ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Enfermedades de avicultura de traspatio: parte 1 - micoplasmosis

22 mayo 2013

Una guía práctica de signos, prevención y tratamiento de enfermedades avícolas causadas por micoplasmas, de Victoria Roberts, BVSc MRCVS.

Antecedentes de la enfermedad

El micoplasma en avicultura no es una enfermedad nueva. Libros antiguos mencionan síntomas similares desde hace unos 100 años, pero generalmente se llama roup (en inglés) o un resfriado común. Como tratamiento solo se solía emplear el sacrificio.

La enfermedad adquirió el nombre micoplasma cuando se descubrió el agente causal. Afecta principalmente el sistema respiratorio de las aves y la enfermedad puede ser cada vez más frecuente, se difunde con mucho traslado de aves, o puede ser que escuchamos más sobre ella porque tenemos mejores comunicaciones.

El período de incubación antes que aparezcan los signos clínicos pueden ser de tan solo unos días - es muy contagiosa. Parece que se desarrolla en el ave cuando están presentes otros patógenos, tal como E. coli o bronquitis infecciosa (la BI es ahora sin duda más común en parvadas criadas al aire libre) o si las aves están estresadas o débiles. Los factores debilitantes incluyen deficiencia nutricional, excesivo amoníaco y polvo en el ambiente, así como factores estresantes como cambios en la jerarquía o exposiciones.


Imagen 1. Cabeza normal de un pavo (nótese la apariencia un poco hundida): hembra Bourbon Roja

Causas y signos clínicos

El organismo no es una bacteria ni un virus en tamaño, pero parcialmente entre los dos, no tiene pared celular sí una membrana de plasma. Cuatro de las 17 especies conocidas de micoplasma son patógenas en aves de corral:

Mycoplasma gallisepticum: los signos pueden incluir ojos espumosos, estornudos, secreción nasal, párpados y senos nasales hinchados, menor producción de huevos y jadeo en pollos, pavos y faisanes, senos nasales hinchados en aves acuáticas. Esta especie es la principal culpable en parvadas criadas en traspatio.

Mycoplasma synoviae: los signos incluyen articulaciones hinchadas y calientes en pollos y pavos, y/o signos respiratorios igual que en la especie anterior.

Mycoplasma meleagridis: los signos se manifiestan en un crecimiento deficiente en pavitos, y en una menor tasa de incubación en pavos reproductores.

Mycoplasma iowae: los signos incluyen menor tasa de incubación en pavos reproductores, y piernas torcidas en los pavitos.

Cuando la descarga nasal es evidente, las plumas se manchan con ella, ya que el ave intenta limpiarse los ojos y las fosas nasales. Hay un olor especial dulce, asociado con esta descarga que para una nariz sensible es inmediatamente evidente al entrar al galpón.


Imagen 2. Cabeza normal de un pollo: hembra Australorp

Transmisión

La secreción nasal y las temperaturas frescas tienden a proteger el organismo, por lo que cualquier estornudo depositará gotitas de la descarga que permanecerán siendo contagiosas durante varios días. La transmisión también es a través del huevo, además de la ropa y manos del personal que atiende a las aves.


Imagen 3. Pavo Nebraskan Manchado con micoplasma. Nótese los senos nasales hinchados (flecha)

Impacto Económico

Reduce la producción de huevos y la ganancia de peso en pollos, pavos, aves acuáticas y faisanes.

Diagnóstico

El diagnóstico se hace con los signos clínicos, ver arriba.

Tratamiento

El tratamiento con antibiótico apropiado no cura totalmente la enfermedad pero la reducirá a un nivel bajo, tolerable.

Los antibióticos que se inyectan en el músculo pueden dañar ese músculo, que en un ave para carne es desastroso, pero para aves de traspatio o aves tipo hobby que no entran en la cadena alimentaria, realmente no es un problema.


Imagen 4. Articulación hinchada debido a micoplasma

Prevención

• Mantener el estrés al mínimo o si un factor estresante como una exposición es inminente, dar suplementos vitamínicos. Hay varios productos útiles en el mercado que contienen probióticos y/o vitaminas, que se administran en el agua.
• Use un desinfectante adecuado tanto para las casetas como para el equipo.
• Mantenga bajos los niveles de polvo y amoníaco. El amoníaco paraliza los pequeños vellos que actúan como escalera para mover el moco normal hasta la tráquea antes de que lo trague.
• Provea alimentos balanceados comerciales de alta calidad para la etapa de crecimiento y adecuado para la especie de ave.
• Monitorear los cambios de clima y tomar medidas para reducir al mínimo cualquier efecto.
• Cuando se atiende la parvada, se debe empezar por los más pequeños al comienzo del día (es decir, con ropa limpia).
• Bien sea ponga en cuarentena la nueva parvada durante dos o tres semanas o inyéctele el antibiótico apropiado, tan pronto como se obtienen las aves, si ha habido micoplasma en su parvada.
• Algunos criadores muy responsables inyectan los animales que venden y advierten a los compradores del riesgo de la enfermedad.
• No compre en subastas.
• Si la parvada adulta se mantiene sin síntomas, se reduce el riesgo de pasar el micoplasma al huevo.
• Si la parvada joven está expuesta a una ataque leve de micoplasma, ella adquirirá cierta inmunidad con la condición, si no están presentes otros patógenos (tal como E. coli).
• Bioseguridad.


Imagen 5. Orpington Blanco con senos nasales severamente hinchados y descarga nasal

Vacunas

Existe una vacuna contra el micoplasma pero se recomienda no utilizarla en pollos reproductores. Esto parece ser porque los fabricantes no saben durante cuánto tiempo es efectiva la vacuna.

Con vigilancia, se puede mantener el micoplasma en un nivel bajo en parvadas de traspatio, incrementando así el bienestar de las aves.

Lea más

La segunda parte trata con la enfermedad de Marek y se puede leer al hacer clic aquí.

La tercera parte de la serie toca el tema de la coccidiosis y se puede leer haciendo clic aquí.

La cuarta parte de la serie toca el tema de los parásitos externos y se puede leer al hacer clic aquí

La quinta parte toca el tema de los parásitos externos y se encuentra al hacer clic aquí.

Vea la sexta parte de esta serie, que trata con influenza aviar y enfermedad de Newcastle, haciendo clic aquí.

Lea la séptima parte, sobre enfermedades respiratorias, haciendo clic aquí. 

Lea la octava parte de esta serie, sobre reproducción e incubacion, haciendo clic aquí.

La novena, y última, parte de esta serie, sobre problemas de reproducción y producción de huevo, se encuentra al hacer clic aquí

Mayo 2013


Copyright © NADIS 2007

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books