ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Coriza infecciosa: ¿una afección que regresa? - 1

20 julio 2015

La coriza infecciosa es una afección difundida mundialmente presentándose principalmente en aves de postura comercial y en menor grado, reproductoras y parrilleros. (Primera parte de una serie de dos artículos)

coriza infecciosa-el sitio avicola-Dr. Hebert Trenchi
Distintas etapas de evolución del cuadro de coriza infecciosa

Artículo del Dr. Hebert Trenchi, Montevideo, Uruguay.

La coriza infecciosa es una afección típica de la gallina como especie que también se ha diagnosticado en algunas oportunidades en faisanes y guineas. Es conocida desde los años 20 del siglo pasado aunque se la confundía con otras con síntomas respiratorios con las que presenta similitudes.

Está difundida mundialmente presentándose principalmente en aves de postura comercial y en menor grado, reproductoras y parrilleros. Los lotes afectados se encuentran con mayor frecuencia en explotaciones con errores de manejo o con pobre bioseguridad.

¿Quién es su agente causal y que características presenta?

Es una bacteria inmóvil Gram negativa en forma de bastones llamada actualmente Avibacterium paragallinarum conocida anteriormente como Haemophilus gallinarum y Haemophilus paragallinarum.

Es exigente para su aislamiento utilizándose medios como agar sangre, agar triptosa o caldo cerebro corazón los que son enriquecidos con otros elementos. El desarrollo se produce en condiciones de microaerofilia.

Los medios proporcionan usualmente los factores V (Nicotin Adenin Dinucleótido NAD) y X (Hemina). La anterior diferenciación entre H. gallinarum y H. paragallinarum se fundaba en su crecimiento o no en presencia o ausencia del factor V. Hoy en día se ha confirmado plenamente que existen cepas tanto dependientes como independientes de este factor que provenientes de distintas regiones geográficas tratándose del mismo microorganismo.

Puede crecer como satélite a los lados de estrías de Staphylococcus aureus que es capaz de producir los factores que necesita. Las colonias son de pequeño tamaño y tienen el aspecto de gotas de rocío.


*
"Coriza infecciosa causa pérdidas de producción de huevo en aves comerciales o de reproducción"


Es importante conocer además que los aislamientos han sido agrupados siguiendo diferentes criterios por Page y Kume. Las características se vinculan con diferentes inmunovares que no producen protección cruzada en todos los casos. Esta particularidad condiciona el éxito de la prevención por vacunación según sea la cepa actuante en la zona.

Page clasificó las cepas con la técnica de aglutinación en placa demostrando que existían tres tipos a los que denominó A, B y C.

Kume fue más allá usando una técnica de Inhibición de la Hemoaglutinación. Partiendo de los tipos mencionados por Page describió dentro de A cuatro variedades: A1, A2, A3 y A4. En B solamente una (B1) y finalmente también cuatro en la caso de C (C1, C2, C3 y C4). La respuesta inmunitaria era particular y no en todos los casos se lograba la misma protección ni aún dentro del mismo serogrupo.

Sobre estas características volveremos al tratar la prevención de la afección. Pese a que en la literatura se citan aislamientos del agente partir de seres humanos en tres oportunidades, estas dejan dudas en la metodología por lo que no se considera importante desde el punto de vista de la salud pública.

El interés se centra entonces en las pérdidas de producción de huevos que ocasiona principalmente en aves comerciales o de reproducción. En el caso de las de carne el problema se centra en la disminución de la ganancia de peso, la desmejora en la conversión alimentaria y eventualmente por el aumento de decomiso en la planta de faena fundamentalmente cuando se complica con otros gérmenes oportunistas.

coriza infecciosa, el sitio avicola
 

¿Cómo es su presentación?

La afección se difunde principalmente por vía aerógena o por contaminación del alimento o el agua de bebida. Puede ingresar en un establecimiento por fómites como cartones de huevo, herramientas o equipos. Dentro de una granja sucede algo similar entre los diferentes galpones, cosa que se facilita por el hecho de coexistir edades diferentes.

