ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Optimizando la productividad en la planta de incubación: calidad del huevo

07 julio 2016

La planta de incubación no puede mejorar la calidad del huevo que recibe sino solo conservarla, por lo tanto, se debe prestar atención y hacer esfuerzos para que siempre se reciba la mejor calidad. (Primera parte de una serie de cuatro artículos).

Artículo del Ing. Oscar Vásquez, Mpa (Master en Producción Avícola), Guatemala.

El objetivo una planta de incubación es la producción del mayor número de pollitos, de la mejor calidad y al menor costo posible (Valle, 2001), existen varios factores que afectan esta productividad, dentro de los cuales están:

1. Calidad del huevo
2. Sanidad de la planta
3. Condiciones de incubación
4. Mantenimiento preventivo
5. Uso eficiente de la energía

Calidad del huevo

Las plantas de incubación avícola dependen en gran medida de la calidad de huevo que reciben. La planta de incubación no puede mejorar la calidad del huevo que recibe sino solo conservarla, por lo tanto, se debe prestar atención y hacer esfuerzos para que siempre se reciba la mejor calidad, con el fin de mantener una buena productividad.

Los puntos más importantes a considerar en la evaluación de la calidad del huevo fértil son los siguientes:

Manejo
Sanidad del huevo
Fertilidad
Calidad del cascarón

Manejo

Temperatura

Para que los embriones permanezcan viables deben mantenerse en condiciones óptimas (Temperatura y humedad), el patrón de temperatura que deben seguir los huevos es descendente, desde la postura hasta el cuarto de almacenamiento, que debe estar entre 18-20 °C (65 – 68 °F) con una humedad entre 75 a 80 % (North y Bell, 1993), cuando se incuba debe proporcionárseles un incremento rápido de la temperatura hasta llegar a la temperatura de incubación (Martín, 2003).

Lo importante en este proceso es que los embriones no sufran incrementos y descensos de temperatura, un incremento por arriba de los 24 °C activa el desarrollo embrionario (North y Bell, 1993) si después desciende se produce mortalidad, la magnitud de esta muerte embrionaria varía según la magnitud de los aumentos y descensos, así como el tiempo que duren.

En la grafica mostrada a continuación (Figura 1) se observa un efecto no deseado, de incremento de temperatura.

Figura 1: Gráfica de temperatura de manejo no deseado

haga clic en la figura para ampliar

Haga clic en la figura para ampliar

Fuente: Vásquez, 2007

En la siguiente grafica (Figura 2) se muestra un patrón de temperatura aceptable, donde se tiene un buen manejo de la temperatura hasta la planta de incubación.

Figura 2: Gráfica de temperatura de manejo aceptable

haga clic en la figura para ampliar

Haga clic en la figura para ampliar

Fuente: Vásquez, 2007

Manipulación

La manipulación brusca de los huevos durante su recolección, almacenamiento y transporte puede provocar fisuras en la cáscara, esto afecta directamente en la productividad, ya que todo huevo fisurado que es colocado en la incubadora tiene altas posibilidades de morir.

Para monitorear este factor pueden realizarse muestreos semanales en la incubadora, determinando así el porcentaje de huevos fisurados. Debe establecerse un mínimo aceptable de este tipo de huevos, el cual dependerá de la edad de la reproductora. Aumentos significativos en el porcentaje de huevo fisurado y rotos son una alerta de mal manejo de huevo y se deben tomar acciones correctivas.

Tiempo de almacenamiento

“Cuando los huevos incubables se conservan a temperatura de 18.3 °C (65 °F), se detiene por completo el desarrollo embrionario. Sin embargo, disminuye la incubabilidad por cada día que los huevos están detenidos” (North y Bell, 1993)

Según North y Bell (1993) si los huevos se almacenan menos de 5 días no se afecta el porcentaje de nacimiento, al almacenarlos por más tiempo ocasiona disminución considerable la incubabilidad, aproximadamente un 2% por cada día adicional de almacenamiento. Cuanto más tiempo se desee almacenar, más se debe bajar la temperatura y aumentar la humedad relativa.

El tiempo de almacenamiento óptimo depende de la edad de la parvada reproductora; a continuación se detalla el tiempo óptimo de almacenamiento recomendado:

Fase del huevoEdad de la reproductora
(semanas)
Tiempo óptimo
de almacén
Fase I 25 a 33 4 a 5 días
Fase II 34 a 50 3 a 4 días
Fase III 51 en adelante 1 a 3 días

Sanidad del huevo

Aunque el huevo tiene un sistema efectivo de defensa por medio de sus membranas, este puede ser vencido cuando la carga es demasiado alta, según Gentry (1973), un huevo limpio tiene en promedio 10,000 colonias de bacterias y un huevo sucio puede tener hasta 200,000 colonias, por lo tanto, la única manera de reducir esta carga bacteriana es realizando una desinfección inmediatamente después de la ovoposición (North y Bell, 1993).

La desinfección debe efectuarse en la granja, lo más pronto posible después de ser puesto el huevo, pues la alta temperatura del huevo al ser puesto hace que por un momento los poros estén más abiertos, y al enfriarse estos se cierran quedando los microorganismos en su interior y haciendo difícil su desinfección posterior.

