ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Vitaminas y salud intestinal en avicultura

11 febrero 2016

Las vitaminas ya no deben ser consideradas importantes sólo para prevenir los signos de deficiencia, sino también para la optimización de la salud de las parvadas, incluyendo su salud intestinal. Artículo de Alfred Blanch, España

Vitaminas y salud intestinal en pollo
Las vitaminas se encuentran entre los aditivos alimentarios con una clara repercusión sobre la salud intestinal de las aves. Si bien el objetivo de la suplementación vitamínica de los piensos destinados a la producción avícola intensiva es cubrir las necesidades de las aves, con el fin de mejorar su eficiencia productiva, las vitaminas ya no deben ser consideradas importantes sólo para prevenir los signos de deficiencia, sino también para la optimización de la salud de las parvadas, incluyendo su salud intestinal.

El papel que la suplementación vitamínica en dietas avícolas juega en el mantenimiento del metabolismo y del estado sanitario de las aves ha sido motivo de numerosas investigaciones a lo largo de muchos años, siendo sobradamente reconocido entre los nutricionistas y veterinarios avícolas. Entre las afecciones que presenta un ave con algún déficit vitamínico en su dieta se encuentran trastornos nerviosos, distintos tipos de anemias, alteraciones del metabolismo proteico, dermatitis, raquitismo o hemorragias, entre otras.

Impacto de las vitaminas en la microflora intestinal

Sin embargo, además de estas dolencias claramente derivadas de la falta de vitaminas, se ha visto que los niveles de vitaminas exógenas en la dieta también afectan el equilibrio de la microflora intestinal y consecuentemente influyen directamente en la salud intestinal del ave. Luo y col. (2013) observaron que la diversidad bacteriana se ve significativamente menguada en el intestino de pollos de engorde alimentados a base de dietas con bajos niveles de vitaminas.

Además, demostraron que la suplementación vitamínica en la dieta es esencial para el desarrollo de las poblaciones de bacterias beneficiosas en el intestino.

Hoy en día, es bien sabido que la diversidad de la microflora intestinal desempeña un papel crucial en el desarrollo de las defensas del ave y en la elusión de infecciones a nivel intestinal. Así pues, ciertas deficiencias vitamínicas en la dieta de las aves podrían estar implicadas en la patogénesis de procesos gastrointestinales de índole diversa.

Otro ejemplo de la importancia de las vitaminas en la prevención de infecciones e inflamaciones intestinales es la vitamina D3. Recientes estudios (Lu y col., 2015) han puesto de manifiesto que la vitamina D3 activa (1,25 (OH)2D3), aparte de regular la homeostasis del calcio, es un potente inductor de síntesis de la β-defensina intestinal en pollos sometidos a antígenos de Escherichia coli.

La β-defensina es un péptido antimicrobiano producido por las células epiteliales de la mucosa.

Es importante señalar que los péptidos antimicrobianos o péptidos de defensa del huésped (HDPS, siglas en inglés) constituyen una de las principales armas del sistema inmune intestinal de las aves y mamíferos, jugando un papel primordial en el control de los cuadros infecciosos e inflamatorios a nivel digestivo.

Vitaminas y coccidiosis

Siguiendo en el marco de las infecciones intestinales, el nivel de ciertas vitaminas en la dieta de las aves también puede afectar a la prevención y al desarrollo de la coccidiosis aviar. Pérez-Carbajal y col. (2010) estudiaron el efecto del nivel de vitamina E en la dieta sobre la respuesta a la vacuna contra la coccidiosis en pollos que, tras ser vacunados, fueron infectados con una mezcla de distintas especies de Eimeria (Eimeria acervulina, Eimeria maxima, and Eimeria tenella). Los resultados de estas investigaciones permitieron concluir que niveles dietéticos de vitamina E superiores a los habitualmente recomendados, pueden desempeñar papeles complementarios en la respuesta inmune innata y humoral contra un desafío por Eimeria, mejorando potencialmente la eficacia y la respuesta de la vacuna frente a infecciones en campo.

Más recientemente, Wunderlich y col. (2014) han señalado que las vitaminas E y A de la dieta exhiben un papel protector contra el estrés oxidativo y las lesiones que se producen en el intestino de las aves infectadas con Eimeria. Como consecuencia de esta acción de las vitaminas E y A tras la vacunación contra coccidiosis, se evitarán ciertos problemas derivados de dicha vacunación como podría ser el desarrollo de cuadros relacionados con enteritis necrótica.

Innegablemente, en un futuro próximo, un conocimiento más profundo del uso de determinados aditivos alimentarios, como las vitaminas, en el pienso va a tener un mayor protagonismo en la prevención y en el abordaje de las afecciones intestinales en aves.

También le interesaría

Deficiencia de vitamina B2

Papel de los probióticos en la salud avícola

Febrero 2016

Fotos de Shutterstock

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books