La enfermedad se difunde más lentamente que otras afecciones respiratorias como por ejemplo la bronquitis infecciosa. Si bien los animales inoculados desarrollan síntomas en 48 – 72 horas, en los casos de campo puede demorar 2 – 3 semanas en afectar el galpón dependiendo del tipo de instalaciones (jaulas, tipo de bebederos y comederos).

Usualmente causa muy pocas bajas salvo en casos excepcionales pero sí afecta en forma
marcada la producción de huevos, la que puede disminuir desde un 10% hasta 50% en algunos casos. En ellos no se advierten alteraciones externas ni internas.

En países de nuestra región, en particular en explotaciones de tamaño medio, es común la presencia dentro del predio de diferentes lotes con distintas edades. El motivo es de producción, ya que para que ésta se mantenga en cantidad uniforme a lo largo del año es necesario contar con varias edades.

Esta condición lleva a la posibilidad de perpetuar la coriza infecciosa ya que se trata de una afección de aves portadoras. Las aves que pasaron por la enfermedad y superaron su etapa aguda, mantienen la bacteria en su tracto respiratorio aunque estén aparentemente sanas sin evidencia clínica pero en plena capacidad para difundirla a las aves susceptibles.

En esas condiciones es frecuente que el levante de las pollitas de reemplazo se realice dentro de la misma granja con lo cual se dan las condiciones perfectas para completar el ciclo de infección y perpetuarlo.

Otro hecho a considerar es que con frecuencia los síntomas clínicos y su repercusión en la producción tienden a reaparecer en el mismo lote, incluso en varias oportunidades, a lo largo de su vida.

coriza infecciosa, el sitio avicola
 

Coriza infecciosa en reproductoras pesadas y parrilleros

Todo lo dicho se aplica a las reproductoras. En ellas, como una mejor bioseguridad es una norma de aplicación imperiosa, se disminuye drásticamente el riego.

En el caso de la producción de carne de ave su presentación es poco frecuente. Ello se debe básicamente al sistema “todo adentro todo afuera” que es la regla en estas explotaciones. Pero los parrilleros son tan susceptibles a la enfermedad como las aves de otro tipo de producciones.

Debemos agregar aquí que las vacunaciones con germen vivo usadas para otras afecciones respiratorias se efectúan en forma masiva. Con la presencia de otras bacterias en el ambiente puede fácilmente complicar el cuadro con reacciones adversas exageradas.

Las pérdidas son tanto en la ganancia de peso como la conversión y es probable un aumento de los decomisos a la hora de la faena del lote por lesiones de aerosaculitis principalmente.

¿Qué observamos clínicamente?

La afección se caracteriza inicialmente por presentar un chasquido respiratorio similar a estornudos que se oyen con mayor facilidad durante la noche. Se acompaña de una disminución en el consumo de alimento.

Lo primero que podemos observar clínicamente es secreción en los ojos que hace que los párpados se peguen. Además el ojo se presenta alargado y existe un rascado del mismo por parte del ave.

Inmediatamente aparece un corrimiento nasal que comienza siendo seroso pudiendo ser uni o bilateral. Su aspecto cambia rápidamente principalmente cuando se agregan otros gérmenes.

Sobre la secreción en las narinas es común observar elementos del alimento que quedan adheridos formando una costra. Pasando una uña por la narina éstos se desprenden fácilmente y permiten observar el corrimiento que les dio origen.

En casos más avanzados se presenta inflamación con tumefacción de la cara y acúmulos de elementos serosos o pus en los senos infraorbitarios. Ello hace que casos más graves la presión que se ocasiona por masas de pus termina llevando a la pérdida del ojo.

En la literatura tradicional se llamaba a los animales presentando la deformidad de los senos infraorbitarios como “cabeza de búho” a la vez que se menciona la presencia de un “olor a coriza” que en lo personal no me consta.

También le interesaría

Coriza infecciosa: ¿una afección que regresa? - 2

Coriza infecciosa

Julio 2015

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books