Generalmente los huevos que presentan mayor contaminación son los huevos provenientes de reproductoras muy jóvenes y las de aves viejas, esto por razones diferentes, las primeras porque es común que al inicio de la postura una gran cantidad de aves ovipositen en el piso y se envíe este huevo a la planta, y las segundas porque la cáscara de las aves viejas es más delgada.

Es normal que se acepte algún grado de contaminación, que va de un 0.5 % hasta un 1% para huevos de reproductoras de fase III, sin embargo, un mayor número de huevos contaminados es inaceptable porque afecta directamente en la productividad. La determinación de este porcentaje de contaminado se determina con un análisis semanal de residuos y de laboratorio.

Los microorganismos más comunes que suelen contaminar los huevos y que tienen efecto negativo sobre la incubabilidad son: Proteus mirabilis, Staphyloccus aureus, Streptococcus spp., Escherichia coli, Enterobacter aerognes y Pseudomona spp. (Valle, 2001).

Fertilidad

La capacidad de las hembras de producir huevos fértiles depende de los factores de manejo en la granja reproductora, y dentro de éstos factores la fertilidad y capacidad de cópula de macho juega un papel muy importante (North y Bell, 1993). El proceso de incubación no afecta la fertilidad, y aunque generalmente a las plantas de incubación se les mide por el porcentaje de nacimiento sobre el total de huevos incubados, el verdadero rendimiento debe medirse por el nacimiento sobre fértiles, porque cuando se reciben huevos de baja fertilidad éstos producirán un porcentaje bajo de nacimiento, aunque el proceso de incubación sea óptimo.

Lo más recomendable para medir la eficiencia es el porcentaje de nacimiento sobre fértiles, este porcentaje indica cual fue el porcentaje de pollitos que nacieron de los huevos fértiles y elimina el efecto de los infértiles, la formula para calcularlo es:

NSF= % de nacimiento sobre fértiles

Aplicando esta fómula por ejemplo: si se obtiene un porcentaje de nacimiento sobre huevos totales de 66.5 pero los huevos que se incubaron tenían solo 70 de fertilidad, el % de nacimiento sobre fértiles es 95.

Se considera que un porcentaje mayor a 88% de nacimiento sobre fértiles es aceptable, y un 95% es ideal, en general una buena planta debe estar en este rango, un promedio de 92% es aceptable.

Calidad del cascarón

La calidad del cascarón (cáscara) tiene incidencia sobre la incubabilidad (North y Bell, 1993). Generalmente la calidad del cascarón se deteriora a medida que la reproductora aumenta de edad, esto se debe básicamente a que, con la edad, el tamaño del huevo aumenta, se reducen las reversas de este calcio y el metabolismo de las aves para procesarlo. Para coadyuvar en esta situación las reproductoras deben ser alimentadas una ración balanceada.

Se deben realizar monitoreos periódicos de la calidad del cascarón, este monitoreo se puede realizar por medio de la determinación de la densidad especifica de los huevos, porque está directamente relacionada con la calidad de la cáscara, se considera que una densidad promedio mayor o igual a 1.080 es indicativo de una buena calidad (North y Bell, 1993).

Bibliografía

1. Biosentry. 1999. Manual de sanidad para plantas de incubación. Biosentry, Inc. Georgia USA. 34p.
2. Cobb-Vantres Inc. 2002. Guía de manejo de la planta incubadoras. USA, 33p.
3. Gentry F. 1973. Higiene y manejo del huevo para incubar. Wiley laboratory. Pensylvania, U.S.A. p (40-51)
4. Martín S. 2003. Informe de Auditoria a Planta de incubación ARECA, Guatemala, Guatemala. 7p.
5. Mauldin J. y Wilson J. 1991. Doce componentes de un buen programa de sanidad en la incubadora. Avicultura profesional, Vol. 9, n. 2, Georgia, USA. p. 64-66.
6. Meijerhof, R. 2003. Embryo temperature – the new tool? Hybro BV, Boxmerr. 3p.
7. Miles, R. 1993. Gravedad específica del huevo - establecimiento de un programa de verificación. Asociación americana de la soya. México. 6p.
8. Nilipour, A. 1998. El arte de incubación. Grupo MELO, S.A. Panamá, 16p.
9. North M., Bell D. 1993. Manual de producción Avícola. Trad. Por Martínez H. 3era. Edición. México, D.F. Ed. El Manual Moderno. 829 p.
10. Salazar, A. 2000. Embriones de alta conformación y pequeños ajustes de incubación. Chick Master internacional, USA, 7p.
11. Salazar, A. 2006. Manejo del CO2 en incubadoras multi-etapas. Chick Master internacional. Congreso Latino Americano de Avicultura. El Salvador. Presentación.
12. Thaxton, J. 1995. Hatchery manual, Misssissippi State University, Departament of Poultry Science, USA. 20p.
13. Torres, B. 2005. Mantenimiento preventivo, clave exitosa, Chick Master Internacional. Presentación.
14. Valle R. 2001. Manejo de huevos fértiles. in Seminario tecnológico de incubación. Guatemala, Guatemala. Chick Master International Inc. p. s.n.
15. Vásquez O. 2000. Procedimientos de la planta de incubación, ARECA. Guatemala. 28 p. 

También le interesaría

Desarrollo embrionario, día a día 

Julio 2016

Fotos de Shutterstock

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books