcio y fosfato que resultan en la mineralización u osificación del hueso.

• Los osteoclastos reabsorben hueso para  remodelar o para liberar calcio en la sangre.

El crecimiento del hueso y la resorción están reguladas por un número de hormonas diferentes que controlan cuando el hueso estructural o medular crece o reabsorbe, dependiendo de la necesidad fisiológica.

• Las hormonas de crecimiento estimulan el crecimiento celular y la síntesis de proteína en todo el cuerpo.

• La tiroxina estimula el metabolismo de las células al igual que a la actividad de los osteoblastos.

• La melatonina contribuye en la actividad de los osteoblastos. Los niveles de melatonina son más altos cuando las aves duermen durante los períodos de oscuridad y se inician varios eventos afectando las hormonas necesarias para la producción de huevo.

• El estrógeno aumenta en la madurez sexual y cambia la actividad de los osteoblastos de crear hueso cortical y trabecular a crear hueso medular. Después del primer huevo, la única manera que el ave puede remodelar la estructura del hueso es durante los períodos de estrógeno bajo, tales como durante la muda o en los períodos de descanso en la postura durante el período normal de
producción.

• La calcitonina se libera cuando hay niveles altos de calcio sérico y disminuye la actividad de los osteoclastos mientras aumenta la actividad de los osteoblastos que construyen hueso y reducen los niveles de calcio sérico.

• La hormona paratiroide (PTH) se libera durante los períodos bajos de calcio sérico y se une a los osteoblastos. Este enlace disminuye la actividad de los osteoblastos mientras libera un compuesto que aumenta la actividad de los osteoclastos aumentando los niveles de calcio sérico. Las propiedades adicionales de la hormona paratiroide (PTH) incluyen el aumento de la absorción de calcio en el intestino delgado y la disminución de la excreción de calcio en la orina.

• La calcitonina y la hormona paratiroide trabajan juntas en la retroalimentación para asegurar que se mantengan los niveles apropiados de calcio sérico.

Esta serie continuará en ElSitioAvicola en las semanas venideras, discutiendo el desarrollo de la pollona, la madurez sexual, la calidad ósea durante el período de producción y la nutrición para la salud ósea óptima.

Lea más

Lea la segunda parte de esta serie al hacer clic aquí.

La tercera, y última, parte de esta serie se puede leer al hacer clic aquí.

Mayo 2014

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books